Actualidad Destacados

«Esa cucharadita de Azúcar», el especial artículo que dedica Sole Sanguino a Teddy García en 12endigital

Teddy García dejó de regalarnos su compañía en "Café con..." el 6 de febrero de 2021

«ESA CUCHARADITA DE AZÚCAR»… DE TEDDY GARCÍA

En esa cucharadita de azúcar…
Todos los días estábamos invitados a tomar un buen café…
Pero no un café cualquiera, ¡No! Un café que venía cargado de emoción, de aventura, algunos de mucha sabiduría, también traían  nuevas historias o melodías, otros que desprendían energía, y otros con muchas risas… Y además no tenía un sabor cualquiera, porque nuestro café de cada día, siempre estaba servido con un dulce muy especial…  «con esa cucharadita de azúcar» de Teddy García.

Después de cada comida, uno se preguntaba a sí mismo ¿Y con quién voy a tomar café hoy? ¡Qué emocionante era esa incertidumbre! porque cada café era tan distinto y tan similar a la vez, que todos te hacían sentir que el café que se tomaba cada día, era el más especial.

¡Qué maravillosa era la hora del café! Quizás la mejor del día, cuando ya se ha cumplido el ritmo y te sientas tranquilo a tomar un asombroso café con alguien tan entrañable y peculiar, quién siempre traía un nuevo invitado más, que sin duda te impactaría y te llevaría a un lugar sensacional.

«Esa cucharadita de azúcar…» cuánta dulzura y emociones nos ha dado, ¡qué personaje tan Mágico! Pero tengo que contar, que ese personaje tan Mágico, como todos, también  tenía su otro «Yo» secreto, ese que quizás desde la pantalla no era posible visualizar totalmente… era el trabajador de alguien, el compañero de alguien, el amigo… el padre…  por suerte nosotros hemos podido formar parte de ese grupo de privilegiados, con  la fortuna de poder conocer esa faceta secreta suya tan hermosa y prodigiosa. Para muchos de nosotros,  siendo una de las mejores experiencias que siempre llevaremos muy dentro.

Un nublado y triste 6 de febrero esa cucharadita de azúcar cargada de tanta magia, se agotó…; las agujas del reloj marcaban otro cometido,  ya no podría seguir llamándonos a nuestra cita  «¡Doña Rosa, Don Paco!» Pero esa dulzura que tanto nos brindó, nos dejó envuelto el corazón de tanto cariño y tanta magia, que a pesar de ya no ir dentro de esa cucharadita de azúcar, sigue dentro de un rayo de luz que nos lanza desde las estrellas para iluminarnos, directo al corazón.

Como tú siempre nos decías Teddy…

Ahora somos nosotros los que te decimos a ti «GRACIAS POR TOMAR ESTE CAFÉ CON NOSOTROS»

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: