Actualidad Alicante

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Horror y muerte en Kabul»

Sánchez trata de blindar su imagen con actos ajenos a la crisis y sin preguntas, negándose a comparecer en el Congreso y manteniendo un silencio absoluto

Antes de acabar la operación de evacuación de los países occidentales, incluida España, el yihadismo siembra de horror y muerte la capital afgana con un infame ataque suicida terrorista contra la multitud que trata de huir de Afganistán, dejando cerca del aeropuerto más de un centenar de heridos y decenas de muertos, entre ellos 13 marines norteamericanos. Varios ataques suicidas que asume el brazo local del ISIS, enemigo número uno de los talibanes (en los extremismos, ya se sabe, siempre hay alguien más extremista y bárbaro que tú), por lo que éstos, nuevos amos del país y algo menos bárbaros que el ISIS, condenan los atentados salvajes (como si ellos no utilizaran el horror y la muerte contra la población sometida), mientras Biden advierte a los terroristas: «no vamos a perdonar ni a olvidar», «os vamos a cazar y os lo vamos a hacer pagar», para inmediatamente, EEUU eliminar con un dron a dos líderes del Estado Islámico que supuestamente han organizado el ataque terrorista. Es la espiral de la violencia desatada en un país, Afganistán, sin billete de salida del horror, mientras varios países europeos daban por concluida la evacuación precipitadamente, aunque Francia y Reino Unido continuaban y España, que apuraba sus últimos momentos, no daba información para, finalmente, completar la evacuación de Kabul tras rescatar a 2.200 personas, de lo que Sánchez, como Presidente del Gobierno, se siente orgulloso con toda la razón del mundo, aunque, obviamente, trata de «tragedia» la victoria de los talibanes en el país, mientras la ministra de Defensa, Margarita Robles, dice que «los militares han hecho lo humano y lo sobrehumano» tras la llegada a Torrejón del último vuelo con 81 españoles (militares, policías y diplomáticos) y 85 afganos. Y mientras el yihadismo impone su victoria con un baño de sangre, condenado hasta por la cúpula talibán, el miedo se adueña de Kabul, con parques y calles desiertas tras los atentados, mientras algunos siguen intentando huir como sea del infierno y Biden, tocado por la gestión de la evacuación de Kabul, rinde homenaje a los trece marines muertos y EEUU bombardea en Kabul un coche del ISIS cargado de explosivos cuando se dirigía al aeropuerto de la capital afgana, matando a un suicida yihadista y causando seis víctimas civiles. En definitiva, vuelve la violencia desenfrenada, el horror y la barbarie a Kabul, donde «todo es loco, imprevisible» y donde los afganos temen el hambre tanto como la seguridad. Es lo que se espera con el nuevo régimen islamista. No en vano la diputada afgana Rangina Kargar, manifiesta tras su liberación que «estaba aterrorizada, cada día iban a buscarme a casa para matarme» (es el destino de miles y miles de afganos salvo que se sometan a la esclavitud impuesta por el extremismo islamista)….. y no en vano, Momin Mobariz, intérprete del Ejército en Afganistán, que trabajó con las tropas españolas entre 2011 y 2014 y acaba de llegar huyendo del calvario talibán, dice «daremos todo por nuestro país, que ahora es España». ¡Qué tristeza cuando buena parte de un pueblo tiene que salir huyendo de la barbarie caprichosa de los totalitarismos impuesta mediante la fuerza en su país!

Sánchez trata de blindar su imagen con actos ajenos a la crisis y sin preguntas, negándose a comparecer en el Congreso y manteniendo un silencio absoluto

Entretanto en España Sánchez trata de blindar su imagen con actos ajenos a la crisis y sin preguntas, negándose a comparecer en el Congreso y manteniendo un silencio absoluto sobre el asunto en toda la semana, para, finalmente, cuando por fin el contingente militar, policial y diplomático ya ha regresado de la operación de rescate en el aeropuerto de Kabul tras lograr la evacuación de 1.900 colaboradores afganos, rentabilizar el éxito de la operación improvisando una rueda de prensa, sin preguntas, para recibir el último avión y acompañar después al Rey en Torrejón, mientras Casado y el PP le critican su «cobardía» de no ir al Congreso para tratar en profundidad y en sede parlamentaria tan delicado asunto. Sánchez, que no entiende las críticas de Casado, promete continuar «combatiendo el terror» en Afganistán, donde se explora una vía terrestre de salida que avale el régimen, y se compromete a «no dejar solo al pueblo afgano», admitiendo que lo ocurrido en el país es «una tragedia y un fracaso» justo cuando se pone fin a dos décadas de presencia española en el país. Lo patético es que, al final, Occidente, en su conjunto, deja solo al pueblo afgano sin entender que a veces, lamentablemente, ante los recalcitrantes violentos compulsivos, sólo cabe la vía de la fuerza para imponer al menos la paz y la seguridad.

