Un clavo ardiendo, artículo de opinión de Jorge Cremades

Estos Presupuestos, que no renuncian a ningún gasto superfluo y contemplan que la partida de Defensa se incremente un 25% a pesar de las reticencias de Podemos, apuestan por que las pensiones suban un 8´5% para salvar el poder adquisitivo

Ante los malos augurios demoscópicos para los partidos del Gobierno de coalición, Pedro Sánchez se agarra al clavo ardiendo de sus últimos Presupuestos de la Legislatura para intentar cambiar la tendencia de los sondeos, aprobando unas cuentas que baten todos los records en gasto, especialmente en gasto social, pero que, desde ya, al día siguiente de ser aprobadas ya son cuestionadas por los expertos, con el Banco de España a la cabeza que, de entrada, no comparte las previsiones de crecimiento económico del 2´1% que, ya a la baja, hace el Gobierno, para rebajarlo al 1´4%, por lo que de entrada pone en duda la viabilidad de las mismas, entre otras cosas, de subir las pensiones un 8´5% porque «no es el momento», cuando el sistema vigente ya es claramente insostenible, mientras el PP, que, no obstante se decanta por aprobar semejante subida (el colectivo de los pensionistas es un plato apetitoso, electoralmente hablando), plantea que, en todo caso, se pacte que las pensiones altas suban menos que el IPC y sugiere un «pacto de rentas» mientras califica los Presupuestos de «electoralistas», que, obviamente lo son, mientras el Gobierno los califica de «sociales» que, obviamente, también lo son, aunque la cuestión no es si son electoralistas o sociales, sino si son viables o no, ya que, si las previsiones de ingreso no se ajustan a la realidad es obvio que las previsiones de gasto no podrán consolidarse salvo que lo hagan con un mayor endeudamiento de España ya que a diferencia de la crisis anterior en que la UE exigía ajustar las cuentas a la realidad en esta ocasión permite un endeudamiento que entonces no era posible, lo que supone evidentemente en el mejor de los casos pan para hoy y hambre para mañana. ç

En todo caso, estos Presupuestos, que no renuncian a ningún gasto superfluo y contemplan que la partida de Defensa se incremente un 25% a pesar de las reticencias de Podemos, apuestan por que las pensiones suban un 8´5% para salvar el poder adquisitivo, por que se amplíe la prestación del paro, la ayuda por hijo y el transporte gratis…..en definitiva, un Presupuesto para un año electoral que ignora la crisis y la cruda realidad que estamos viviendo; unas cuentas pactadas por el Gobierno de coalición que disparan el gasto público con guiños indiscutibles a pensionistas, funcionarios y parados, confiando en unos ingresos record impulsados por la inflación en plena previsión de menor crecimiento económico.

Por tanto, mientras podamos seguir soñando, soñemos con esa subida histórica del 8´5% de las pensiones, que costará a las arcas públicas 17.000 millones; con esos 100 euros al mes a las madres trabajadoras por cada hijo menor de tres años; con que los 300.000 parados de larga duración se beneficien de la subida de la prestación del 50 al 60% de la base reguladora; con los 700 millones para ampliar a todo el 2023 la gratuidad de los abonos de cercanías y trenes de media distancia; con los 200 millones para prorrogar el bono joven de 250 euros mensuales para facilitar el acceso al alquiler de vivienda; o con la subida de salarios del 3´5% en total de los 2´7 millones de empleados públicos este año más lo que pueda subir el año próximo…

Sólo un problema a todo esto: ¿cómo vamos a pagar los españoles la factura de ese gasto record previsto en plena época de crisis? Esperemos que cuando despertemos del sueño, no tengamos pesadillas, pero, para entonces ya se habrán celebrado elecciones locales, autonómicas y generales….y Sánchez ya sabrá si le ha servido de algo agarrarse a este clavo ardiendo presupuestario.

De momento, por si el clavo ardiendo quemara al sanchismo, los barones socialistas se preparan para un posible relevo de Sánchez, pues los líderes territoriales del PSOE dan por hecho que las autonómicas de mayo examinarán su «liderazgo» y que las próximas generales «señalarán la alternativa» si finalmente se cumplen los pronósticos. No obstante, no debieran desdeñar la capacidad de aguante en situaciones difíciles que tiene el Presidente, demostrando que es capaz de aliarse con el diablo si fuera preciso antes de ver perjudicados sus intereses personales y, de momento, en esta España subvencionada él apuesta en los Presupuestos por los sectores que suponen verdaderas canteras de votos, como son los pensionistas, los funcionarios o los parados cuando, por cierto, el paro ha subido, por tercer mes consecutivo, en septiembre en 18.000 personas más aunque el empleo siga al alza, en plena detección de fraudes en los contratos fijos discontinuos cuando deberían ser indefinidos.

Unos Presupuestos con gasto record pactados por Pedro Sánchez con Yolanda Díaz, tras relegar a Podemos en la negociación y no aceptar sus exigencias, que prevén incrementos notables en la recaudación de todos los impuestos y muy especialmente en el de Rentas e IVA, y que oculta a su socio el aumento del 25% de gasto en Defensa, lo que ha provocado una polémica con Podemos, otra más, al extremo de que Echenique manifiesta que «es una vergüenza, pero no romperemos» mientras los ministros socialistas dicen que los podemitas sí estaban al tanto del asunto y mientras Garamendi, el Presidente de la CEOE, los cuestiona porque «las cuentas no están ajustadas, hay que hablar de gastos», se muestra especialmente preocupado por el déficit público y carga contra el proyecto de Díaz ya que «Más que Sumar resta, más que escuchar quiere que la escuchemos».

Unos Presupuestos que cifran la «factura social» en 266.700 millones de euros, cuando se prevé una profunda desaceleración económica, en los que el gasto social alcanza el 58´5% del total y sobre los que Podemos acusa de «deslealtad» al PSOE por el incremento en Defensa e incluso hace el amago de romper, como paripé electoralista, dando la sensación de desmarcarse una vez más (aunque siga en el Gobierno) de aquellas cuestiones que les son más incómodas de vender. Y mientras PSOE y Podemos intentan transmitir una imagen de estabilidad no exenta de tensiones internas, Feijóo cree que los Presupuestos son «antisociales» por no bajar impuestos, lo que no se entiende salvo que el líder del PP se refiera a la inviabilidad de los mismos, mientras Sánchez ya se prepara para la negociación próxima con quienes le apoyan, teniendo el camino llano con PNV y Bildu, y muy difícil con ERC.

Por otro lado, el Gobierno sube el salario de los funcionarios un 7´5% en tres años pero CSIF no se suma al acuerdo, mientras el Ministerio de Hacienda saca adelante su propuesta con el respaldo de CCOO y UGT, pues el sindicato de la Función Pública acusa al Ejecutivo de «adornar» las cifras, con lo que el Gobierno fija un pacto salarial público sólo con los sindicatos afines. Entretanto, al margen de cuestiones económicas, una fuga de información en Defensa compromete la seguridad del desfile del 12-O al haber colgado en canales abiertos un documento que no sólo incluye planos y horarios del evento, sino también teléfonos móviles y correos electrónicos de tres jefes militares en plena situación crítica que vivimos a nivel defensivo en Europa, mientras Alemania quiere que España forme parte del escudo antimisiles que abandera Scholz, con quien Sánchez, en la cumbre hispanoalemana celebrada en La Coruña presiona a Macron por la interconexión energética en Europa, reclamándole ambos al francés que desbloquee el MidCat para que esté listo en 2025, mientras eluden la polémica del escudo antimisiles después de que desde Alemania digan que ya lo han tratado con España y Sánchez lo niegue rotundamente. ¿Quién miente? Además Sánchez, en dicha cumbre, aunque exhibe con Scholz sintonía, hay discrepancias, pues reprocha a Scholz su plan de rescate masivo y le avisa de que las ayudas por 200.000 millones para combatir la inflación amenazan la unidad del mercado europeo.

Y mientras se genera malestar en el CGPJ por el relevo de Lesmes sin que intervenga el Pleno, pues varios vocales cuestionan que tras su anunciada dimisión el cambio se haga automáticamente, revienta el diálogo para renovar el Constitucional, pues los conservadores del CGPJ sabotean el proceso al que les obliga la ley, mientras el Gobierno busca «alternativas» que reúnan los doce votos necesarios para designar a los dos magistrados del TC….y es que los vocales del Poder Judicial descartan el consenso y ponen en bandeja a Lesmes su dimisión, coincidiendo en que no habrá un «acuerdo inmediato» para renovar ya el TC, con lo que el sector progresista da por terminada la negociación y explorará «otras vías». Y a este descalabro del Poder Judicial, se añade, en otro orden de cosas, el demoledor informe de Educación de la OCDE, según el cual, el 28% de los jóvenes españoles no pasa de la ESO, es decir dos veces la media del organismo internacional, ya que sólo Turquía y Méjico tienen más jóvenes poco cualificados que España, donde casi un tercio de los jóvenes no acaba Bachillerato ni FP con lo que al final España tiene el doble de jóvenes poco cualificados que la media de la OCDE, siendo éstos los que en su día habrán de afrontar el excesivo endeudamiento de nuestro país. Y es que hay asuntos, como la Educación, la Sanidad o el Sistema de Pensiones, que exceden el ámbito de un partido político ya que, sí o sí, deberían ser consensuados por una inmensa mayoría parlamentaria y no estar pendientes del partido de Gobierno de turno para imponer, aunque sea por la mínima, sus caprichosas ocurrencias al respecto o hacer un uso electoralista oportunista de los mismos.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que, según la asamblea anual del Instituto de la Empresa Familiar, celebrada en Cáceres, las empresas familiares empeoran su visión sobre las perspectivas económicas; que Aragonés alienta la ruptura con Junts al dar portazo a sus demandas y Junts lanza dividido su boicot para romper el Govern con ERC, tras desdeñar el President la última propuesta postconvergente; que muere a los 82 años de edad el famoso periodista Jesús Quintero; que los delitos de homofobia se disparan un 70% en España en un año; que España es el segundo país de Europa en trastornos de la salud mental; que se inicia el juicio por el trágico accidente del Alvia en 2013 y el padre de una víctima agrede al ex jefe de seguridad de Adif en el juzgado, mientras los familiares de las víctimas dicen que «ocultan la verdad»; que la Ley de Memoria se aprueba con escaso consenso y una larga tramitación; que Feijóo pretende llevar «al centro» al PP vasco y catalán, pretendiendo Génova renovar liderazgos y mensajes tras las municipales para ajustarlos al modelo del partido en Galicia, mientras el PSOE aspira a crecer en Cataluña por la crisis de Esquerra con Junts, pero teme en País Vasco, como en otras CCAA, el «efecto Sánchez»; que varios ministro evitaron recibir las denuncias sobre enchufismo en la Embajada aunque personal de la Cancillería en EEUU intentó contactar con hasta seis miembros del Gobierno para informar de su situación laboral y de anomalías en la contratación; y que el Gobierno cambia los Estatutos de RTVE para dar plenos poderes a su presidenta, desencadenando una movilización en el Ente Público ante el «golpe partidista» del Ejecutivo para apuntalar a la presidenta, pues sindicatos, como UGT, muestran su «repulsa» por el decreto que otorga plenos poderes a Elena Sánchez.

En cuanto al exterior, cabe citar que Corea del Norte lanza un misil sobre Japón y Tokio pide a sus ciudadanos que se refugien «bajo tierra»; que Sholz, el canciller alemán, dice que «hay que recortar los beneficios excesivos para abaratar la energía»; que Truss cede ante su partido y los mercados al retirar la rebaja fiscal a los ricos, con lo que la primera ministra británica corrige en sólo diez días su plan estrella claudicando en su promesa clave; que Lula da Silva y Bolsonaro tienen un mes para seducir al abstencionista, mientras el fiasco de los sondeos da alas a Bolsonaro, quien confía en las áreas más pobladas y ricas para ganar a Lula en la segunda vuelta de las presidenciales brasileñas; y que Ucrania rompe las líneas rusas y avanza en todos los frentes ante un ejército ruso exhausto, mientras los ucranianos conquistan decenas de kilómetros en Lugansk y Jersón, una de las regiones anexionadas por Putin, en un fin de semana negro en Moscú, que pierde 500 soldados diarios, evidenciando el retroceso ruso ante la contraofensiva ucraniana en el sur que avanza sin apenas resistencia pues las fuerzas rusas evitan el choque pero lanzan misiles de largo alcance mientras Putin sube su amenaza y dirige un «convoy nuclear» hacia Ucrania, considerando la OTAN que estaría dispuesto a un ensayo atómico…..y, entretanto, cuando Ucrania avanza en Lugansk entre el caos de la movilización de Putin y Moscú retrocede en la región del este que controlaba desde hace meses, España y Portugal incluyen a Ucrania en su candidatura al Mundial de Futbol 2030, un gesto, sin lugar a dudas, de apoyo solidario hacia el pueblo ucraniano.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: