Actualidad Comunidad Valenciana

Mazón califica los presupuestos de «fantasía contable» y exige rebajar el gasto político y primar a quien más lo necesita

El presidente del PPCV califica los presupuestos de la Generalitat de "un insulto a la inteligencia"

El Presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha exigido rebajar «el gasto político en los presupuestos y primar a quien más lo necesita». El presidente del PPCV ha indicado en rueda de prensa celebrada en la sede del PPCV junto con la secretaria general, María José Catalá, y los diputados Rubén Ibáñez y Miguel Barrachina, que «estos presupuestos son una fantasía contable y un insulto a la inteligencia. No se entiende la razón de vulnerar el Estatut si al final venía un invento, para luego pegar tres martillazos en los papeles para inventarse las cuentas. Puestos a soñar, si tanto dicen que vamos a crecer, un 6%, no se sabe cuál es la razón por la que no se rebajan los impuestos a las rentas más bajas que debería ser, al menos, la prioridad. Si es cierto este aumento de ingresos, dónde está la parte social de ayudar a los que más lo necesitan».

Para Mazón, «llama la atención el escaso peso de la sanidad en las cuentas, el más bajo de la historia de la Generalitat. Seguimos en covid y mas de 6.000 sanitarios acaban contrato en diciembre».

El presidente del PPCV califica los presupuestos de la Generalitat de «un insulto a la inteligencia»

El presidente popular ha explicado que «en el Congreso de los diputados ayer se rechazó la enmienda a la totalidad a los PGE. El Grupo Popular ha asumido todas las propuestas que pone encima de la mesa el PPCV con unas 150 enmiendas. Se agota el tiempo para evitar el ninguneo de la Comunitat Valenciana y sigo esperando una llamada del president de la Generalitat. A partir de mañana se agota el plazo para presentar las enmiendas parciales. Se agota el tiempo y vamos a poner encima de la mesa nuestras enmiendas para mejorar y que nos diga el secretario general de los socialistas de la Comunitat si está de acuerdo con el ninguneo y el resto de partidos si, por ejemplo, están de acuerdo con volver a castigar a los autónomos con una nueva subida de la cuota».

Carlos Mazón ha señalado que «las perspectivas no son nada buenas. La Generalitat con estos presupuestos no solo se permite el lujo de que la Sanidad tenga el menor peso de la historia, sino que incrementa la deuda a límites históricos, la aumenta la deuda el doble a 54.000 millones de euros que vamos a soportar en los próximos años. Esto es quiebra técnica. Mientras la deuda sigue creciendo, que paguen los demás, el gasto de los políticos no baja. Nosotros renunciamos al 2% de aumento, lo vamos a hacer en la Diputación, pero estos señores mantienen el nivel más alto de asesores y cargos públicos de la historia, se aumentan el sueldo un 2% y aumentan el gasto político de la administración en un 17%. El gasto sube un 9%, pero el de la administración aumenta en el sector público un 17%. Aumenta el sector público, baja la sanidad, aumentan los impuestos, no se atienden a las rentas más bajas, los presupuestos no se los cree nadie y todos saben que no se pueden ejecutar».

Mazón ha lanzado un compromiso. «Nosotros asumimos el compromiso de bajar los impuestos con prioridad a las rentas más bajas, reducir a la mitad los 330 asesores y cargos públicos y no aumentar más de diez consellerias. Hay que rebajar la grasa de la administración y primar a quien más lo necesita». Para el líder popular, «esto no es serio. La recuperación es otra quimera y la sensibilidad y justicia social con este reparto de sueños irreales solo nos pueden traer esa especie de tregua ficticia y temporal en el seno de un gobierno que lejos de estar coordinado provoca lágrimas entre sus propios consellers».

«Se agota el tiempo para evitar el ninguneo de la Comunitat Valenciana en los PGE y sigo esperando una llamada del president de la Generalitat para pactar las enmiendas»

Además, ha anunciado que «el PP planteará una enmienda a la totalidad de los presupuestos por justicia y coherencia».

Catalá: Insulto a la inteligencia

Por su parte, la síndica del grupo popular ha indicado que «para acabar pintando partidas ficticias no hacía falta llegar a ese nivel de sainete e incumplir los plazos legales que establece el Estatut d’Autonomia». Català ha señalado que «estos presupuestos son un insulto a la inteligencia. Nadie cree que se vayan a cubrir. Hemos pasado de la ingeniería a la fantasía contable. Es un ejercicio de irresponsabilidad colosal por parte del Consell, con una falta de rigor y seriedad por parte de los miembros del Consell».

María José Catalá: «Para acabar pintando partidas ficticias no hacía falta llegar a ese nivel de sainete»

La portavoz popular ha manifestado que «han pintado 2.236 millones de euros que no van a llegar nunca, que no están pactados con el Ministerio de Hacienda y son muy necesarios para la política social. Los perjudicados son los ciudadanos porque con ese dinero que no llegará se va a disminuir mucho el gasto social, sobre todo las inversiones que son las grandes perjudicadas siempre».

«Llama la atención el escaso peso de la sanidad en las cuentas, el más bajo de la historia de la Generalitat»

«La ejecución general en este momento de 2021 -ha continuado- es del 70%, pero de las inversiones del 32%. Nos dijeron que lo importante de estos presupuestos no «era el cómo y el cuándo» sino «el qué»… pues el qué han sido 2.336 millones  de euros. Recuerdo cuando Oltra llevaba a los tribunales al anterior consell por una partida de venta de patrimonio de 600 millones, y me pregunto qué tendría que hacer hoy el PP si fuera la señora Oltra en la oposición, si acudiese a los tribunales con 2.336 millones de unas partidas ficticias».

Caída de la inversión en políticas sociales

La portavoz popular ha afirmado que «la media de ejecución de inversiones es nefasta, desde 2016 hasta la actualidad es del 58%. Los valencianos son los grandes perdedores porque se le suben las tasas.

«Las políticas sociales tienen un peso presupuestario menor, pese a la fantasía contable. Las políticas sociales caen 2,37% en el último año en el global del presupuesto. Tienen un peso presupuestario menor que otros años. Cuanto más dinero tienen, menos apuestan por las políticas sociales».

Asimismo, Catalá ha afirmado que «la credibilidad de Puig ha durado poco más de un mes. Se comprometió en el debate de política general a invertir 600 millones de euros para la Albufera. Pero solo hay 5 millones de euros pintados. La Albufera está en la cola de prioridades del Botànic. Sus anuncios han durado poco. El de Cercanías duró una semana porque los senadores socialistas votaron en contra de las transferencias».

Por último, Catalá ha transmitido su preocupación por la situación. «Los valencianos no son tontos y este presupuesto no se los cree nadie. El gasto social se va a ver recortado porque los números no salen».

 

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: