Actualidad Alicante

Alicante refuerza la vigilancia contra el botellón y tramita un millar de denuncias en el Barrio y la Playa de San Juan

Los agentes despliegan controles preventivos fijos e itinerantes junto a enclaves del ocio nocturno para impedir concentraciones masivas e ingesta de alcohol en la vía pública

El Ayuntamiento de Alicante ha tramitado un total de 928 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública de enero a agosto, sanciones interpuestas en los operativos organizados por la Policía Local para vigilar y controlar los botellones en la ciudad. El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha precisado que «más de la mitad de las sanciones se han levantado en el Casco Antiguo con 579 actas, y unas 349 en el resto de la ciudad, fundamentalmente en la playa de San Juan».

Desde la Policía Local se ha incrementado este año la vigilancia para acabar con el consumo de alcohol en la vía pública, y se ponen en marcha dispositivos de refuerzo con controles fijos e itinerantes policiales distribuidos en diferentes puntos de la ciudad donde hay concentración de jóvenes los fines de semana para celebrar ‘botellones’.

«Mejorar la convivencia ciudadana, hacer cumplir la ordenanza, evitar los ruidos en la vía pública de los jóvenes que generan molestias a los vecinos, sobre todo en el Casco Antiguo, zonas de ocio y playas, y conseguir que los menores no consuman alcohol y los mayores no lo hagan en la calle son algunos de los objetivos de estos dispositivos preventivos», aseveró el edil José Ramón González.

El Ayuntamiento a su vez trabaja con campañas 0,0 y dispositivo para evitar el consumo de alcohol entre los jóvenes en las fiestas como Hogueras, Santa Faz o Carnavales, que han obtenido muy buenos resultados, y tal y como explicó el concejal de Seguridad «son un ejemplo para otras ciudades, ya que ofrecemos una alternativa de ocio para que se diviertan sin alcohol y evitamos así los macrobotellones y que se inicien en estas fiestas mucho de los menores en el alcohol».

La Policía Local de viernes a domingo instala controles preventivos, decomisa el alcohol a las personas que están consumiendo en la vía pública, y levanta actas que con una sanción económica de 90€ cada una, un trabajo que este año ha conllevado un balance de un millar de sanciones. Equipos repartidos en diversas zonas de la ciudad, con el apoyo de las unidades Fox, el GOIR y por el servicio nocturno trabajan todas las semanas en los operativos.

«Esta medida es muy beneficiosa para los residentes, tanto del Centro Tradicional como del Casco Antiguo y la Playa de san Juan», indicó el concejal José Ramón González, que recordó que el equipo de Gobierno cuando llegó al Ayuntamiento «recuperó la unidad Fox y logró acabar con el botellón en la Plaza de 25 de Mayo que se celebraba los sábados y era una demanda vecinal».

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: