Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «A la caza de los fondos europeos»

Sánchez aprovecha la oportunidad que le brinda la crisis del PP madrileño y pretende utilizar a Ayuso en su estrategia contra Casado

Es obvio, el Gobierno español no puede salir adelante sin el maná europeo, es decir, sin los fondos imprescindibles para evitar la bancarrota económica de nuestro país casi en caída libre y líder europeo en negativo de casi todas las variables económicas: deuda, déficit, paro, IPC, etc etc. Ya no valen las declaraciones rimbombantes y optimistas de corte electoralista, la realidad, por preocupante que sea, es la que es y se impone tozudamente impidiendo mantener un gasto exagerado de dinero que no se tiene o alardeando de unos fondos europeos a cambio de nada, que no llegan. Y es que la ayuda europea está sujeta a una serie de condiciones y, por tanto, si quieres la tomas y si no la dejas, pero esta segunda opción es inviable ya que pondría en evidencia nuestra preocupante situación y nos conduciría a un cambio político radical de tener que apretarse el cinturón, asunto que este Gobierno de coalición de Sánchez no está dispuesto a asumir para evitar así tomar decisiones impopulares, pero imprescindibles lamentablemente. Al final sólo queda el camino de ir a la caza de los fondos europeos acatando las condiciones que para ello impone la UE, tal como se constata en el contrato que acaba de firmar Sánchez con Bruselas, aceptando, entre otras cosas, la ampliación de años para el cómputo de las pensiones (en definitiva, pensiones más bajas, pues el cálculo de la pensión se extenderá a más de 25 años) con el requisito de aplicar la medida en 2022 para recibir dichos fondos europeos, por lo que Sánchez ajustará las pensiones a cambio de ellos, mientras el ministro Escrivá eleva al 0´6% la subida de cotizaciones a empresarios y trabajadores para recaudar 21.000 millones y poder afrontar el pago de las pensiones del llamado «baby boom», amén del hachazo fiscal del Gobierno a los contribuyentes al aprobar la nueva plusvalía municipal, que castiga especialmente a quien compre y venda inmuebles en el mismo año, y añadiendo la aprobación de un nuevo rescate de 5.000 millones a la Seguridad Social, que se suma a los 13.900 millones de junio, mientras, para recaudar más y más, se fríe a impuestos a los contribuyentes para sostener los excesivos gastos del Estado, muchos de ellos innecesarios. Y mientras el Ejecutivo publica ahora el contrato de dinero europeo que llegará a España y pacta recibir el 75% esta legislatura, Europa pide «respeto al diálogo social» y que se busque un equilibrio entre «flexibilidad y seguridad» en la reforma laboral, en tanto que Alemania tiene dudas de que España pueda ejecutar dicha ayuda. Todo esto mientras Casado, el jefe de la oposición, le recuerda al Presidente, que «está sentado en la boca de un volcán con una deuda y un déficit insostenibles», que impide pocas alegrías e inhabilita propuestas demagógicas inviables con un IPC disparado que, al final, por muchas subidas viables de sueldos y pensiones que se hagan, hacen perder poder adquisitivo inevitablemente, en definitiva, menor acceso por parte de los ciudadanos a los bienes de consumo para su propio bienestar. El último de los desaguisados lo protagonizan los camioneros que en pleno malestar del sector, como sucede en tantos otros sectores, por la crisis de suministros y carburantes anuncian una huelga de cara a las Navidades tras el anuncio del Gobierno de que piensa imponer un sistema de viñetas para pagar las carreteras a pesar de que les prometió «por escrito» que no lo haría. Y es que las promesas demagógicas electoralistas ya no caben y al final saltan por los aires, frustrando gravemente las falsas expectativas generadas.

Sánchez aprovecha la oportunidad que le brinda la crisis del PP madrileño y pretende utilizar a Ayuso en su estrategia contra Casado

Así las cosas, Sánchez aprovecha la oportunidad que le brinda la crisis del PP madrileño y pretende utilizar a Ayuso en su estrategia contra Casado, con el objetivo de exagerar las políticas que vuelvan a dar aire al choque con la presidenta, mientras en el PP creen que el enfrentamiento interno debilita ideológicamente a su líder. Por su parte Ayuso y Almeida, de cara a la galería, se muestran amistosos en la festividad de la Virgen de la Almudena, diciendo que «somos como hermanos», buenas palabras que nadie se cree, pues la realidad es que escenifican la unidad del partido mientras mantienen el pulso por el poder en el PP regional. Cuando «la situación es complicada» y en plena tensión soterrada en el reencuentro público de ambos en plena pugna por el poder, el alcalde escenifica «buen rollo» y la presidenta pide «unidad» y dice «soy leal a Casado, pero tengo criterio propio», mientras Génova se esmera en mostrar un PP sin conflictos para aislar a Ayuso recomponiendo sus relaciones con el poder territorial salvo con Madrid (en todos los territorios el líder del partido es también quien detenta el liderazgo político-administrativo territorial) y consideran que «es una prueba de que cuando todos cedemos no hay problema»….el problema está en que en Madrid se exige que, a diferencia de otras regiones, sea la Presidencia quien ceda, tras su aplastante éxito electoral. Y por si alguien tiene alguna duda, los sondeos vaticinan que Almeida crece pero queda lejos de Ayuso, quien refuerza su mayoría ya que como presidenta de la Comunidad de Madrid continúa al alza y se quedaría cerca de la mayoría absoluta, mientras Almeida, como alcalde, ganaría en la capital pero dependería de Vox y Ciudadanos para gobernar; los resultados para la Comunidad de Madrid serían: PP 46´2% de votos y 66 escaños, Más Madrid 18´1% y 25, PSOE 16´3% y 23, Vox 9´3% y 13, y UPodemos 6´4% y 9…….y los resultados para el Ayuntamiento de Madrid serían: PP 35´4% y 22 concejales, Más Madrid 25´1% y 15, PSOE 12´2% y 7, UPodemos 9´8% y 5, Ciudadanos 8´4% y 4, y Vox 6´9% y 4.

Por cierto, hablando de alcaldes, en Badalona el PP pierde la alcaldía al ser destituido Albiol mediante una exitosa moción de censura avalada por los «papeles de Pandora», poniendo así fin, tras el escándalo, al mandato del regidor popular en la mayor ciudad catalana gobernada por el PP; en efecto, Socialistas con Podemos, ERC, JxCat y la CUP logran echar a Albiol, que gana siempre las elecciones en la ciudad, para colocar como nuevo alcalde al socialista Guijarro, en una ciudad que ha tenido cuatro alcaldes distintos en menos de cuatro años. Esperemos que no siga esta racha en el Ayuntamiento.

Y mientras la nueva ley de Sanidad propone que las CCAA tengan acceso a los mismos tratamientos, éstas reclaman que el fondo covid se extienda a 2022, en tanto  que Hacienda rechaza la enmienda de ERC para habilitar 13.000 millones. Por su parte el virus vuelve a azotar de nuevo a la Europa menos vacunada, aunque en España, donde la vacunación supera el 80%, la incidencia de contagio es de las más bajas.

Moncloa obliga a las CCAA a gastar un millón en cada edificio de atención y las autonomías se quejan de que ya tienen esa asistencia y que es gasto ideológico

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que los inmigrantes que bloquearon el aeropuerto de Palma, mediante la «patera aérea», han sido enviados a prisión al considerar la juez que pueden haber incurrido en dos delitos de sedición, otro de favorecer la inmigración ilegal y un cuarto de desórdenes públicos; que el Gobierno planea que las CCAA pugnen por las sedes del Estado, por lo que el Ministerio de Política Territorial trabaja en un protocolo para intensificar la dispersión de organismos fuera de Madrid y promoverá una «competencia sana» por albergar instituciones; que PSOE y Podemos tratan de evitar fugas en el voto a los candidatos al Constitucional, pactados con el PP, sabiéndose que Casado se comprometió con Arnaldo a que lo haría magistrado del TC y que Enrique López promovió a Espejel, Margarita Robles a Montalbán y Enrique Santiago a Sáez; que el empresario Juan Roig exige finalizar el Corredor del Mediterráneo pues «todos los territorios tienen que tener las mismas oportunidades»; que la Policía critica la reforma de la Ley de Seguridad, convencida de que «nos deja vendidos» y advierte que las modificaciones de PSOE y Podemos son «surrealistas»; que el paro juvenil se enquista y España ya es la única potencia europea con más del 30%; que la playa de Los Guirres desaparece bajo la lava del volcán de La Palma; que la Fiscalía está pendiente de pronunciarse sobre la querella contra Belarra; que fondos de la UE van para oficinas de violencia de género provinciales, pues Moncloa obliga a las CCAA a gastar un millón en cada edificio de atención y las autonomías se quejan de que ya tienen esa asistencia y que es gasto ideológico; y que figuras del PP y Ciudadanos reclaman la unidad constitucionalista en Cataluña y destacados miembros de la sociedad civil se unen al manifiesto a favor de la confluencia electoral, mientras la mitad de los colegios e institutos catalanes rechazan redactar los planes educativos en español, en tanto que algunos centros incluso responden a la petición equiparando el castellano al «quechua o al suhailí» o insultando a la asociación que ha reclamado los datos para detectar y denunciar los casos de adoctrinamiento….. es la cruda realidad de la dividida sociedad catalana después de muchos años en que desde las instituciones gubernamentales, tanto nacionales como regionales y locales, se mire hacia otro lado ante semejantes aberraciones.

Y del exterior, destacar que Macron activa la construcción de centrales nucleares para cumplir con los compromisos climáticos; que la Iglesia francesa vende propiedades para resarcir por los abusos; que media Europa obliga a sus sanitarios a vacunarse contra la covid; que España y la UE repudian la reelección de Ortega en Nicaragua que consolida la dictadura con un 74´99% de los votos con una farsa electoral que merece el aislamiento internacional de dicho régimen; que 30 países y 6 fabricantes fijan para 2035 el fin del coche de combustión, quedando fuera España, Francia y Alemania en espera de un pacto al respecto en la UE; que la falta de magnesio pone contra las cuerdas al automóvil, mientras China controla el 95% de la  producción mundial; y que China y EEUU firman la paz climática y en la Cumbre de Glasgow presentan una declaración conjunta comprometiéndose a luchar juntos contra la crisis climática y a acelerar en esta década la lucha contra el cambio climático.

Pero la gran preocupación está hoy en la frontera de Polonia con Bielorrusia, donde el régimen de Lukashenko lanza a miles de migrantes a la frontera polaca para desestabilizar la UE que pide nuevas sanciones, mientras la OTAN respalda a Polonia y advierte a Bielorrusia, donde miles de jóvenes, mujeres y niños son conducidos por militares hacia las concertinas metálicas, lo que Bruselas tacha de «gansteril», mientras Polonia avisa de una «escalada armada» en la frontera de la UE y envía 12.000 soldados al límite con Bielorrusia, a la que deporta a cientos de refugiados en caliente; por su parte Rusia respalda a Minsk con el envío de dos bombarderos y Borrell dice que «Europa está en peligro y no siempre somos conscientes de ello», en tanto que Europa se amuralla al extremo de que la UE valora ahora financiar concertinas y vallas para frenar la avalancha de inmigrantes lanzados contra la frontera polaca por el dictador bielorruso, mientras los migrantes atrapados en la frontera con Polonia detallan cómo las autoridades locales les facilitan el paso fronterizo a Europa: «los militares nos llevaron a las alambradas y las cortaron».

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: