Desmantelan seis plantaciones «indoor» con 2.181 plantas de marihuana

Se han detenido un total de 13 personas componentes del grupo criminal desarticulado decretándose el ingreso en prisión provisional para seis de ellos

Tras 11 registros domiciliarios, se han desmantelado seis plantaciones de marihuana y se han intervenido un total de 2.181 plantas, además de 16.620 euros en efectivo, 3 vehículos, 300 gramos de speed, 6 gramos de cristal y gran cantidad de útiles e instalaciones para el cultivo indoor de marihuana

El grupo criminal alquiló viviendas aisladas en las que ubicar las plantaciones de marihuana en los términos municipales de las localidades alicantinas de Elche, Tibi y La Romana, y Calasparra y Cartagena de la provincia de Murcia

Agentes de la Policía Nacional de la comisarías de Elche y Lorca, han desmantelado simultáneamente seis plantaciones «indoor» de marihuana con un total de 2.181 plantas intervenidas, consiguiendo detener a los trece miembros del grupo criminal desarticulado, actuando coordinadamente en casas de campo ubicadas en distintos puntos de las provincias de Alicante y Murcia, resultando seis los principales investigados ingresados en prisión provisional sin fianza.

Se han detenido un total de 13 personas componentes del grupo criminal desarticulado decretándose el ingreso en prisión provisional para seis de ellos

Varios meses de investigación conjunta son los que las unidades de la Policía Nacional pertenecientes a las comisarías de Elche (Alicante) y Lorca (Murcia), han precisado para culminar la operación puesta en marcha a raíz de la información de la que disponían, sobre la posible existencia de diversas plantaciones de marihuana ubicadas en el interior de casas de campo de ambas provincias y que gestionaba, presuntamente, un mismo grupo organizado compuesto por personas de nacionalidad albanesa, procedentes de Italia principalmente, y española.

De este modo, tras varios meses de investigación, dadas las continuas medidas de seguridad y contravigilancia desplegadas por los investigados, tendentes a detectar la posible presencia policial, los agentes averiguaron que este grupo organizado, estaba dirigido por un individuo de nacionalidad española desde Alicante.

Reparto de funciones del entramado criminal

Según continuó revelando el curso de la investigación, al parecer, el grupo criminal se componía de varios escalones perfectamente coordinados, siendo el punto de partida, alquilar viviendas aisladas en zonas rurales principalmente, donde ubicar las plantaciones, empleando para ello instalaciones de maquinaria realizadas de manera profesional, usando un sofisticado aparataje a fin de aumentar el rendimientos de las plantaciones.

Así las cosas, mientras que un primer escalón se encargaba de localizar las viviendas a alquilar, un segundo escalón las alquilaban utilizando para ello documentación falsa aportada por los miembros albaneses. Seguidamente, un tercer escalón compuesto por los miembros con conocimientos técnicos necesarios, se encargaba del montaje de las plantaciones, encargándose por último un cuarto escalón del entramado, del corte y secado de las plantas para su posterior transporte, presumiblemente fuera de España, donde esta sustancia estupefacientes puede llegar incluso a duplicar o triplicar su valor en el mercado ilícito.

Registros en viviendas con fuertes medidas de seguridad

Finalmente, los investigadores, consiguieron localizar un total de once viviendas, repartidas a lo largo de toda la geografía alicantina y murciana, seis de ellas en las que se ubicaban las plantaciones, y otras que utilizaban como «casas de seguridad», donde se alojaban los principales implicados y escondían el dinero procedente de las ganancias derivadas de la ilícita actividad y que estaban custodiadas por los miembros del grupo criminal, con fuertes medidas de seguridad ante posibles robos cometidos por grupos criminales rivales, así como para evitar su detección.

En la fase de explotación de la operación, se detuvieron a los 13 implicados en los hechos, uno de los cuales fue localizado y detenido en la provincia de Lérida, y se practicaron 11 registros domiciliarios en viviendas ubicadas en las localidades alicantinas de Elche, La Romana, Albatera, Tibi y Alicante, y murcianas de Calasparra, Lorca, Cartagena, La Unión y Los Urrutias.

A los arrestados, se les imputaron los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos, de entre 19 y 65 años de edad, de nacionalidades Albana y Española, fueron puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de guardia de las localidades donde fueron arrestados, entendiendo de la causa el Juzgado de Instrucción número Dos de Elche, decretándose el ingreso en prisión provisional sin fianza para seis de los arrestados.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: