Haz que pase… y no vuelva

Para cualquier demócrata, Vox, al igual que Podemos y cualquier otro partido del abanico ideológico, tiene todo el derecho del mundo a actuar con absoluta libertad siempre que en sus comportamientos se respeten las reglas de juego democráticas establecidas y cumplan las sentencias de los tribunales, justo lo que no hacen los secesionistas totalitarios.

Ruletas

Isabel Bonig intentará demostrar que se lava todas las mañanas con agua bendita; César Sánchez, contrarrestando a la anterior –siempre Alicante versus Valencia–, se venderá como lugarteniente del líder nacional Casado –uniendo sus suertes–; Luis Barcala, el más inteligente don Tancredo que haya podido tener la capital alicantina, demostrándose gestor por encima de político.

‘Van Gogh, a las puertas de la eternidad’: La cordura del genio incomprendido

No me sorprende para nada el que Julian Schnabel consiguiese una interpretación tan camaleónica del protagonista, ya que es un gran director de actores. Pero aún menos me inquieta que Willem Dafoe cree una absoluta metamorfosis con el personaje que interpreta.

Equilibrismos electorales

El prófugo ex President busca imponer el bloqueo (cuanto peor, mejor) en un Congreso sin mayorías (impone a sus fieles, entre ellos Rull, Turull y Sánchez, procesados por el Supremo) y busca la polémica institucional sabiendo que él no podrá ser eurodiputado sin venir a España.