Por otro lado Sánchez dispara el gasto en la Presidencia del Gobierno engordando su estructura desde su llegada a La Moncloa, por lo que ahora cuesta un 23% más que en el último año de Rajoy, en definitiva, cuarenta millones de euros al año, que no está nada mal. Por su parte Casado, tras criticar al Presidente por utilizar el asunto de Afganistán en beneficio propio, lanza desde Galicia su «alternativa» al «Gobierno más radical», y el PP, que le tiende la mano en temas de Estado, como los fondos de la UE, se dispone a reforzar su perfil de «oposición responsable», mientras los socios del PSOE le advierten de su incumplimientos. Entretanto, según NCReport, el PP consolida su crecimiento y, en caso de elecciones, podría gobernar con Vox, pues el PSOE bajaría de 120 a 99-101 escaños mientras el PP subiría de 89 a 129-31, perdiéndose el efecto rebote del reciente cambio de Gobierno, pues Podemos caería de 35 a 21-23 escaños; según la encuesta los resultados serían los siguientes: PP el 30´1% de votos y 129-131 escaños, PSOE 25´3% y 99-101, Vox 14´7% y 46-48, y UPodemos 9´3% y 21-23. Pero, en fin, sólo se trata de encuestas.

Y mientras las CCAA contratarán a más de 25.000 profesores para el inminente curso escolar, dejando por debajo del año anterior los refuerzos por la covid, Castells quiere borrar al Rey de los títulos universitarios, pues en el anteproyecto de Ley de Universidades propone que no los expidan los rectores en nombre del Monarca, mientras fomenta la promoción con perspectiva de género y la memoria democrática, además de que un profesor titular podrá acceder al rectorado sin ser catedrático. Es lo que hay.

Y lo que hay también es que el precio de la luz no da tregua alguna con otro record histórico hoy, cuando la ministra Ribera comparece en el Congreso. La realidad es que la factura de la luz sube un 14% este verano y absorbe con crees la rebaja del IVA dictada por el Gobierno, mientras las eléctricas públicas de Kichi y Colau ya cobran precios record; en efecto, las comercializadoras eléctricas públicas de Cádiz y Barcelona (panacea según sus alcaldes de la solución de las tarifas eléctricas) envían cartas a sus clientes en las que afirman que están «obligadas» a repercutir el alza del coste de la luz igual que el resto del mercado….. y eso que, tanto Podemos como el PSOE, cuando estaban en la oposición, no sólo tachaban al Gobierno popular de entonces de «cómplice» de las eléctrica sino que además decían tener la solución al problema si llegaban al poder. En fin, sin más comentarios.

En cuanto al problema de la fallida devolución de menores a Marruecos, que aviva la distancia entre PP y Vox, el espectáculo continúa, pues ahora Vivas, el Presidente de Ceuta, manifiesta «soy muy del PP, pero el ministro del Interior hizo lo que yo le pedí»…..es decir, que el presidente autónomo popular le pidió cometer ilegalidades y el ministro socialista las cometió, así, al menos, la irresponsabilidad será compartida entre ambos. Entretanto, los menores de Ceuta escapan de los centros para no ser devueltos a Marruecos, manifestando que «lo que queremos es ir a España o Francia».

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la variante delta, que duplica el riesgo de hospitalización en no vacunados, provoca que la inmunidad de rebaño no se logre hasta octubre, mientras España logrará hoy o mañana la meta del 70% de vacunados; que el Gobierno inicia los trámites para subir el salario mínimo, mientras Sánchez asegura que la recuperación debe trasladarse ya a los trabajadores; que Baltasar Garzón, después de que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas le haya dado la razón, lo tiene claro: «yo soy juez; voy a pedir mi reposición como magistrado»; que Susana Rodríguez, campeona olímpica de paratriatlón, es mucho más que un oro, ejerciendo como médico en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela y habiendo sido portada de «Time»; que el Gobierno retomará el debate del pago por usar las autovías, pues Transportes estudia cómo sufragar la red tras el fin del peaje en autopistas; y que el «procés» hunde un 76% el traslado de jueces a Cataluña, mientras el TSJ alerta de la carencia de magistrados y pide algún tipo de incentivo para frenar el éxodo, pues las salidas hacia otras regiones crecieron más de un 50% tas el ilegal 1-O y las vacantes rozan ya el 10%.

Fdo. Jorge Cremades Sena

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: