Actualidad Provincia

ASAJA Alicante traslada al presidente de la Diputación los problemas con el agua de los regantes del Alto Vinalopó

La organización agraria alicantina denuncia que la declaración de sobreexplotación de los acuíferos del Vinalopó

ASAJA Alicante reunió ayer al presidente de la Diputación, Carlos Mazón, y a la diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, con representantes de las cinco comunidades de regantes agrupadas en la Plataforma por el Futuro de la Agricultura en Villena para que los representantes políticos provinciales conocieran de primera mano las consecuencias que está teniendo para los regadíos del Alto Vinalopó la reciente declaración de sobreexplotación de los acuíferos de esta comarca realizada por la Confederación Hidrográfica del Júcar.

José Vicente Andreu, presidente de ASAJA Alicante, denunció ante el presidente de la corporación provincial que las volumetrías presentadas por la CHJ no justifican la decisión de reducir el acceso a estos manantiales subterráneos que, en consecuencia, obliga a los regantes de la comarca a tomar el agua del trasvase Júcar-Vinalopó desde el Azud de la Marquesa. «Es un agua cinco veces más cara y sin seguridad de disponibilidad», remarca Andreu. «A ese precio no pueden cultivar y les provoca gran inseguridad la posible falta de suministro», señaló el presidente de ASAJA en el encuentro.

Andreu y los regantes y Mazón y Serna coincidieron en que la sobreexplotación de todos los acuíferos no está justificada

Hay algunos en proceso de regeneración, otros estabilizados y otros en situación de sobreexplotación. Estas apreciaciones fueron puestas previamente en conocimiento del Ministerio de Transición Ecológica sin que el MITECO se haya pronunciado hasta la fecha. Por esta razón, los agricultores pidieron en el encuentro de ayer «mayor rigor» para establecer los volúmenes reales de los acuíferos. Andreu manifestó su sospecha de que la declaración de sobreexplotación es «más política que técnica».

Un trasvase trucado

ASAJA Alicante viene denunciando desde hace años la «desconcertante» actuación del Gobierno en relación con el trasvase Júcar-Vinalopó, una infraestructura que «hace 15 años era un ejemplo de consenso y solidaridad» al estar aprobado por todas los grupos de interés vinculados al agua y que, sin embargo, fue «trucado», como expresa Andreu, poco después para que los regantes alicantinos dispusieran de un agua de mucha peor calidad al cambiar la toma de Cortes de Pallás al Azud de la Marquesa.

«Hay que garantizar el trasvase Júcar-Vinalopó y por ello queremos que los regantes de la comarca sean demandantes ordinarios de agua. Además, debe eliminarse esta declaración de sobreexplotación que no se sostiene con los datos en la mano y establecer un plan que permita la extracción de agua de los acuíferos estabilizados y regenerados», remarcó  Andreu.

Desde la Diputación se expuso de forma explícita las alegaciones al Plan de Cuenca del Júcar, encaminadas a asegurar el suministro del Júcar-Vinalopó y a remarcar el carácter ambiental de este trasvase, de manera que no sea obligado aplicar el principio de recuperación de costes e inversión para, con ello, abaratar el agua a los regantes

Tras el encuentro, todas las entidades presentes acordaron reactivar las reivindicaciones de los regantes y trabajar en el borrador de un dictamen conjunto para solicitar el levantamiento de la medida y soluciones a los problemas de la agricultura del Alto Vinalopó.

Solidaridad centenaria

Tras más de un siglo de solidaridad con las comarcas vecinas, el Alto Vinalopó tiene graves problemas para regar sus propias tierras.

Las entidades reunidas en torno a la Plataforma piden comprensión a los usuarios de las comarcas que toman parte de los recursos de los acuíferos naturales y plantearon, con el acuerdo de ASAJA Alicante, la posibilidad de que los abastecimientos urbanos de la costa beban de las desaladoras mientras los acuíferos sigan políticamente comprometidos.

«Es importantísimo permitir el desarrollo de la agricultura del Alto Vinalopó. Ha habido un relevo generacional y unas inversiones brutales en regadío que permiten que el 100% del riego sea localizado. Son inversiones muy fuertes por valor de 60 millones para mejorar la eficiencia del agua que hay que amortizar, porque con ello nos estamos jugando el futuro de la agricultura de la zona», apunta el presidente provincial de ASAJA.

A la reunión asistieron José Micó Amorós, presidente CR Villena; Francisco Ruiz Torro, presidente CR Huertas y Partidas; Jorge Martínez Tomás, presidente CR Pinar Alto; Vicente Navarro Barceló, presidente CR San Cristóbal y CR Valle Benejama; Óscar Almécija Badenas – secretario CR Villena y Vicente Marco Molina, administrador CR Huerta y Partidas. Todas las comunidades de regantes forman parte de la Plataforma por el Futuro de la Agricultura en Villena.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: