Actualidad Comunidad Valenciana

El Consell aprueba la tasa turística, municipal y con moratoria de 1 año

La ley que crea el impuesto valenciano sobre estancias turísticas, que podrán aplicar los ayuntamientos de forma voluntaria en una horquilla de entre medio y dos euros según el tipo de alojamiento y que entrará en vigor un año después de que se publique en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, será aprobada HOY JUEVES

Esta tasa turística oscila entre el medio euro al día para estancias en cámpines, hostales, pensiones, apartamentos turísticos estándar y casas rurales de hasta tres estrellas, y los dos euros de hoteles a partir de cuatro estrellas superior.

Los ingresos que se obtengan por este tributo indirecto propio se destinarán íntegramente, según la norma, a inversiones y gastos vinculados a la promoción, impulso, protección, fomento y desarrollo del turismo sostenible en la Comunitat Valenciana, como la mejora de servicios o políticas de acceso a la vivienda afectados por la afluencia turística.

La ley contempla exenciones para los menores de 16 años, las personas con una discapacidad del 66 % o más, los programas sociales subvencionados por las Administraciones, los congresos científicos o las competiciones deportivas oficiales.

El Botànic ha defendido que esta ley equipara a la Comunitat Valenciana con lo que ya aplican 21 de los 30 países de la Unión Europea y da un instrumento a los ayuntamientos para que lo apliquen si así lo consideren, mientras que la oposición ha insistido en su «no rotundo» a un nuevo impuesto fruto de la «turismofobia» y el PP la derogará si gobierna la próxima legislatura.

Desde la oposición, el diputado del PP Manuel Pérez Fenoll ha afirmado que se consuma un «disparate» que su partido derogará cuando presida la Generalitat y ha guardado cinco segundos de silencio por el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, de quien ha dicho que debería dimitir tras haber sido «vilipendiado» y «maltratado» por su partido, el PSPV.

A su juicio, Compromís y Unides Podem han «impuesto su odio al turismo» y el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha aceptado el «nuevo impuesto para dormir» con el fin de seguir en el cargo; ha opinado que esta norma «no solo castiga» a los turistas que visitan la Comunitat, sino a las empresa, y «penaliza» a quienes trabajan dentro de la ley.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: