Actualidad Temas destacados

El aguilucho lagunero se consolida en la Comunitat y sale del peligro de extinción

Alcanza un máximo de al menos 33 parejas y por primera vez se detecta nidificación en localidades del interior como Villena

La población de aguilucho lagunero en la Comunidad Valenciana se ha consolidado tras alcanzar un máximo de al menos 33 parejas y por primera vez se ha detectado nidificación en localidades del interior, por lo que se considera que ha salido del peligro de extinción.

Así se ha constatado en el desarrollo del programa de protección de la Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica sobre el aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), que en 2021 alcanzó un total de 33 parejas repartidas en las tres provincias de la Comunitat Valenciana.

De este modo la especie, considerada en Peligro de Extinción en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas, se aleja del mayor nivel de riesgo, lo que justifica su reclasificación como Vulnerable en la revisión del Catálogo.

Aguilucho lagunero

El aguilucho lagunero ha tenido una tendencia creciente en los últimos 20 años. A partir de su reaparición como nidificante en el Prat de Cabanes-Torreblanca en el año 2000 colonizó en 2008 el embalse de Embarcaderos (Cofrentes), donde se mantiene desde entonces.

En 2012 apareció en la Albufera, donde no se registraba su reproducción desde hace más de 40 años. A partir de 2013 se van sumando localidades donde se comprueba su reproducción, y es en 2021 la primera vez que se detecta su nidificación en localidades del interior como Camporrobles y Villena.

No obstante, la población más importante sigue siendo la del Prat, que alcanza la mayor cifra de parejas nunca registrada, con un total de nueve.

El lagunero, relativamente común como invernante en zonas húmedas, se extinguió como nidificante en los años 80, tras las últimas reproducciones registradas en el Prat de Cabanes-Torreblanca. Precisamente en este mismo espacio volvió a nidificar en el año 2000, haciéndolo de forma regular a partir de 2003, iniciando un lento proceso de recolonización.

La Conselleria ha realizado el seguimiento de esta especie con el personal de sus propios centros de recuperación de fauna, de parques naturales, de agentes medioambientales y de SEO/BirdLife.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: