Actualidad Alicante

Compromís critica que la «Ordenanza de Convivencia – Mendicidad – vaya a pleno por parte del bipartito PP-VOX con la comparsa de Ciudadanos»

Compromís recuerda que la ordenanza contempla multas con hasta 3.000 euros a las personas que viven en la calle
Natxo Bellido ha valorado la Comisión de Presidencia «hoy es un día triste. El bipartito de PP y VOX con sus comparsas de Ciudadanos han aprobado llevar al pleno una ordenanza cruel con las personas más vulnerables, hipócrita porque no busca soluciones y chapucera, queriendo marcar un gol a través de las enmiendas a destiempo de Ciudadanos a los técnicos municipales y a la oposición municipal». 
El Grupo Municipal de Compromís critica que la ordenanza de Convivencia vaya a debatirse en la próxima sesión plenaria sin una verdadera consulta pública previa. La tramitación de la Ordenanza de Convivencia se base en una consulta pública previa, de septiembre de 2019 en el tablón de edictos municipal, que «ya se encuentra desfasada y desactualizada, 26 meses después, y más cuando la situación socioeconómica ha variado tanto tras la pandemia» considera el portavoz Natxo Bellido.
Compromís recuerda que la ordenanza contempla multas con hasta 3.000 euros a las personas que viven en la calle
Cabe recordar que Compromís registró el pasado miércoles un escrito solicitando la retirada del punto sobre debate de enmiendas y aprobación inicial de la Ordenanza de Convivencia Cívica – Mendicidad -, en base a la aceptación de enmiendas – remitidas en la documentación – registradas por Ciudadanos fuera de plazo, 13 meses, el pasado 11 de noviembre de 2021, después del periodo establecido en el reglamento orgánico del pleno, mientras que el resto de grupos municipales tuvo seis días en octubre de 2020 para presentarlas. En este sentido, se ha rechazado la propuesta de Compromís en comisión de volver a remitir el proyecto normativo a Junta de Gobierno. Natxo Bellido «considera una chapuza todo el procedimiento de esta ordenanza, hipócrita porque no busca soluciones y solo contentar a sus socios de la extrema derecha. Vamos a estudiar posibles acciones legales tras el estudio de todo el proceso de elaboración de esta ordenanza«.
Compromís recuerda que la ordenanza, que se empezó a tramitar hace más de dos años, se redactó sin contar, entre otras, con las entidades sociales de la ciudad, una ordenanza que contempla entre otras medidas multas con hasta 3.000 euros a las personas que viven en la calle. La ordenanza debería contemplar las aportaciones de las entidades sociales y dar marcha atrás al proyecto presentado en octubre de 2020, al ser «injusta, antisocial y basada en criterios de seguridad y sancionadora, por lo que en los momentos actuales de crisis por la pandemia sanitaria resulta incluso cruel».
La ordenanza no cuenta con la colaboración de concejalías como la de Igualdad, sin aportar informe de género sobre un proyecto de ordenanza que equipara a las mujeres explotadas sexualmente y sus clientes o explotadores, ni con la de Acción Social como ejemplo.

La ciudad de Alicante sufre el colapso de los recursos habitacionales de las personas sin hogar, quienes necesitan programas de apoyo y seguimiento y la posibilidad de tener tanto recursos de estancia diaria como espacios seguros para pasar la noche. Más allá de las condiciones especiales de la actual situación de pandemia, que deberían impedir que hubiera personas durmiendo en la calle, se deben de poner recursos estables para garantizar unos servicios mínimos hacia este colectivo de personas vulnerables. Son, por tanto, muchas las medidas por hacer, pero ninguna de ellas tiene que ver con una especie de código penal alicantino en forma de ordenanza.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: