Verdades a medias y mentiras completas

En las próximas elecciones nos jugamos volver a la España nacionalcatólica, al imperio del capital y a los fondos buitre como gestores de las pensiones y de los centros de salud en los que los ancianos pasan media vida esperando pruebas médicas y recetas para males tan irremediables.

Lo de los catalanes viene de lejos

Dicen los expertos en traumas vitales y en situaciones conflictivas que tres mudanzas de casa equivalen a sufrir un incendio. En mi azarosa y ruinosa existencia —a la vista de los resultados— he cambiado de domicilio más de treinta veces. No conservo ni un papel, absolutamente de nada.