EL RINCÓN DE LA TROPA Nueva sección

UNA HISTORIA DE LLUVIA Y METRALLA: LAS CUEVAS DEL CANELOBRE

Como lo que importa es lo de dentro, esta vez nos metemos bajo tierra para descubrir un tesoro natural a cubierto

 

A veces hay que buscar para encontrar y otras veces es cuestión de suerte. Allá por el siglo X, un árabe con uno de estos dos factores encontró una pequeña perforación y se metió por ella. Pronto se dio cuenta que era una cueva de medidas muy superiores a la media pero bastante inaccesible, y como por aquel entonces la geología y el turismo eran actividades sin explotar se olvidó de ella al igual que sus coetáneos. De esta forma, no fue hasta el siglo XIX cuando se empezaron a realizar estudios en profundidad de estas cuevas. Pronto vinieron personas de todo el mundo a admirar la cueva con la bóveda más alta de España que, como toda cueva, es una historia que empezó hace mucho, mucho tiempo. 

Toda cueva comienza con una sencilla filtración de una gota de agua y la Sierra del Cabeçó D’Or cuenta con la tierra caliza y las grietas perfectas para que se produzcan. Cuando el agua entra en contacto con el calcio de la caliza, se crea el carbonato cálcico, el cual se solidifica y se queda colgando en la parte superior de la cueva o bien puede caer a la parte baja. El primer caso son las famosas estalactitas, el segundo las estalagmitas y si se juntan ambas pasarían a denominarse columna. Sin embargo, la caída de estas gotas de agua no siempre resulta tan exacta y precisa y eso da lugar a formas de todo tipo que dejan volar la imaginación: el guía nos enseñó, iguanas, tiburones, cascos romanos, medusas, corales, la Sagrada Familia de Barcelona y un candelabro (de ahí el nombre de la cueva). Y todo esto en tan solo 80.000 m2. Si estás pensando en retrasar la visita un par de años para dejar al agua que cree más formas curiosas o que desarrolles las existentes, mejor que no lo hagas porque la diferencia que vas a notar es mínima, y es que el crecimiento medio de alguna de estas formas es de unos 10 cm cada mil años. 

Entonces, ¿todo está prácticamente como el día de su descubrimiento? Por desgracia no. En los años 30 la Guerra Civil forzó la idea de crear en el interior de la cueva un centro de reparación de motores de aviones rusos. Para ello, tuvieron que crear una entrada más accesible al interior y construir una gran plataforma. Desgraciadamente, la dinamita usada para hacer la entrada hizo caer todas las estalactitas de la zona de la entrada y la plataforma hizo todavía más daño a estas creaciones naturales. No obstante, esta situación bélica permitió dotar a las cuevas de una carretera, electricidad y una entrada y plataforma accesible, las cuales son las que se usan en la actualidad en las visitas.

Si este fin de semana te apetece tener un plan más relajado y sin mucho esfuerzo, estas cuevas te pueden resolver el día. Como el lugar se suele llenar, recomendamos sacar la entrada por internet con antelación ya que es un plan bastante conocido y que atrae tanto al turismo nacional como internacional. Un aliciente sin duda es que la visita se lleva a cabo por guías del Ayuntamiento de Busot muy dinámicos y con vocación, que harán los 40 minutos de visita guiada muy amables y de fácil atención. Con ellos recorrerás toda la parte transitable del lugar por unos 200 escalones y te explicarán la historia, las formas, los proyectos de la cueva y su posible evolución. La parte no visible en la visita está reservada para espeleólogos profesionales y federados, los cuales podrán acceder por una gruta realmente estrecha hasta otra cavidad más profunda.

Finalmente, si quieres completar la visita con algo más de historia y conocimientos, no olvides que hay un centro de atención al visitante junto a los merenderos. En ellos, podrás  ver una colección geológica, un documental y una cristalera con vistas a la costa; o si lo que te va es más la montaña, tienes en el aparcamiento del lugar el inicio de una ruta circular que rodea todo el Cabeçó D’Or con opción de escalada a su pico, un plan que la Tropa se Reserva para otra de sus aventuras.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: