Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «CCAA amigas y enemmigas»

El Gobierno, que negocia con las CCAA más control de las residencias, se inhibe en la gestión de la quinta ola y alimenta el caos autonómico con restricciones y fallos judiciales dispares

Como si de un juego de niños se tratara, el Gobierno de Sánchez cataloga a las CCAA como amigas o enemigas según sean críticas con su gestión o no y, al efecto, amenaza con no darles fondos a las que le critican o a las que no se pliegan a sus cogobernantes decisiones, exigiendo que apoyen su plan para poder recibir el dinero para el turismo a las que discrepan del reparto de los mismos. En definitiva, o estás conmigo (como las gobernadas por el PSOE) o estás contra mí (como las gobernadas por el PP), menos País Vasco y Cataluña a las que, estando gobernadas por nacionalistas y necesitándolas para seguir gobernando, el Gobierno cede y cede a todos sus chantajes, dándoles un tratamiento de favoritismo respecto al resto de autonomías, un agravio intolerable contrario incluso a los principios de igualdad reseñados en la Constitución. Así las cosas, Galicia, Castilla y León y Murcia se ven obligadas a respaldarle para no verse relegadas en la ayuda, mientras Urkullu irá a la Conferencia de Presidentes tras arrancar nuevos tributos y Cataluña, aunque Aragonés no asistirá a la Conferencia, se ve favorecida al perdonarle Montero 1.024 millones si le aprueba los Presupuestos. Una absurda Conferencia de Presidentes mientras ahora Sánchez quiere dos reuniones anuales, con el objetivo, según dice, de fortalecer la famosa cogobernanza a pesar del permanente boicot de Cataluña y País Vasco, que apalancan su Gobierno de coalición y se saltan la Conferencia a la torera según les conviene, cuando desde su creación en 2004 ha sido un encuentro inútil que ni siquiera ha conseguido una periodicidad anual, y que los barones del PP tachan de «timo» criticando los beneficios que Pedro Sánchez da a Cataluña y País Vasco. Las CCAA, que recibirán 112.000 millones en 2022, más dinero que nunca, se ven sometidas a un chantaje de 3.000 millones de Hacienda, pues Monteo condiciona el pago del IVA a que se aprueben los Presupuestos, lo mismo que ya prometió la ministra con las fallidas cuentas públicas de 2019. Al final una administración inoperante, con duplicación y confusión de competencias por doquier, y sobredimensionada que en la era Sánchez ha crecido en 300.000 empleados públicos más mientras el déficit público y la deuda están  disparados y la nómina de las administraciones bate máximos y se acerca a los 3´4 millones de trabajadores. Y, por si fuera poco semejante derroche y despilfarro, el Banco de España se ve forzado a examinar la sumisión del «ICO catalán» a la Generalitat, en tanto que el Tribunal de Cuentas duda de que los avales del procés sean legales y fuerza a que Sánchez se posicione sobre el asunto, instando a la Abogacía del Estado a pronunciarse sobre las fianzas de la Generalitat al procés, mientras la Fiscalía investiga si dichos avales públicos a excargos del Govern catalán suponen un delito por «malversar» en los avales a los malversadores de dinero público, admitiendo una denuncia de Ciudadanos por la pintoresca garantía del Instituto de Finanzas. Cataluña con sus secesionistas gobernantes, ni es una autonomía amiga ni enemiga……simplemente es una autonomía imprescindible, hoy por hoy, y privilegiada por ello para que siga sobreviviendo el gobierno de coalición de Sánchez.

El Gobierno, que negocia con las CCAA más control de las residencias, se inhibe en la gestión de la quinta ola y alimenta el caos autonómico con restricciones y fallos judiciales dispares

Y mientras España, a pesar de todo, se sitúa a la cabeza en la carrera de la vacunación, siendo ya el país con una mayor parte de la población con la pauta completa entre los cincuenta más poblados del mundo, las CCAA, que hacen lo que pueden en el proceso de vacunación, se quejan de que «el Ministerio ni planifica las vacunas ni nos deja planificar», reprochando a la UE y a la ministra Darias la falta de dosis y temiendo incumplir por ello el calendario previsto ya que Murcia, por ejemplo, sostiene que «el Gobierno no está enviando suficientes; sólo sabemos lo que nos van a mandar semana a semana», mientras Aragón pide dosis «para los jóvenes» y así frenar la escalada, cuando la incidencia en España ya se sitúa en los 700 y los ingresos en las UCI se han duplicado en los últimos quince días. Por otro lado el Gobierno, que negocia con las CCAA más control de las residencias, se inhibe en la gestión de la quinta ola y alimenta el caos autonómico con restricciones y fallos judiciales dispares, cuando las CCAA piden un marco legal común que les permita actuar y, mientras los países ricos imponen más limitaciones a los no vacunados (Francia, Italia e Israel vetan el ocio, y EEUU obligará a los funcionarios a pincharse ante el frenazo de la inmunización y el avance de la variante delta), la ministra Darias descarta el «pasaporte covid» en el ocio y la hostelería por ser ilegal, con lo que Sanidad descarta ampliar su uso para poder acceder a bares y restaurantes.

En todo caso Sánchez, de momento, puede estar tranquilo pues la derecha se rompe en mil pedazos con las encuestas a favor, ya que Vox da por quebrada su relación con el PP y amenaza con no apoyarle en ayuntamientos y autonomías, pues los de Abascal exigen a Génova que se retracte tras abstenerse en la reprobación de su líder en Ceuta. Por su parte el PP respalda a su líder ceutí tras el anuncio de ruptura de Vox, al extremo de que Vivas dimitirá si Casado le obliga a rectificar, y Génova cree que lo de Vox sólo es una provocación, aunque teme que intente forzar elecciones en Andalucía. «El PP se ríe de nosotros; en cada momento votaremos lo que queramos» dice Abascal tras su reprobación en Ceuta, mientras los populares frenan que la Asamblea de Ceuta revoque la declaración de «persona non grata» y Vivas, el alcalde-presidente popular de Ceuta, dice que «Marruecos se frota las manos con las tesis de Abascal». Por su parte PSOE y Podemos aparcan tensiones y se dan una tregua en agosto, aplazando las negociaciones de los Presupuestos a septiembre, cuando la batalla se librará en materia fiscal sin lugar a dudas.

Entretanto, mientras el FMI sitúa a España como el país desarrollado que más crecerá (por algo ya parte de muy abajo al ser el que más ha sufrido los efectos de la crisis) y su economía recuperará en 2022 el nivel previo a la pandemia, Calviño cede ante Díaz y estudiará subir el salario mínimo este mismo año, un guiño a la coalición que enciende a las empresas, que advierten que «es prematuro y dañará el empleo» cuando «aún muchos no se han recuperado», pues no en vano en 2019 se perdieron 174.000 empleos por la subida.

Por lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que ACS gana 351 millones entre enero y junio, un 4´8% más, siendo la mejora del tráfico de las autopistas de Abertis lo que impulsa sus beneficios; que el granadino Valero logra el bronce en Tokio, la segunda medalla para España, tras remontar en mountain bike; que Fernández-Lasquetty, consejero de Hacienda de Madrid, dice «me temo que va a haber muchos Plus Ultra y más grandes»; que la palista vasca Maialen Chourraut a sus 38 años logra medalla de plata en Tokio tras el bronce de Londres y el oro de Río, una hazaña indiscutible, tras sufrir un verdadero calvario en piragüismo de aguas bravas con lumbago, vértigos y una fisura de costilla; que el PNV habilita un organismo afín para multar por «enaltecer el franquismo»; que Corinna demanda a Juan Carlos I y pide que no se acerque a menos de 150 metros; que muere Menchu Álvarez del Valle, abuela de Doña Letizia; y que la Ley de Eutanasia no garantiza la objeción de conciencia según informe del Comité de Bioética que advierte al Gobierno de que se hace «una regulación muy restrictiva» de este derecho fundamental del personal sanitario.

Y del exterior, destacar que, según Borrell, «a algunos países europeos lo único que les separa de Rusia es una valla»; que la presión vence a Simone Biles, la mejor gimnasta del mundo, que deja de competir en Tokio por un ataque de ansiedad y denuncia la gran exigencia a las estrellas del deporte; que el presidente de Túnez abre una crisis al asumir plenos poderes, apartándose de la senda de la democracia tras un golpe de mano; y que Castillo asume en Perú la Presidencia, acto al que acude Felipe VI y en el que el nuevo mandatario peruano se autocalifica como «el primer campesino que gobierna este país» mientras asume su cargo con «dolor» y «orgullo».

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: