Actualidad Alicante

Los socialistas exigen la retirada del catafalco del falangista Jose Antonio Primo de Rivera del Cementerio Municipal

Sanguino considera que no existe ninguna necesidad ni ningún derecho a que exista este catafalco en nuestro cementerio público municipal

El Grupo Municipal Socialista (GMS) reclamará en el próximo Pleno la retirada del catafalco en honor del falangista José Antonio Primo de Rivera del Cementerio Municipal de Alicante que está presente en el camposanto a pesar de que sus restos fueron trasladados hace ya 82 años.

El portavoz municipal, Paco Sanguino, exige al gobierno municipal que cumpla con la Ley de Memoria Histórica y proceda a retirar la lápida con el escudo del yugo y las flechas, situada al lado de la sepultura y eliminar cualquier huella que identifique la antigua morada del dirigente fascista.

Sanguino considera que no existe ninguna necesidad ni ningún derecho a que exista este catafalco en nuestro cementerio público municipal

Sanguino considera que no existe ninguna necesidad ni ningún derecho a que exista este catafalco en nuestro cementerio público municipal. “Su desaparición evitaría esas congregaciones como el que se produjo el 20 N de grupos afines a la dictadura del general Franco”.

En este sentido, nuestro concejal Manuel Marín, encargado en el GMS del área de Memoria Histórica, argumenta que el catafalco, ornamentado con los colores de la bandera de falange española, siniestramente, se encuentra en el mismo espacio que acoge las diversas fosas comunes en las que se inhumaron los restos de los represaliados por el franquismo de diversas poblaciones de la provincia de Alicante, así como los cientos de víctimas del bombardeo del 25 de mayo de 1938, sobre el Mercado Central de Alicante.

Tan luctuoso hecho, era recordado con una placa colocada en el año 2016 por la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante con la leyenda: «El pueblo de Alicante en memoria de las más de 500 víctimas de los 71 bombardeos fascistas que sufrió esta ciudad durante la Guerra Civil, el más sangriento de los cuales tuvo lugar el 25 de mayo de 1938 en el Mercado Central. Muchas de esas víctimas reposan en esta fosa común”.

Paradójicamente la citada Placa conmemorativa, así como otros ornamentos recordatorios de represaliados por el franquismo, aparecieron destrozados ese fin de semana de noviembre. “Nos parece inaplazable la retirada de unos elementos que hieren la sensibilidad de los demócratas, y que siguen estando presentes en el Cementerio de Alicante”, matiza el edil.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: