Ruletas

Isabel Bonig intentará demostrar que se lava todas las mañanas con agua bendita; César Sánchez, contrarrestando a la anterior –siempre Alicante versus Valencia–, se venderá como lugarteniente del líder nacional Casado –uniendo sus suertes–; Luis Barcala, el más inteligente don Tancredo que haya podido tener la capital alicantina, demostrándose gestor por encima de político.

El péndulo

Vox se frota ojos y oídos viéndolas clamar eslóganes mientras bailan cánticos contra el macho; sabe la ultraderecha que todavía queda mucho hombre sin educar en el progreso de una sociedad avanzada y mujeres que están a gusto con su feliz yunta y descendencia, no habiendo escuchado insulto, ni mucho menos roce físico.