Actualidad Alicante

Diócesis de Orihuela-Alicante alerta sobre la explotación sexual con motivo del Día Mundial contra la Trata

“Necesitamos un modelo de ordenanza municipal que defienda y proteja a las mujeres y no solo persiga el proxenetismo”

Con motivo de la celebración, el próximo sábado 30 de julio, del Día Mundial contra la Trata de personas, el Grupo Eclesial sobre Trata de la Diócesis de Orihuela-Alicante, integrado por ASTI-Alicante, Cáritas, Hermanas Oblatas e Hijas de la Caridad-Obra Social, alerta sobre la especial situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres en contexto de prostitución en la ciudad de Alicante y provincia.

En un contexto de profunda crisis social y económica, acentuados por la pandemia COVID 19, y acuciada por la situación de Ucrania y su impacto a nivel internacional, actuaciones políticas como la reciente aprobación de la ordenanza municipal de convivencia cívica, agravan la situación de riesgo y de exclusión de que son víctimas estas mujeres.

Perseguir y penalizar (mediante multas y sanciones) a las personas prostituidas no solo vulnera derechos humanos y re victimiza a las mujeres que ya son víctimas de esta situación, sino que además es contraria a la normativa europea.

La Resolución del Parlamento Europeo sobre la aplicación de la Directiva 2011/36/UE relativa a la prevención y lucha contra la trata de seres humanos y a la protección de las víctimas, aclara que para garantizar nuestra obligación como estado de no enjuiciar ni sancionar a las víctimas de trata, ninguna persona en situación de prostitución debe ser perseguida, y citamos: “[…] esto incluye la no imposición de sanciones o penas a las personas que ejercen la prostitución […]”.

Apostamos por un modelo de ordenanza propositivo, que contemple a la mujer en contexto de prostitución como persona con plena categoría de ciudadana y desde ahí la sitúe como protagonista de cualquier actuación, defienda sus derechos, le garantice la cobertura de necesidades básicas (alimentación, vivienda, …). Para ello es necesario establecer contacto y coordinación con las entidades que trabajan y acompañan a las personas y colectivos vulnerables y en los que impactan las ordenanzas. Y escuchar a todos los agentes sociales, fundamentalmente a las mujeres que se ven afectadas por dicha ordenanza.

El Grupo Eclesial sobre Trata, orienta su acción, desde su creación en 2015, hacia la reflexión y sensibilización sobre la realidad de las mujeres víctimas de violencia y Trata con fines de explotación sexual.

El debate social acerca de la prostitución y la trata nos acerca a una realidad en la que la mujer, fundamentalmente, se ve agredida en su integridad, y vulnerados sus derechos. Visibilizamos y sensibilizamos acerca de esta realidad. Y reclamamos una apuesta real por la promoción de las mujeres en contextos de prostitución y víctimas de violencia y/o de trata para que de forma real puedan iniciar procesos de autonomía y ejercicio de una plena ciudadanía.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: