MAYORES Nueva sección

Pepe LLorca entrevista a la fisioterapeuta Andrea Cantó Sánchez para la sección «Mayores» de 12endigital

Continuando con la información de las diferentes profesiones, que uno debe de mirar que existan en el centro de mayores a diario, si su economía se lo permite, en el que piensa que debe de estar mejor su familiar, está la de FISIOTERAPEUTA, una actividad diaria que mejora la circulación sanguínea y la tonificación muscular

Además en el gimnasio es la zona, donde los residentes, ven sus progresos más claramente, y departes a diario unos con otros, lo que es un estímulo mayor para la sociabilidad entre ellos dentro del centro, al margen de que al principio tengas sus quejas de dolores, es lógico porque si una persona no ha tirado de un globo en 30 años 50 veces de un globo, no es dolor lo que siente son agujetas.

En los centros muchos residentes mayores vienen a recuperarse de roturas de caderas, pelvis, coxis, hombro e incluso rodilla, y tener un circuito que tenga y cubra las extremidades inferiores como superiores, es determinante para la recuperación de nuestro familiar, el FISIO trabaja de la mano del médico, si especialista mejor y de las instrucciones normalmente del traumatólogo que le ha operado, cumpliendo las pautas que este último indica.

Hoy tengo el gusto de presentaros a ANDREA CANTO SANCHEZ de 30 años de edad, y que se siente feliz de trabajar de FISIOTERAPEUTA para los mayores y se marca objetivos a corto, medio y largo para la recuperación de los residentes.

  • ¿ Por qué estudiaste fisioterapia? Desde pequeña supe que quería estudiar algo relacionado con el cuidado de las personas. Quise muchos años estudiar medicina pero en bachillerato cuando fuimos a visitar diferentes universidades y carreras universitarias, me informaron sobre el mundo de la fisioterapia y me fascinó. Es una de las carreras que más te acerca al paciente y más puedes ayudarle a nivel físico , imprescindible para el bienestar , pero también de forma emocional , siendo un gran apoyo para el día a día. Tener un profesional sanitario al alcance, al quién acudir cuando tienes cualquier “dolor” o “malestar” , creando así un vínculo maravilloso, es muy importante para la salud .
  • ¿ Qué aporta ir al gimnasio a diario a los mayores?. El movimiento es fundamental para toda la población pero más todavía para nuestros mayores. Es el ratito al día donde más activos están, realizando diferentes ejercicios para el mantenimiento y recuperación del cuerpo, y cualquier limitación o lesión que puedan padecer. Sentirse bien físicamente supone autonomía, independencia para realizar las actividades de la vida diaria y bienestar general.
  • ¿ Qué tipo de ejercicios haces para cada zona del cuerpo? En el gimnasio de nuestro centro tenemos diferentes materiales para trabajar cada zona del cuerpo según nivel de afectación y/o limitación. Para realizar movimiento de miembros superiores, disponemos de poleas, gomas con resistencia, rueda, mancuernas, balones, globos.. Todo ello se realiza con un orden con el fin de movilizar de la forma más activa los brazos y el tronco. Imprescindible para después poder comer, vestirse, y realizar cualquier movimiento que implique tener los brazos con el mayor recorrido posible. Con el paso del tiempo, y la artrosis, gran enemiga de nuestros mayores, el dolor articular nos limita mucho y debemos trabajar todos los días para que el proceso de envejecimiento vaya lo más despacio posible. En cuanto a los miembros inferiores, disponemos de paralelas, escaleras, rampa, pedales .. Todo ello imprescindible para mantener la deambulación, algo fundamental para nuestros mayores. Mantener la fuerza de las piernas, trabajar la articulación de la cadera ( que tanta guerra nos da), el movimiento de los tobillos.. etc. Un conjunto de ejercicios que se realizan con un orden y una progresión semanal para que nuestros mayores sean cuánto más posibles independientes y se sientan bien.

También disponemos de electroterapia, una terapia que combina diferentes programas analgésicos, con el fin de mejorar el dolor de zonas concretas, donde mediante impulsos eléctricos a través de la piel, se acciona la capacidad analgésica del propio cuerpo para anular el dolor. Estos pulsos eléctricos pueden generar endorfinas y otras sustancias para detener las señales del dolor en su cerebro.

Las zonas más comunes que tratamos son la lumbar, cervical y las articulaciones cómo las rodillas y los hombros; ya que con el paso del tiempo éstas zonas sufren bastante y el movimiento se va viendo limitado. Por lo que es fundamental tanto aliviar el dolor como tratar de mantener las articulaciones del cuerpo fuertes. Y, por supuesto tenemos lámparas infrarrojo para aportar calor más superficial cuando es necesario. Este calor incrementa la circulación sanguínea, aporta más oxígeno y crea nuevos nutrientes que estimulan la regeneración celular y la reparación de los tejidos.

Así mismo, disponemos también de “mantas eléctricas” para un calor muy placentero para nuestros mayores, el cual lo colocamos en diferentes zonas con el fin de aliviar el dolor muscular.

Siempre que sea posible, le doy mucha importancia al poder caminar con suficiente autonomía. Ya que caminando no sólo se fortalecen las piernas, si no que mejoramos las funciones cardio-respiratorias y la salud ósea, muscular, además de evitar el riesgo cognitivo.

Por último, disponemos de una camilla de madera, la cual se utiliza para realizar la parte que más les gusta a nuestros mayores,  el “masaje” de recompensa. Se suele hacer casi todos los días con diferentes cremas según el objetivo, y es una forma de acercarse más a cada uno de ellos, además de mejorar la circulación sanguínea, aliviar el dolor, disminuir el estrés, la tensión y mejora el estado de ánimo. Es una técnica muy beneficiosa y agradecida para ellos y  “mimarlos”  de la mejor forma posible siempre es el objetivo

  • ¿Es importante el ejercicio diario para la circulación y la tonificación muscular?. Como he dicho anteriormente el movimiento es fundamental para mantener el bienestar físico y mental de nuestros mayores. La mala circulación sanguínea afecta, sobre todo, las manos, las piernas, los pies y los tobillos. Además de ser un problema en sí misma, las personas mayores corren más riesgo de caídas y de que se produzcan fracturas; por lo que es muy importante mantener dichas articulaciones fuertes, estables y en buen estado. Para ello, todos los ejercicios que realizamos para mejorar la circulación y tonificar la musculatura a través del movimiento.

 

  • ¿ Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?. El hecho de poder ayudarles con las diferentes técnicas y ser un apoyo cercano es muy satisfactorio. Saber que acuden a ti por cualquier dolor o mal estar y poder colaborar en su recuperación es para mí la misión más importante de mi día a día. Que se cree ese vínculo creado por la confianza del trabajo bien hecho. Cada día es diferente; es muy divertido y a la vez enriquecedor trabajar con personas mayores. Para mí es un aprendizaje diario y estoy muy contenta de poder dedicarme a una profesión que es totalmente vocacional.
  • ¿ Por qué te especializaste en mayores? La fisioterapia es muy amplia y tiene muchas ramas. Pero cuando descubrí lo especial que era trabajar con personas mayores, supe que era a lo que me quería dedicar. Hay muchas veces que no es tan importante las técnicas que utilices así como el cariño que inviertes y la delicadeza con la que intento cuidar a cada uno de ellos. Conociéndolos y sabiendo sus gustos y necesidades, aplicando cada tratamiento individualizado a conseguir unos objetivos concretos. Es el conjunto de todo ello lo que hace que cada día sea diferente y especial.

  • ¿Se siente satisfacción cuando a una persona se le da el alta? Por supuesto, es el momento en el que tu trabajo se ve reflejado y se han conseguido cumplir todos los objetivos planteados en un principio. Es muy gratificante para nosotros saber que el tiempo, trabajo, técnicas, dedicación,.. han formado parte de la recuperación de una persona y gracias a ese proceso se ha dado el alta, pudiendo alcanzar el mejor estado psico-fisico posible, el cual le va a permitir hacer sus actividades de la vida diaria lo más autónomo posible, que siempre será nuestro mayor objetivo. El máximo bien estar de nuestros mayores.
  • ¿ Te marcas objetivos en las reuniones interdisciplinares?. Todas las semanas hacemos una reunión interdisciplinar hablando de varios residentes pautados con antelación. Mi objetivo es conocerlos lo máximo posible, pudiendo aportar mi punto de vista en cuanto a la rehabilitación y aprovechar para comentar con el resto de compañeros si hay algo relevante que haya podido identificar en ese rango de tiempo que paso con ellos. Hay veces que se pueden observar varios aspectos que pueden ser interesantes para poder identificar cualquier anomalía importante. Me parece fundamental para identificar bien las enfermedades de nuestros mayores  el poder realizar esa reunión y compartir diferentes opiniones de los distintos profesionales de la salud. Conociéndolos mejor semana a semana pudiendo modificar los objetivos y tratamiento según necesidades y así pautar de manera individual el abordaje terapéutico de cada uno de ellos.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: