Actualidad Comarcas Marina Alta y Marina Baja

La Policía Nacional detiene a dos hombres y una mujer por delitos de hurto, estafa y usurpación del estado civil al haber sustraído más de doscientos sellos de los años 1950 valorados en 5.000€

Los sellos fueron recuperados posteriormente pero han quedado sin valor puesto que se han deteriorado

Agentes del Grupo V de Policía Judicial de la Comisaría Local de Benidorm encargados de la investigación de los delitos patrimoniales han detenido en el marco de una laboriosa y compleja investigación a dos hombres y una mujer por delitos de hurto, estafa y usurpación del estado civil. 

Todo comenzó cuando el pasado día 29 de mayo un hombre denunciaba que unos amigos de su pareja le habían sustraído unos doscientos sellos de la etapa pre constitucional española aprovechando que les había permitido pernoctar en su domicilio durante una noche. La víctima que tuvo que ausentarse de su vivienda, fue alertada por su pareja días más tarde puesto que descubrió a uno de los invitados buscando objetos de valor por el inmueble e intentando forzar una caja de caudales de la víctima. 

Los detenidos aprovecharon la confianza de la víctima que les dejó pernoctar en su vivienda para idear el plan de sustracción de los sellos y también se apoderaron de una cartilla bancaria con la que se hicieron pasar por la víctima para obtener 500€ en efectivo

El denunciante además manifestó que le habían sustraído una cartilla bancaria y pudo comprobar por la aplicación de “banca on line” que habían realizado una disposición de efectivo de 500€ en una sucursal de Benidorm. 

Rápidamente los miembros del Grupo V de  Policía Judicial obtuvieron pruebas documentales y digitales donde identificaron a los dos varones  detenidos que se habían hecho pasar por la víctima en la entidad bancaria obteniendo el beneficio económico de 500€ en efectivo. 

Los sellos fueron recuperados posteriormente pero han quedado sin valor puesto que se han deteriorado 

Una vez practicadas las tres detenciones de los implicados, los agentes tuvieron conocimiento que uno de los detenidos había vendido los sellos sustraídos a un tercero, con el objetivo de saldar una deuda económica. Los policías identificaron a la persona que tenía en su poder los sellos recuperándolos casi en su totalidad días después y haciéndole entrega de los mismos a su legítimo propietario pero en un estado de conservación muy deficiente perdiendo gran parte de valor de mercado.  

Los tres detenidos una vez prestaron declaración en dependencias policiales fueron puestos en libertad a la espera de comparecer en sede Judicial.  

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: