Los médicos aplazan la huelga a primavera ante el colapso sanitario actual

El sindicato médico ha acordado posponer los paros para evitar perjudicar a los pacientes, debido a la saturación que hay en los centros de salud y hospitales de la Comunidad Valenciana tras las navidades

El sindicato médico CESM-CV ha anunciado que la huelga convocada para los días 17 y 18 de enero se aplaza a la primavera, para evitar agravar la situación de colapso en la que se encuentra en estos momentos la atención sanitaria en la Comunitat.

Manifiestan que “conscientes de la situación epidemiológica actual y de la actual sobrecarga del sistema sanitario», han considerado posponer las jornadas de paro para no perjudicar a las personas que necesitan una atención sanitaria urgente. Los representantes sindicales mantienen su intención de parar la actividad, y denuncian que es «totalmente inaceptable e inasumible» la propuesta que les ha trasladado la Conselleria de Sanidad para desconvocar la huelga. Lamentan que esas propuestas están «plagada de vaguedades y sin concreción alguna», por lo que emplazan a conselleria a presentar un nuevo documento «serio y contenido» para evitar el conflicto laboral.

El sindicato médico ha acordado posponer los paros para evitar perjudicar a los pacientes, debido a la saturación que hay en los centros de salud y hospitales de la Comunidad Valenciana tras las navidades

Desde el sindicato médico han propuesto un nuevo calendario de jornadas de huelga para los días 6 de marzo, 3 de abril y 8 de mayo, es decir, los primeros lunes de cada mes, así como concentraciones entre las 8.30 y 9.30 horas en los centros hospitalarios y de Atención Primaria para los días 15 y 22 de febrero y 1 de marzo.

El sindicato médico confía en poder abrir una nueva ronda negociadora tras la reunión de más de tres horas mantenida este jueves con representantes de la conselleria de Sanidad.

El secretario general del Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM-CV), Víctor Pedrera, ha comunicado a este diario que el conseller Miguel Mínguez se ha comprometido «a tomar las riendas de la negociación». El dirigente sindical confía en que al ser el conceller un médico de profesión «empatice y entienda nuestra situación y las negociaciones puedan llegar a buen puerto».

Fuga de médicos de la sanidad pública a clínicas privadas por falta de incentivos

Pedrera ha insistido en que, con la huelga, los médicos no quieren contribuir al caos, sino «visibilizarlo» y a exigir a la Administración que «no mire para otro lado». Ha subrayado que este paro «no va contra el paciente» sino que, por el contrario, solo busca mejorar el sistema. De hecho, señala que el 90% de sus reivindicaciones van dirigidas a mejorar la calidad asistencial y las mejoras retributivas están al final.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: