Actualidad Alicante

Luis Barcala, alcalde de Alicante: «Todas las personas que viven y visitan Alicante tienen la condición de alicantinos»

El objetivo de estas Jornadas es visualizar el drama en el que se ven inmersas miles de mujeres que optan por abandonar sus países de origen

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha señalado este miércoles que «todas las personas que viven y visitan Alicante tienen la condición de alicantinos». El primer edil ha hecho estas manifestaciones durante la sesión inaugural de las «III Jornadas Ruta de la Seda y la Mujer» que, bajo el lema «Mujeres migrantes y refugiadas en el Mediterráneo», se ha desarrollado en Casa Mediterráneo.

«Mi responsabilidad es que la convivencia entre personas de distintas sociedades esté garantizada y los derechos y libertades, para todos, se puedan ejercer en plenitud. Quienes llegan hasta Alicante y se asientan en ella, independientemente de su punto de partida, automáticamente son alicantinos. Y esa forma de sentirse es la que pretendo que asimilen todas estas personas», ha puntualizado el primer edil.

Ha seguido pormenorizando sobre este aspecto al destacar que «aun siendo consciente de las diferencias, que las hay, entre todos tenemos que intentar que el ejercicio de los derechos y libertades sea en igualdad de condiciones y oportunidades».

Al referirse el alcalde a las mujeres migradas ha apuntado que «al llegar al país de destino se produce el lógico choque de culturas. Lugares donde los principios de libertad y derechos fundamentales están en el día a día. Y, a diferencia de lo que puede ocurrir en sus países de origen los tienen que aprender y asimilar. Estos problemas se suman a los propios del género como la maternidad, la búsqueda de trabajo o la conciliación familiar».

El alcalde destaca la condición de «ciudad acogedora» de la capital durante la sesión inaugural de las «III Jornadas Ruta de la Seda y la Mujer en las Culturas Mediterráneas»

Barcala ha recordado el papel que jugaron los emigrantes durante la Transición «porque nos aportaron lo que aprendieron de convivencia democrática en otros países». Finalmente ha reseñado la labor que se desarrolla desde Casa Mediterráneo «como cruce de culturas e intercambio de convivencia entre personas».

En la jornada de este miércoles se ha contado con testimonios de las violencias que padecen las mujeres migradas. También, y en diferentes mesas redondas y coloquios, se han abordado las causas que obligan a la migración, se han descrito las duras condiciones de los viajes, se han enumerado los diferentes problemas que se encuentran a su llegada, y la realidad que afrontan en el país de destino.

El objetivo de estas Jornadas es visualizar el drama en el que se ven inmersas miles de mujeres que optan por abandonar sus países de origen

En la sesión inaugural han intervenido también el director en funciones de Casa Mediterráneo, José Manuel Molina; la rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro, y el secretario autonómico para la UE y Relaciones Externas, Joan Calabuig; la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador; y la director general de Inclusión, Teresa Pacheco.

El objetivo de estas Jornadas es visualizar el drama en el que se ven inmersas miles de mujeres que optan por abandonar sus países de origen. En la jornada inaugural de hoy y en la de clausura de mañana, se analiza la violencia a la que se ven sometidas estas mujeres en sus países de origen, se incide en las causas que las obligan a migrar, se pormenoriza en los enormes riesgos en los que se ven envueltas en el trayecto hacia el país de destino, y cómo es la llegada a éste y la acogida que se les dispensa, si es que llegan a finalizar el viaje. En la provincia de Alicante, y desde enero a octubre de 2021, han llegado a las costas 829 personas. De este total, 35 son mujeres. Nueve de ellas, niñas menores de edad.

Los servicios municipales

El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Inmigración y Cooperación, que dirige María Conejero, desarrolla una serie de iniciativas para las personas migradas. Éstas se canalizan a través de las dos sedes de la Oficina de Atención a las Personas Migradas (PANGEA), situadas en la Plaza de Argel y en la propia sede de la concejalía. La primera de ellas atendió a 197 personas durante el mes de septiembre; la segunda, a 25.

Los principales servicios que presta son asesoría jurídica, seguimiento de las situaciones que presentan las personas migradas, atenciones sociales, coordinación con recursos sociales y mediaciones lingüísticas. En este caso las más solicitadas son el árabe y el ruso.

Las personas migradas que llegan hasta Alicante pueden inscribirse en los cursos del Programa Permanente para Personas Migradas. En él se ofrecen cursos de español de todos los niveles, talleres, visitas culturales y tutorías individuales.

El objetivo que se persigue es ofrecer las nociones básicas para formalizar el proceso de acogida, la regularización administrativa y la opción a solicitar la nacionalidad española. Se les prepara para los exámenes de acceso a la nacionalidad española, la obtención del Diploma de Español como Lengua Extranjera, y la prueba de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España que realiza el Instituto Cervantes.

Proyecto «Mar Mediterráneo: derechos humanos a la deriva»

El Ayuntamiento de Alicante se suma a la Generalitat Valenciana y al Ayuntamiento de Elche en la subvención del Proyecto «Mar Mediterráneo: derechos humanos a la deriva». Éste es un vídeo con el que se pretende denunciar la vulneración de los derechos humanos de las personas migrantes y también poner de manifiesto cómo se criminaliza y persigue a las personas voluntarias y defensoras de estos derechos.

Las causas

Las causas que obligan a migrar a una mujer, según el estudio «Mujer e inmigración. Formas de Discriminación e Intolerancia» elaborado por Vanesa Gómez, coordinadora de las oficinas Pangea, se derivan de la situación familiar, personal o estructural. Éstas quedan motivadas por aspectos económicos, como una búsqueda de mejora de empleo y el abandono de las zonas rurales, la obligatoriedad de fijar su residencia de casada en un ámbito diferente al de su hogar de nacimiento, o la necesidad de migrar por un estatus desvalorizado en sus sociedades de origen o con objetivos incompatibles con las normas tradicionales como son matrimonios indeseados, violación de derechos, práctica de la ablación, madres solteras y distintas formas de violencia relacionadas con el género.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: