Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Separación de poderes ya»

Carlos Lesmes, Presidente del Supremo y del CGPJ, abre un curso judicial marcado por el bloqueo a la necesaria renovación

Cuando ya se hace casi insoportable el desencuentro entre PSOE y PP para renovar el CGPJ y otras instituciones del Estado, tal como exige la Constitución, el Ministro Bolaños revienta cualquier mínima opción de acuerdo, si es que hay alguna opción, para renovar el Poder Judicial con unas insólitas declaraciones en las que rechaza que «en una democracia plena» los jueces elijan a sus vocales, generando con ello un malestar generalizado en la carrera judicial por esta clara negativa a despolitizar la Justicia, mientras Casado, el jefe de la oposición, y su partido, el PP, imprescindible para cualquier acuerdo de Estado porque así lo hemos querido los ciudadanos en las urnas, acusan a Bolaños de «totalitarismo», lo vetan como interlocutor y piden su dimisión por atacar al Estado de Derecho, volando así los puentes de los necesarios pactos institucionales que requiere cualquier democracia que se precie. Lamentablemente Bolaños defiende, contra la UE y el TC, que «los jueces no elijan a los jueces», provocando que las dos principales asociaciones de jueces arremetan contra las tesis del ministro y mientras Casado pide su dimisión inmediata por su totalitarismo, Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, sostiene que «para renovar el Poder Judicial todos debemos hacer un esfuerzo»….. un esfuerzo evidente que, en definitiva, simplemente consiste en ser demócratas de verdad y entender que en cualquier Estado de Derecho democrático la separación de poderes es requisito imprescindible para la convivencia pues los pilares básicos del mismo (el poder legislativo, judicial y ejecutivo) deben funcionar con plena independencia y sin injerencias de uno sobre el otro, por más que haya tentaciones desde el poder ejecutivo de controlar el poder judicial con el espurio objetivo de tener cierto trato de favor a la hora de dilucidar en los tribunales decisiones gubernamentales o conductas no siempre ajustadas a la legalidad establecida, pues es obvio que con un Poder Judicial sumiso y controlado, dependiente del Ejecutivo, siempre es más fácil que éste obtenga ventajas a la hora de dilucidar en los tribunales asuntos escabrosos que el Poder Ejecutivo siempre se ve abocado a afrontar. Pero, lamentablemente, eso no es democracia, ni siquiera, en esa democracia «plena» de la que habla Bolaños, apellidando innecesariamente la democracia sin más, tal como hacen los totalitarios, disfrazados de demócratas, con calificativos o apellidos eufemísticos, como, por ejemplo, «democracia popular», que tantos recortes a la libertad aportaron y aportan a los respectivos pueblos que la sufren. Democracia pues, a secas, sin apellidos y con nítida separación de poderes que es la base de la misma, tanto cuando gobierne la derecha, la izquierda o los medio pensionistas. Separación de poderes ya, que no sólo ha de serlo, sino también parecerlo, lo que evitaría, por ejemplo, la sospecha de falta de independencia, como sucede en España con el nombramiento de Dolores Delgado, que pasa en un santiamén de Ministra de Justicia a Fiscal General del Estado, tras considerar y sostener el Presidente del Ejecutivo que la Fiscalía depende del Gobierno, cuando simplemente la nombra, lo que en su día provocó recursos al Supremo por parte del PP y Vox que habrán de verse próximamente, un debate en el Supremo que coloca en la cuerda floja al Gobierno, preocupado porque el Alto Tribunal acepte dichos recursos contra su designación, mientras los fiscales sostienen que «si se revoca a Delgado se haría un favor a la Fiscalía», asegurando que anular su nombramiento «reforzaría al menos la percepción de independencia» de la institución, puesta hoy en entredicho, en tanto que los magistrados del Supremo andan divididos y no es descartable que la decisión, sea la que fuere, no se adopte por unanimidad.

Carlos Lesmes, Presidente del Supremo y del CGPJ, abre un curso judicial marcado por el bloqueo a la necesaria renovación

En estas circunstancias de cierta anormalidad democrática, Carlos Lesmes, Presidente del Supremo y del CGPJ, abre hoy un curso judicial marcado por el bloqueo a la necesaria renovación, con lo que la Justicia sin renovar, contra lo que exige la democracia, tendrá que abordar causas de gran calado político, entre otros, los recursos de los indultos del «procés», mientras el Constitucional habrá de fallar sobre el Estado de Alarma y la propia reforma del CGPJ. Todo apunta a que Lesmes no apuntará a PP y PSOE por el bloqueo del Poder Judicial en la apertura del año judicial y que lanzará un mensaje en positivo para que haya un acuerdo lo antes posible y que además tratará sobre el respeto a las resoluciones judiciales, otro asunto peliagudo que hace nuestra justicia más injusta. Entretanto, ha querido el calendario que el fiscal sostenga que el Emérito era comisionista internacional y en la comisión rogatoria enviada a las autoridades suizas asegure por primera vez que Juan Carlos I habría amasado su fortuna oculta gracias a su «intermediación en negocios» y advierta de «indicios» de la posible comisión de cuatro delitos («cohecho, blanqueo, delito fiscal y tráfico de influencias») por lo que pide que la Justicia helvética le remita información de todas las cuentas de la fundación que controla el primo de Juan Carlos, Álvaro Orleans-Borbón. Por su parte Hacienda pide a la Casa del Rey información de los pagos a Juan Carlos I, reclamando la inspección los ingresos hechos desde que abdicó hasta 2018. Todo ello ha provocado la reacción del Emérito y su abogado culpa a la Fiscalía de acusarle sin pruebas, denunciando que se está vulnerando la presunción de inocencia (otro de los principios pisoteados en la Justicia española) ya que el Ministerio Público la tacha ante Suiza de «comisionista internacional», mientras Zarzuela remite a Hacienda los pagos hechos desde su abdicación. Juan Carlos, rompe su silencio, estalla contra el fiscal y niega las acusaciones, acusando al Ministerio Público de «conculcar su presunción de inocencia» y «perjudicarle gravemente», mientras sostiene que la comunicación enviada a Suiza «contiene graves imputaciones carentes de la más mínima justificación», en tanto que Fiscalía defiende que para solicitar información a Suiza debía «detallar todos los indicios de criminalidad». Un mal día pues para que Dolores Delgado haya tenido que acudir a Zarzuela para entregar al Rey Felipe la Memoria General de Fiscalía, aunque todo hubiera sido más fácil y menos criticable si la Fiscal General del Estado, por decisión de Sánchez, no hubiera sustituido «ipso facto» su cargo de ministra por el que  ostenta ahora. ¿Es que no había nadie con menor carga política partidaria capaz de ostentar el cargo de Fiscal General del Estado? En fin, sin más comentarios.

 

Entretanto, la espiral alcista del gas amenaza con mantener cara la electricidad, mientras Bruselas vigila «de cerca» la escalada de la luz y recibe a la ministra Ribera, esperando la Comisión Europea propuestas del Gobierno de Sánchez para mitigar el impacto de la subida, pues el precio de la electricidad no da tregua, alcanzando el pasado sábado el record del más caro de la historia. A pesar de todo Pedro Sánchez nos sorprende a todos diciendo que «cuando acabe 2021 se habrá pagado de luz lo mismo que en 2018» y añade: «una empresa pública de energía no forma parte del acuerdo de coalición», «hay meses que valen por años; es importante que entre savia nueva en el Gobierno» y «el Partido Popular lleva mil días fuera de la Constitución; es antidemocrático»; por su parte Calviño, la vicepresidenta primera, dice que «con la luz no hay que tomar atajos que nos lleven a males mayores» y añade «¿una eléctrica pública?…tenemos que centrarnos en propuestas que sean eficaces», tildando así de ineficaces indirectamente a su socio Podemos. Como ven propuestas ningunas y sólo cabe esperar que por arte de magia el precio de la luz comience a bajar drásticamente en lo que queda de año pues en caso contrario la promesa (otra más) de Sánchez de que pagaremos lo mismo que en 2018 sería sencillamente una entelequia y una falacia (el precio medio de hace tres años era de 57´28 euros y hoy es de 68´5). Un Sánchez que, por cierto, ignoró en 2018 un plan de rebajar la luz un 30%, cuyo informe, impulsado por Rajoy, fue borrado por Transición Ecológica de su web, a pesar de que en la elaboración del proyecto había expertos propuestos por el PSOE. Arrimadas, la Presidenta de Ciudadanos, por su parte sostiene que «si Podemos y PSOE fuesen oposición, las calles arderían por la electricidad» y advierte de que «el sanchismo es demasiado peligroso para sacarlo del Gobierno un solo partido».

Por cierto, mientras Sánchez inicia la catarsis del PSOE con la vista puesta en 2023 y lo hace con la designación hoy mismo de los nuevos portavoces en las Cortes, según SigmaDos, en sintonía con otras encuestas, el Presidente no frena de momento el desgaste y ya cae por debajo de los cien escaños, con lo que el reciente cambio de ministros no invierte la tendencia a la baja por lo que el PP amplía su diferencia sobre el PSOE y los «populares» sumarían mayoría con Vox frente a la actual coalición de Gobierno, que pierde 35 escaños, mientras la escalada del precio de la luz machaca más aún al Ejecutivo ya que el 84% de los españoles cree que no hace lo necesario para afrontarla; los resultados serían: PP 29´1% de votos y 131 escaños, PSOE 24´4% y 98, Vox 14´9% y 47, UPodemos 10´3% y 22, Más País 4´1% y 8, ERC 3´4% y 14, Ciudadanos (que ha perdido 168 cargos frente al PP en seis meses) 3´1% y 1, y Otros 6´8% y 13.

La buena noticia, aunque con matices, que el paro baja en 82.500 personas en el mejor agosto registrado, encadenando el desempleo seis meses de descenso pese a la quinta ola, sin embargo agosto, por otro lado, frena la mejora del empleo con 294.000 despidos en el último día de mes, por lo que los sindicatos alertan de la precariedad laboral pues sólo un 9% de los nuevos contratos son fijos (el mal endémico que todos critican cuando están en la oposición y luego no arreglan cuando gobiernan) y 272.000 personas todavía siguen en ERTE, lo que supone que para nada hay que echar las campanas al vuelo como hace el Presidente, ya que, en realidad, la mayor caída del paro, se da con menos empleo y éste muy precario (el desempleo baja en 82.583 personas concretamente, pero la afiliación cae en 118.004).

En cuanto a la pandemia, la quinta ola evoluciona con menos casos en agosto que en julio pero con cuatro veces más fallecidos, mientras la vacuna, que salva la vida, pierde eficacia, señalando los estudios que los casos de infección no terminan en covid grave. En todo caso, las muertes de la quinta ola remiten pero superan lo previsto, pues el verano ha dejado más de 3.800 fallecidos por coronavirus aunque la letalidad sea siete veces menor que en las terroríficas olas anteriores. Decir además que el 14% de los niños tiene cansancio y dolor de cabeza por la covid persistente, que Sánchez fija ahora como meta, sin fecha, el 90% de la población vacunada, y que Simón podría ser Director del Centro de Salud Pública.

Y mientras Sánchez quiere ahora posponer a octubre la patética mesa de diálogo con los secesionistas con el objetivo de que sea después del Congreso que tiene previsto celebrar el PSOE, se conoce que el prófugo Puigdemont, según investigación internacional, buscó en su día ayuda al «procés» en el espionaje ruso ya que su entorno contactó con agentes secretos que tenían el encargo de Putin de desestabilizar a la UE, según un informe de la inteligencia europea; al efecto, Puigdemont, envió emisarios a Rusia para pedir ayuda contra España y la documentación vincula los contactos con graves disturbios en Cataluña, protagonizados entre otros por la violenta plataforma Tsunami Democratic, aparecida curiosamente por esas fechas. Y la esperpéntica mesa de diálogo con los secesionistas de por medio……¡qué se puede pedir más escandaloso!

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la CEOE ve «muy difícil» hacer nuevos pactos con el Gobierno; que la gota fría ha puesto en jaque 28 provincias anegando media España; que la subida del SMI producirá el cierre de pymes y el incremento de los precios; que el fiscal recurre el cierre del «caso Kitchen», que exculpa al PP de Rajoy, al considerar «prematuro» el fin de la investigación del juez Castellón; que desde hoy acuden a clase ya vacunados 1´5 millones de alumnos; que Martínez Almeida, alcalde de Madrid, asegura «no seguiré más allá de ocho años»; que el esloveno Roglic consigue su tercer triunfo consecutivo en la Vuelta ciclista a España; que Castells elimina el control ajeno a la universidad en el acceso a la carrera docente, suprimiendo para los ayudantes doctores el requisito de acreditarse por la Aneca (Agencia Nacional de Evaluación d la Calidad) antes de ser contratados; y que el Parlamento Europeo mandará en noviembre una misión de investigación a España para esclarecer los crímenes de la banda terrorista ETA que aún continúan sin resolverse, concretamente 377 asesinatos sin autor conocido, en definitiva, la memoria que algunos quieren enterrar, paradójicamente, en pleno auge de la resurrección de la memoria de los crímenes del franquismo….¿por qué no ésta también, dada en pleno franquismo y ya en democracia?, misterios sin resolver.

Y del exterior, destacar que la sombra del terrorismo y el caos golpean la Presidencia de Castillo en Perú; que el Presidente de Guinea Conakry es detenido por militares golpistas que dan un claro golpe de Estado clásico; que el partido de futbol Brasil-Argentina es interrumpido a los cuatro minutos por violar la cuarentena pues funcionarios del Ministerio de Sanidad de Brasil lo suspenden para deportar a cuatro jugadores argentinos de la Premier por no cumplir la cuarentena exigida antes de entrar en el país; y que EEUU renuncia a ser el gendarme del mundo, apostando Biden por la vía diplomática frente a la militar en su política exterior, mientras se concentra en hacer frente a su principal amenaza que es China y su expansión. Entretanto en Afganistán los talibanes, que apenas logran reabrir el aeropuerto de Kabul para iniciar los primeros vuelos internos y culpan a EEUU de sabotearlo, provocan cuatro muertos en un atentado suicida en Pakistán, con las afganas escondidas en sus casas, la mayoría de ellas para burlar las amenazas de muerte, aunque algunas reclaman sus derechos al futuro gobierno afgano y decenas de ellas, a cara descubierta se manifiestan en Kabul frente al palacio presidencial, mientras el legendario general Masud acepta negociar para acabar con la rebelión de Panshir, en tanto que Qatar se erige en el principal socio económico de Afganistán ante el colapso humanitario de los talibán; y mientras en una especie de operación retorno al «paraíso» talibán centenares de afganos vuelven al país desde Pakistán tras el triunfo de los islamistas ya que les es más fácil cruzar la frontera al Emirato que salir de él, EEUU podría estar dispuesto a cooperar con los talibanes para combatir al ISIS, en tanto que la UE aboga por mantener contactos para cuestiones humanitarias y logísticas, dándose por hecho que abrirá una delegación única en Kabul para dialogar con los talibanes.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: