Actualidad Alicante

Vox presenta sus propuestas a los presupuestos municipales de Alicante y la puesta en marcha del curso político 2022

Mario Ortolá y Pepe Bonet proponen un fondo de 2,5 millones de euros para jóvenes trabajadores de entre 18 y 35 años con el fin de que puedan emanciparse e iniciar su proyecto de vida y construir un futuro digno y en libertad

Los concejales del Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Alicante, Mario Ortolá y Pepe Bonet, han presentado y explicado hoy en rueda de prensa las principales propuestas del partido de Santiago Abascal a los presupuestos municipales, pendientes de aprobación y puesta en marcha para el presente ejercicio. Además, han expuesto cuáles van a ser los principales retos políticos que se han de afrontar este año 2022 en el consistorio alicantino.

Así, en palabras de Ortolá, Portavoz municipal, «se lanzan desde Vox una serie de propuestas municipalistas de gran contenido social para proteger a los alicantinos de las dramáticas consecuencias que está teniendo la política de la prohibición y de la redistribución equitativa de la miseria llevada a cabo por los gobiernos de Pedro Sánchez y Ximo Puig. Nos enfrentamos a una situación histórica con una crisis económica sin precedentes que seguirá agravándose ante los atropellos socialistas a la libertad y al bienestar económico de los españoles y, sobre todo, a una crisis energética que ha disparado la inflación, alcanzándose precios históricos de algo tan necesario como la luz o la cesta de la compra de las familias. El resto de partidos políticos siguen defendiendo la pantomima de la «emergencia climática» y bajo ese mantra se está atacando directamente al bolsillo de los alicantinos y del resto de españoles. Nosotros, desde Vox, únicamente vemos una emergencia social que no deja de crecer a causa de la persecución de las clases medias, familias que lo único que necesitan es que el Gobierno vele por sus intereses y no por el de los chiringuitos y las grandes corporaciones». 

Mario Ortolá y Pepe Bonet proponen un fondo de 2,5 millones de euros para jóvenes trabajadores de entre 18 y 35 años con el fin de que puedan emanciparse e iniciar su proyecto de vida y construir un futuro digno y en libertad

«Desde el Ayuntamiento no podemos dar la espalda a esta situación y debemos abandonar todos los postulados ideológicos que nos conducen a la pobreza generalizada y emplear los recursos públicos en mejorar el día a día de los alicantinos, incluyendo el apoyo a la búsqueda de oportunidades a los más jóvenes y la devolución de la dignidad a los más mayores, ambos sectores de la población golpeados directamente por la pandemia y por la nefasta gestión que se ha hecho de la misma. Para ello proponemos un fondo de 2,5 millones de euros para jóvenes trabajadores de entre 18 y 35 años con el fin de que puedan emanciparse e iniciar su proyecto de vida y construir un futuro digno y en libertad. Para nuestros mayores, proponemos un ambicioso plan de formación digital para que puedan afrontar tareas cotidianas como comunicarse con sus seres queridos y realizar trámites básicos ante la administración pública. Y para las familias con niños pequeños, proponemos la creación de un fondo de 400.000 euros de ayuda a la escolarización de 0-3 años a fin de posibilitar la conciliación familiar que es una de las grandes deudas de las instituciones con los alicantinos». 

«Otro de los objetivos de este 2022 es frenar el impacto económico de las medidas socialistas y para ello proponemos un nuevo proceso de ayuda para el pequeño comercio y la hostelería, con bonos de consumo de 500.000 euros para cada sector. Creemos que ese es el camino visto el enorme éxito que tuvo el lanzamiento del bono gastronómico el pasado año. El empleo es la mejor política social y no podemos abandonar a un sector tan golpeado por las restricciones ilegales como son el pequeño comercio y, principalmente, la hostelería», afirma Ortolá. 

Inversiones en barrios y partidas rurales

Durante la rueda de prensa han expuesto también una serie de propuestas de inversión para barrios y partidas rurales con el fin de «mejorar la seguridad de los alicantinos y la prestación de los servicios públicos municipales». La instalación de una comisaría de distrito de la Policía Local en la Zona Norte y la construcción o reforma de varios centros comunitarios como en el PAU 1 y también en varias de las partidas rurales como El Moralet y El Bacarot. También han lanzado la idea de «adquirir una oficina móvil del Servicio de Atención Integral a la Ciudadanía para que los ciudadanos que no tienen la posibilidad de bajar al Ayuntamiento a realizar sus trámites puedan realizarlos sin problema, principalmente en las partidas rurales donde hay mucha población diseminada y envejecida que no tiene medios para llevarlos a cabo y un transporte público deficitario que tampoco se termina de solucionar», afirma Bonet. 

Por último, el concejal Bonet determina que «en las partidas rurales tenemos vías y caminos muy importantes que en su día fueron asfaltados y señalizados por el propio Ayuntamiento y hoy se nos dice que no se pueden llevar a cabo actuaciones de mantenimiento sobre los mismos por no ser de titularidad municipal. Es por eso que queremos que desde el equipo de gobierno se realice un estudio pormenorizado sobre la titularidad de todas esas vías y caminos para poder conocer la realidad sobre la ordenación de nuestras partidas rurales». 

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: