Actualidad Alicante

Un rotundo José Tomás vuelve a marcar las diferencias en Alicante

El diestro madrileño José Tomás, que cortó tres orejas y salió a hombros, tuvo una rotunda actuación ante los cuatro toros que mató en solitario en la plaza de Alicante, donde marcó nuevamente las grandes diferencias de valor y autenticidad que atesora su tauromaquia.

Después de que su aparición del pasado 12 de junio en Jaén dejara dudas e insatisfacción entre sus seguidores, el torero de Galapagar mostró una cara muy distinta, con una actitud mucho más segura y rotunda en un ambiente, también, menos tenso y más favorable que el que se vivió en la capital andaluza.

Claro que para que cambiara el panorama también contó la elección del ganado, mucho mejor presentado y de mayor presencia que el de aquella tarde, aunque tampoco estos toros, salvo el segundo de Garcigrande, pusieron mucho de su parte para el éxito de la función.

Porque quien lo puso todo, en realidad, fue José Tomás, que, más allá de otros matices y detalles, hizo todas las faenas en los medios, con los pies atornillados en la arena y pasándose con temple las embestidas, mejores o peores, por la misma seda de la taleguilla, en un constante alarde de valor, intensidad y autoridad.

El primero, de Juan Pedro Domecq, muy medido de raza y de embestidas cortas y sin emoción, le sirvió al menos para «calentar» y mostrar sus cartas, claramente ganadoras, en esta nueva partida, porque aun así le sacó al animal muletazos templados y largos, manejando precisamente tiempos y distancias.

La cima de la tarde llegaría con el segundo, un ejemplar altón y voluminoso de Garcigrande que embistió siempre con fuerza de bravo en el impulso pero sin ritmo ni claridad, casi a empujones, en su recorrido, algo lastrado por cierta falta de equilibrio que se protestó de salida.

Pero José Tomás ya se lo pasó muy despacio en un ajustado quite por gaoneras, para luego ir atemperándolo y estabilizando sus arrancadas con la muleta en la mano derecha, en apenas dos tandas que fueron solo el preámbulo del cenit que alcanzaría con la mano izquierda.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: