Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Datos para la esperanza»

Andalucía ya rebasa a Cataluña en la creación de empresas y puestos de trabajo al aprovechar la estabilidad institucional para escalar en los indicadores de crecimiento económico

Tras casi dos años calamitosos, acumulando récords negativos en el ámbito socio-económico, sanitario y político, por fin aparecen algunos datos económicos positivos para la esperanza de una recuperación imprescindible de cara al futuro, por lo que Sánchez hace un balance positivo de este semestre, destacando el proceso de vacunación y la evolución de la economía, aunque la oposición le siga criticando con dureza por todo lo actuado hasta la fecha y le acuse de triunfalismo. En todo caso, el Presidente se pone un excelente y se abona a dicho triunfalismo, haciendo un balance idílico de la situación en España, asegurando que ya ha cumplido el 32´8% de sus promesas electorales y activado el 94%, colgándose incluso la «medalla de oro» en la vacunación, que administran las CCAA. Lo cierto es que, aunque partiendo de un nivel tremendamente bajo ya que acumulamos en muchos aspectos récords negativos respecto al resto de países de la UE, España ha recuperado ya casi todo el empleo perdido en la pandemia (se han creado 464.900 empleos en el segundo trimestre, aunque quedan bolsa sujetas a ERTE), aunque esta mejora, afianzada en la mayoría de los sectores, puede tambalearse por el alza del SMI; el ahorro de las familias, en contraste con el despilfarro gubernamental, alcanza el récord histórico de 941.200 millones por el temor a la pandemia; el PIB rebota un 2´8 por la vacunación y el ahorro de las familias; y la recaudación fiscal recupera los niveles previos al coronavirus, mientras Sánchez planea ya una nueva subida de impuestos para 2022, que le permita cuadrar el déficit (las cifras presupuestarias aprobadas por el Gobierno encubren un alza fiscal de entre 6.000 y 15.000 millones) y el techo de gasto se dispara, mientras los economistas denuncian que se están convirtiendo en estructurales desembolsos cuando deberían ser puntuales para la pandemia. En fin, con todos los claroscuros que se quiera, datos que, al menos, aportan una pequeña luz de esperanza para salir del túnel, al margen de los triunfalismos de unos o las críticas de otros. Todo ello en plena polémica por la gestión de los fondos de recuperación europeos, el maná que nos llega de la UE, que se ha evidenciado en la Conferencia de Presidentes (como no, con ausencia de Aragonés, que va por libre aun siendo socio del Gobierno) que ha acabado sin novedades ni acuerdos, pues ni los 10.500 millones de fondos ni el anuncio de 3´4 millones de vacunas para agosto, con los que Sánchez pretendía calmar a los presidentes autonómicos, han conseguido acallar las críticas de los barones del PP ni aliviar el malestar de algunos del PSOE, disconformes con la propuesta de Sánchez de que las CCAA repartirán los fondos pero será Moncloa quien decida el destino, lo que convierte a las autonomías (seguramente, menos a País Vasco y Cataluña) en meros gestores administrativos de los mismos, ya que no podrán decidir a qué dedican el dinero. En definitiva, el plan de Sánchez de contentar a las CCAA con más vacunas y más cogobernanza, pero con la ley del embudo (lo ancho para mí y lo estrecho para ti: yo decido qué, cuánto y cómo, y tú lo gestionas), no ha conseguido su objetivo, al extremo de que algunos, como Ayuso, le plantan cara desde el inicio por el «chantaje» de los fondos, denunciando que se exija a las CCAA apoyar el reparto de ayudas que él decide para poder acceder a ellas.

Andalucía ya rebasa a Cataluña en la creación de empresas y puestos de trabajo al aprovechar la estabilidad institucional para escalar en los indicadores de crecimiento económico

A pesar de los datos, al menos los económico-laborales, para la esperanza, este desmadre de cogobernanza, que no deja de ser un inútil eufemismo, no han impedido que las protestas, tanto de dirigentes populares como socialistas, se hagan esperar. Entre ellas cabe citar las de Feijóo («faltan recursos para los servicios que prestamos», «el dinero de la UE nos lo dan todo repartido y nos tratan como si fuéramos meras gestorías»); las de Armengol («somos la primera en aportar y la octava en recibir»); las de Mañueco («la financiación no se puede negociar sólo con Cataluña»); las de Vara («no quiero pensar en la pandemia sin autonomías», «el dinero de la UE es para crecer como país: juntos y sostenibles»); las de Moreno Bonilla («hay que decidir a dónde se destina el dinero, sin que lo imponga Sánchez»); las de Ximo Puig («las autonomías debemos poder financiar proyectos estratégicos»); las de Ayuso («Sánchez prioriza seguir en Moncloa y privilegia a sus socios desleales»); las de García-Page («serán necesarios los fondos covid mientras siga la situación especial»); o las de López Miras («ya cansa el trato de favor que se dispensa a los mismos siempre»). Un elenco de declaraciones que en su conjunto recoge el malestar generalizado con esta absurda cogobernanza inventada por Sánchez. Entretanto, Ayuso se mantiene firme en que la «fiscalidad de Madrid es intocable»…..y mientras, junto a  Moreno Bonilla, reprocha al Presidente el trato privilegiado a País Vasco y Cataluña, cuyos gobernantes nacionalistas apoyan su gobierno, el Govern catalán, cuyo president Aragonés no asistió a la Conferencia y se fue a Suiza, exige 56 traspasos y miles de millones en vísperas de la reunión de la comisión bilateral con la tensión por las grandes demandas de los nacionalistas (el Ejecutivo de Sánchez no quiere aceptar imposiciones sobre los fondos europeos), en tanto que Urkullu sí decidió asistir a la Conferencia tras asegurarse más de 200 millones. Por su parte, Andalucía ya rebasa a Cataluña en la creación de empresas y puestos de trabajo al aprovechar la estabilidad institucional para escalar en los indicadores de crecimiento económico.

Por lo que se refiere a la pandemia, Sánchez reconoce ya que el 70% de la población vacunada no bastará para controlarla tras la expansión de la variante delta, con lo que la inmunidad no llegará en agosto, mientras los contagios por covid se multiplican por ocho en catorce días en las residencias. Una inmunidad de rebaño que pasa por vacunar a los menores de doce años, pues, según expertos, el porcentaje de población protegida necesario para lograrla está más cerca del 90% que del 70% por las nuevas variantes. Por su parte el TSJ canario tumba el «pasaporte covid» en bares y restaurantes, sosteniendo que exigirlo para acceder «invade la intimidad» y vulnera derechos fundamentales.

Entretanto el Rey Emérito ya es residente en Abu Dhabi con opción a tributar, mientras la Fiscalía ve complicado querellarse contra él al año de su salida de España, mientras los Reyes, Felipe y Leticia, dan un  espaldarazo al turismo balear en plena era covid con sus vacaciones en Marivent, con Felipe VI volviendo a embarcarse dos años después, como preparativo de la tradicional Copa del Rey. Y por si alguien quiere saber por dónde van los tiros, según NCReport, el 57´6% de los españoles quiere el regreso a España de Juan Carlos I, el 73% cree que fue un valor fundamental para la democracia, y el 53% frente al 38´5% prefiere la monarquía parlamentaria a una república.

 En cuanto se refiere a conductas reprobables, el juez procesa a la cúpula del PP en Interior por espiar a Bárcenas (el ex ministro Fernández Díaz, su secretario de Estado y seis comisarios se sentarán en el banquillo por una operación policial para destruir pruebas). En efecto, por los espionajes de Villarejo, llevan a Fernández Díaz y su cúpula en Interior al banquillo, dejando libre de sospecha a Rajoy en el caso Kitchen y desimputados a Cospedal y su marido, Brufau, Fainé, Repsol y Caixa Bank, concluyendo que los presidentes de la energética y el banco no intervinieron en la contratación del excomisario.

Por lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que los juristas del Govern avalan el uso «excepcional» de dinero público en las fianzas por el procés, mientras Puigdemont vuelve a perder su inmunidad, decisión de la Justicia Europea que afecta también a los exconsejeros Comín y Ponsatí; que el Tribunal de Cuentas reclama a UGT 9´7 millones por el «caso ERE» y el sindicato alega que peligra su actividad; que en la Junta de Andalucía con el PSOE hubo salarios vip, con más de 50.000 euros en la Agencia de la Vivienda, donde, según una auditoría, los 584 empleados cobraban más que en entes análogos de Cataluña o Madrid; que Educación regula por primera vez el ciclo de infantil hasta los tres años; que Telefónica multiplica por diez su beneficio y gana 8.629 millones hasta junio, batiendo records y reduciendo su deuda un 30% tras la fusión de O2 con Virgin y la venta de torres; que el PP estudia un avance electoral en Andalucía, con la excusa de que Vox no garantizará la estabilidad de Moreno Bonilla; que Deliveroo deja España a dos semanas de la entrada en vigor de la «ley rider», anunciando la plataforma el cese de su actividad mientras inicia negociaciones con sus empleados y sus 1.500 repartidores; y que España va cogiendo el tono en los JJOO de Tokio: logra el oro en tiro con Gálvez y Fernández encumbrándose en la cita olímpica, el bronce de Carreño en tenis ante Djokovic, el bronce de Ana Peleteiro en triple salto y la plata de Ray Zapata, que elevan a siete los metales del equipo olímpico español.

Y del exterior, destacar que el gobierno y la oposición de Venezuela buscan en México salida a la crisis del país; que Castillo alinea a Perú en el eje bolivariano con una castrista en Exteriores; y que Biden lamenta la falta de respuesta de Sánchez ante la represión en Cuba y en una reunión en la Casa Blanca aborda con opositores de la isla la decisión del Gobierno de no sumarse a la condena.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: