Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge cremades: «En el furgón de cola de la UE»

Tanto PSOE como PP someten a la Cámara Baja al bochorno para que renueve el Constitucional, lo que sale adelante en medio de fugas de votos y la inhibición a la hora de votar de buena parte de los miembros del Congreso

Por más que Sánchez se esmere en dibujar un optimista panorama de la situación por la que atraviesa España y sobre las expectativas de una pronta recuperación económica, Bruselas sitúa a nuestro país en el furgón de cola de la UE para dicha recuperación al tumbar la previsión de Calviño y rebajar el crecimiento, pues el previsto 9´8% para este año baja al 4´6% con una preocupante desviación de 60.000 millones nada menos. Es obvio que Bruselas no se cree las cifras de Sánchez y un día después de que el Presidente alardeara de una «recuperación robusta» la Comisión Europea rebaja casi un tercio las previsiones de crecimiento e insiste en que se aproveche la «ocasión histórica» para hacer ya las pertinentes reformas (buena parte de ellas no del gusto de buena parte del Gobierno, especialmente del sector podemita) y recibir los fondos europeos, que, por cierto, al menos los no reembolsables, no podrán ser usados, como es lógico, al libre albedrío del gobernante de turno sino que habrán de serlo bajo las condiciones pactadas y la pertinente evaluación periódica por parte de la UE. Pacto con la UE, entre otros el suscrito por el Gobierno español para «recortar» las pensiones, que Podemos, siendo parte de dicho Gobierno, rechaza categóricamente como si no fuera con ellos, al extremo de que las ministras Irene Montero e Ione Belarra recuerdan que no está contemplado en el acuerdo de gobierno de coalición suscrito con Sánchez, como si la UE tuviera que tener en cuenta dicho acuerdo de gobernabilidad….. pues, la solución es fácil: o acatas las condiciones de Bruselas para recibir los fondos europeos, o renuncias a dichos fondos y aplicas las políticas acordadas con tus socios de gobierno. Ya gobiernos anteriores, como el de Zapatero o el de Rajoy, por ejemplo, se vieron obligados a llevar a cabo reformas impopulares («recortes», decían entonces) impuestas por la UE y ahora, aunque la UE no es tan restrictiva y sí más expansiva en el gasto, no te van a regar de millones para que cada gobernante que lo solicite haga con ese dinero lo que le venga en gana. Es de sentido común, pues, en el peor de los casos, cada quien con su dinero puede obrar como considere oportuno, incluso hasta arruinándose y despilfarrarlo, pero no así con el dinero de los demás, especialmente con aquel que ni siquiera es prestado, sino regalado, como es el caso de la mitad de los fondos europeos que España espera recibir de la UE. No se entiende pues el demagógico optimismo de Sánchez sobre el crecimiento y la recuperación, desmentido por muchos organismos internacionales, salvo que hagamos el ejercicio mental de que vamos de derrota en derrota hasta la victoria final. De momento, el ministro Escrivá intenta camuflar el citado recorte de las pensiones pactado con Europa, pues elevar de 25 a 35 años el periodo de cálculo de las prestaciones mermará la nómina de los futuros  pensionistas casi un 9% (unos 105 euros mensuales menos de media), por lo que los pensionistas, ante lo que se avecina, ya han puesto el grito en el cielo con manifestaciones. Y de otras reformas anunciadas o exigidas, como la reforma laboral, mejor ni hablar de momento, pues el desencuentro es abismal entre los ministros socialistas y los comunistas. Y mientras el Banco de España calcula que la primera reforma de Escrivá deja un agujero de 50.000 millones, pues evalúa en cerca del 5% del PIB el aumento anual del gasto con las medidas aprobadas por el ministro, éste recurre a las ONG para que el ingreso mínimo llegue a más familias, estudiando el Ministerio crear un registro de ellas que acrediten la idoneidad de potenciales beneficiarios con el objetivo de llegar a 40.000 personas que aún no lo reciben ya que en los nueve primeros meses sólo se ha desembolsado la mitad de la partida prevista.

Tanto PSOE como PP someten a la Cámara Baja al bochorno para que renueve el Constitucional, lo que sale adelante en medio de fugas de votos y la inhibición a la hora de votar de buena parte de los miembros del Congreso

Entretanto, el Congreso hace oídos sordos y lleva al polémico Arnaldo al Constitucional, aunque seis diputados del PSOE y Podemos rompen la disciplina de voto y votan en contra, pero los nombramientos pactados entre Gobierno y PP, que rechaza el resto de grupos, salen adelante, en tanto que el Tribunal acepta al polémico magistrado, propuesto incomprensiblemente por el PP, con nueve apoyos y un rechazo. Y es que, tanto PSOE como PP someten a la Cámara Baja al bochorno para que renueve el Constitucional, lo que sale adelante en medio de fugas de votos y la inhibición a la hora de votar de buena parte de los miembros del Congreso, por más que el PSOE monotorizara en vivo el sufragio y exigiera un PDF de prueba a sus diputados; al final PSOE y PP se quedan solos en la votación para nombrar a los nuevos miembros del TC, pues diputados del PSOE y Podemos se negaron a votar a Arnaldo…. Por su parte, Villacís, desde Ciudadanos, sostiene que «es obsceno ver al bipartidismo repartirse las instituciones», mientras Moncloa busca un «gesto» del PP para renovar también el CGPJ y acepta no incluir a Prada, aunque tiene claro que el cambio del actual modelo de renovación no es negociable y considera que las próximas semanas son cruciales para alcanzar un acuerdo con los populares….. la realidad es que, con este modelo de nombramiento de los magistrados, el pacto sobre el CGPJ está en «punto  muerto» pues Génova desmiente la versión del PSOE de que el acuerdo de renovación del TC, junto al de otros organismos, incluya la del Poder Judicial.

          Por otro lado, para que se cumpla la promesa de Sánchez respecto al precio de la luz, éste tendría que bajar el 40%, mientras el IPC sube el 5´4% y la electricidad el 62´8%, en tanto que la subida del diésel , la obligación de cargar y descargar, y el pago por el uso de las autovías llevan a los camioneros a una huelga contra el Ejecutivo, pues sólo en combustible ya se van unos 1.400 euros más al mes y los camioneros se hartan, al grito de «hay que parar», de ser esenciales por un lado y que el Gobierno les maltrate y por ello reclaman medidas urgentes que apoyen el sector. Entretanto, cuando las familias también pagan ese 62% más por la luz que hace un año y un 28% más por el carburante, la receta nuclear de Macron en Francia bajaría un 75% el precio de la luz en España donde ni se quiere oír hablar de energía nuclear mientras el país vecino del norte, que luego nos vende la energía a precio de oro, anuncia la construcción de nuevas centrales y apuesta por los reactores SMR, pequeñas plantas de fácil instalación para compensar el déficit de las renovables.

          Y mientras Bruselas monitoriza a Sánchez para exigir resultados a cambio de los millones en ayuda europea (no basta con que España justifique la ejecución de los fondos, pues tendrá que demostrar que se cumplen los objetivos planteados a través de una evaluación continua en reuniones trimestrales), el Presidente teme que su vicepresidenta Yolanda Díaz abandone el Gobierno antes de tiempo y haga saltar por los aires el Ejecutivo, pues aunque a nadie le convenga ahora un adelanto electoral (ni PNV, ni ERC, ni Bildu quieren oír hablar de eso y a regañadientes están dispuestos a aprobar las primeras reformas que exige Bruselas), la realidad es que Belarra, Garzón, o Castells no pintan nada en el Gobierno y la vicepresidenta cada vez menos…..con lo que UPodemos cada vez pierde más peso. Ante semejante cúmulo de circunstancias Yolanda Díaz acelera descaradamente la puesta de largo de su plataforma de unidad y se reúne (con la ausencia de las ministras podemitas) con Mónica Oltra, lideresa de Compromís, con Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, con Mónica García, portavoz de Más Madrid en la Asamblea madrileña, y con la política ceutí Fátima Hamed Hossain, para buscar una alianza transversal, porque, según ella, la izquierda es «pequeña»; curiosa reunión en Valencia, donde Yolanda es recibida al grito de «¡presidenta!» por las demás ilustres asistentes, a quienes les dice «aquí tenemos un proyecto de país» y «es el comienzo de algo que va a ser maravilloso».  En definitiva, «deslealtad» de la vicepresidenta Díaz que pone en alerta a Sánchez, mientras el PSOE la acusa de buscar el desgaste de sus ministros para atraer descontentos socialistas y fortalecer su imagen como alternativa. Y es que, ante la decepción progresiva de UPodemos y la huida de Iglesias, hay que buscar nuevos horizontes y nuevas demagogias de cara al electorado…..la primigenia ilusión se desinfló y ahora hay que inflar nuevos globos de demagógica ilusión para que la farsa continúe y, por supuesto, los cargos pertinentes también.

          Por su parte en la oposición, donde las aguas también bajan turbulentas, Ayuso está dispuesta a zanjar ya la crisis del PP «si Casado llama» y se abre a consensuar la dirección regional del partido y las listas electorales con el líder popular y con Almeida, mientras Génova quiere «echar agua al fuego» pero no está dispuesto a ceder sobre la fecha del congreso y Casado se pone de perfil y dice públicamente a los periodistas «yo no puedo opinar», aunque lanza un piropo a Ayuso, añadiendo «es una excelente presidenta». Y es que Génova está inquieta, convencida de que «si no paramos a Ayuso será la alternativa a Casado» pues dirigentes nacionales temen que se produzca un pulso abierto entre ambos si no se consigue el Gobierno tras las generales. Mientras tanto, la ex portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, relata en su nuevo libro algunas escenas aleccionadoras de su segunda vida en el partido, y dice «viví experiencias de una política indeseable que ahora se repiten con Ayuso» y añade «Egea ejerce un mando testosferónico y perjudica a Casado»….. la guerra interna, más o menos larvada, está servida también en el PP.

          Y por si a alguien le interesan cómo van las encuestas, la última de SigmaDos, dice que el 75% de los votantes del PP cree que Casado será presidente, pues dos años después de las últimas elecciones el PP crecería 41 escaños y podría gobernar con Vox, mientras Sánchez perdería 20 escaños y UPodemos caería otros 11, cuando el 56´4% piensa que la reforma laboral que planea el Gobierno no mejoraría la endémica precariedad del empleo en España; los resultados, según la encuesta, serían: PP 29´1% de votos y 130 escaños, PSOE 25´9% y 100, Vox 15´4% y 48, UPodemos 10´5% y 24, Más País 3´8% y 7, y Ciudadanos 3% y 1. Y, según sondeo de NCReport, el PP crecería medio millón de votos en Andalucía aunque necesitaría a Vox para gobernar la Junta, pues los populares lograrían un 34´9% de votos y entre 44-46 diputados y los de Abascal un 14´7% y 15-17, mientras que el PSOE con el 27´2% de votos se mantendría con entre 32-34 escaños, UPodemos con el 11´2% lograría 10-12 y Ciudadanos con el 5´1% pasaría de 21 a 2-3 diputados. Pero, en fin, como siempre digo….sólo se trata de encuestas.

          Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que el Tribunal de Cuentas da por perdidos cinco millones del saqueo de los ERE en Andalucía al declarar prescritos siete de los 31 casos juzgados hasta la fecha en esta trama de corrupción de la época socialista al frente de la Junta andaluza; que los suicidios escalan un record histórico el año de la  pandemia, pues cada dos horas una persona se quitó la vida en España en 2020, el mayor número desde 1906; que el juez rechaza archivar el «caso Plus Ultra» y ordena un careo entre peritos; que Bildu acusa al Estado de torturas, vuelve a equiparar a las víctimas con los terroristas y no quiere prohibir los homenajes a etarras; que la Policía ocultó datos clave a EEUU para arrestar a «El Pollo» Carvajal; que los marroquíes de la «patera aérea» tenían planeado otro desembarco en Europa; que la selección española de fútbol sufre pero vence a la de Suecia, 1-0, con gol de Morata y se clasifica para el Mundial de Qatar 2022; que 200 profesores catalanes de Universidad se rebelan por la  persecución del castellano; que el Gobierno ubicará fuera de Madrid sólo los nuevos organismos, detallando su plan de descentralización una docena de centros que fijarán su sede en otros lugares de España; que Pedro Sánchez realizó un viaje en Falcon cada cinco días ya que hizo 90 salidas entre enero de 2020 y mayo de 2021, indicando el Portal de Transparencia que 48 de ellos fueron por España; que la Banca cobra a las comunidades por el depósito de fondos europeos hasta un 0´5%, tal como admite un grupo de autonomías consultadas a las que el Gobierno ya les está transfiriendo los más de 7.000 millones del fondo europeo creado para contrarrestar la pandemia; que aparece cierta indignación con Iceta por regalar 20 millones a Barcelona, pues algunas ciudades y autonomías denuncian el agravio cometido por el ministro de Cultura al regar con fondos públicos a su ciudad natal y temen que se utilicen además en proyectos secesionistas; y que los interinos con más de cinco años en su puesto podrán ser fijos sin opositar al pactar el Gobierno dicho asunto con PNV y ERC, aunque busca cómo evitar que dicha regularización de los interinos sea inconstitucional y tratará justificarlo por la alta temporalidad y las exigencias de Bruselas, pues el Ejecutivo prometió regularizar a 300.000 empleados eventuales.

          Y del exterior, destacar que la UE y Reino Unido evitan el choque sobre Irlanda del Norte; que las restricciones duras vuelven a Europa por la nueva ola de covid a cuyo repunte varios países responden con confinamientos parciales, toques de queda y limitaciones específicas a los no vacunados; que la UE prevé para 2023 las primeras maniobras militares de su historia, debatiendo Bruselas una estrategia defensiva sin precedentes que incluye una fuerza con 5.000 integrantes a partir de 2025; que Alemania planta cara en la Cumbre de Glasgow al intento francés de incluir la nuclear en las energías limpias, mientras la Cumbre del Clima se atasca en los subsidios a los combustibles fósiles y concluye con un mensaje descafeinado contra el carbón, aunque los países asumen que están fallando en la crisis climática y proponen más recortes ya; y que persiste el hambre, frío y muerte en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, mientras el presidente bielorruso amenaza con cortar el gas a los «bastardos» de Europa si se aumentan las sanciones a su régimen, en tanto que Bruselas corta parte del flujo de inmigrantes a Bielorrusia contactando con los países de origen, para evitar, por ejemplo, el flujo de los que llegan en vuelos directos desde Turquía….. y mientras Rusia hace maniobras en Bielorrusia, Reino Unido enviará tropas a Polonia: no cabe duda, la «guerra híbrida» a las puertas de la Unión Europea está servida.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: