Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Elucubraciones doctrinales»

Mientras Sánchez ignora las medidas sanitarias que pactó en el Congreso, incumpliendo el 81% de lo firmado un año después, y mientras la atención primaria ya está al límite, se celebra el homenaje solemne en recuerdo a los 120 sanitarios que murieron combatiendo al coronavirus

De «elucubraciones doctrinales» sin «sentido de Estado» tilda la jueza y ministra de Defensa, Margarita Robles, la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucional por mayoría de sus miembros parte del decreto del primer estado de alarma de Sánchez, con lo que el Gobierno, disconforme con la sentencia, eleva el tono contra el TC que en su controvertido fallo sostiene que «se alteró el orden público y eso legitima el estado de excepción», por lo que deroga el confinamiento ya que «la gravedad y extensión de la pandemia imposibilitó el ejercicio de derechos» y, por tanto, el decreto de alarma no era suficiente para el caso, pues lo correcto hubiera sido decretar el estado de excepción, ya que «es difícil negar que una norma que prohíbe circular a todos supone una suspensión del derecho, proscrito en el estado de alarma». Por su parte Conde-Pumpido, uno de los magistrados que quedaron en minoría y propuesto por el PSOE, arremete contra sus compañeros que conforman la mayoría y emite un voto particular a la sentencia ya que ve «un atajo» que «no responde a criterios jurídicos» y que «crea un grave problema político», desacreditando así los argumentos de sus colegas mayoritarios en favor de la sentencia, incluidos los de su compañera Encarnación Roca, también propuesta como él por el PSOE, que con su voto decisivo a favor de la sentencia la hizo mayoritaria en el TC y que en plena deliberación alertó sobre las presiones del Ejecutivo al Constitucional confesando que también ella había «recibido esas llamadas del Gobierno» para que avalara el estado de alarma, mientras magistrados del Alto Tribunal sitúan a Carmen Calvo como punta de lanza de dicha estrategia, cuando parece ser que en su momento ella quiso aplicar el estado de excepción exponiendo sus «dudas» con el estado de alarma y apoyando en las reuniones con Sánchez una vía «más prudente» pero Bolaños lo rechazó (testigos de las negociaciones recuerdan que el ahora nuevo ministro fue quien más defendió la opción «rápida» para poder confinar). Tras lo declarado por Robles y Conde-Pumpido cabe que expliquen por qué los argumentos de los magistrados que conformaron mayoría en el TC son «elucubraciones doctrinales» sin «sentido de Estado» y los que quedaron en minoría, como Conde-Pumpido, no lo son; pero sobre todo cabe preguntar si es que las sentencias, cuando no dan la razón al Ejecutivo, están erradas porque, como dice Conde-Pumpido, generan «un grave problema político» o, como dice Robles, carecen de «sentido de Estado» cuando, en todo caso, el grave problema político y la agresión al Estado quien lo genera es el Gobierno que actúa al margen de la legalidad constitucional vigente. En el TC, que en la sentencia tampoco apoya que se prorrogase la alarma seis meses y recela que no hubiese control parlamentario, se ha generado un lógico malestar, creyendo algunos que el PSOE actúa como un «antisistema» y que las críticas al fallo «deslegitiman» al tribunal de garantías constitucionales, lamentando que «no es normal que un ministro del PSOE actúe como si fuera antisistema» (es decir, como lo haría cualquier ministro podemita). Así las cosas, el PP pide que Bolaños, flamante Ministro de la Presidencia, explique su oposición al estado de excepción, mientras él dice que «no hay que tocar ni las leyes ni la Constitución tras la sentencia» y Edmundo Bal, portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, tiene claro que «al Gobierno no le convenía reformar la ley del estado de alarma porque imponía más control» sobre el Ejecutivo. ¿Tan difícil es que el Ejecutivo reconozca que erró, como ha hecho tantas veces, a la hora de optar por el estado de alarma en vez del estado de excepción para poder confinar a la ciudadanía? En fin, esta es la cuestión.

Mientras Sánchez ignora las medidas sanitarias que pactó en el Congreso, incumpliendo el 81% de lo firmado un año después, y mientras la atención primaria ya está al límite, se celebra el homenaje solemne en recuerdo a los 120 sanitarios que murieron combatiendo al coronavirus

Un Ejecutivo que busca aliados tras su fiasco con Marruecos y EEUU a causa de una errática política exterior, al extremo de que Sánchez visita Nueva York, Los Ángeles y San Francisco sin verse con Biden y tras la vuelta de vacaciones iniciará una gira por países africanos, mientras China usa a España para distanciar a la UE de la política norteamericana. Un Gobierno cuya primera orden de Sánchez a Oscar López es desmontar la megaestructura de Iván Redondo, con el objetivo de que ahora el Presidente asuma muchas de las áreas acaparadas por su anterior Jefe de Gabinete, cuando se conoce que el control de los fondos europeos desató el cisma ente Redondo y Bolaños, un distanciamiento que comenzó en Navidad del 2020 y se agravó definitivamente en marzo con la moción de censura fallida en Murcia, que tantos quebraderos de cabeza le ha causado al PSOE. Un Ejecutivo en el que, según NCReport, Sánchez frena la caída tras la renovación del mismo, pues en la semana de los cambios suma más de un punto aunque no logra pasar al PP ya que Casado podría gobernar con el apoyo de Vox; los resultados serían: PP 29´8% de votos y entre 126-128 escaños, PSOE 25´9% y 101-103, Vox 15´3% y 50-52, UPodemos 9´2% y 20-22, ERC 3´3% y 13, JxCat 2´4% y 9, PNV 1´6% y 6, Más País 3´7% y 6, EHBildu 1´2% y 5, Ciudadanos 2´7% y 1, y Otros 3´4% y 9. Entretanto, los indultados y Puigdemont se conjuran en el sur de Francia para «volver a hacerlo» y Aragonés planta a Moncloa y no irá a la Conferencia de Presidentes pese a los esfuerzos de Sánchez por abrir un nuevo tiempo de negociación con el secesionismo, siguiendo así los pasos de Torra, mientras el Presidente se guarda la baza de dar «una solución» al ex president fugado dentro de la negociación con los independentistas, esperando hasta septiembre para ver los movimiento en la mesa negociadora. ¿Hasta cuándo hemos de soportar los españoles, incluidos los catalanes, esta mascarada negociadora que sólo conduce a una ruptura final humillante para España como Estado de Derecho? El tiempo lo dirá.

Entretanto, mientras Sánchez ignora las medidas sanitarias que pactó en el Congreso, incumpliendo el 81% de lo firmado un año después, y mientras la atención primaria ya está al límite, se celebra el homenaje solemne en recuerdo a los 120 sanitarios que murieron combatiendo al coronavirus, en un acto presidido por los Reyes en la Plaza de la Armería del Palacio Real, en el que el Rey dice «no olvidemos a los que se enfrentaron al covid» y pide «unidad» y «esfuerzo» ante la quinta ola, cuando ocho millones de españoles viven de nuevo bajo toques de queda, con Cataluña y Cantabria logrando el aval judicial, como la Comunidad Valenciana, para decretarlo y cuando el TSJ extremeño lo rechaza para Plasencia. Así se afronta una pandemia, que elevó la pobreza al nivel de la Gran Recesión, con un 7% de los españoles sufriendo una situación de carencia material grave, mientras los ingresos hospitalarios por covid se duplican en dos semanas, en un verano que empieza con nueve veces más hospitalizaciones y el doble de muertos que en 2020 pese a la vacunación. Y en plena polémica de una tercera dosis como refuerzo, se autorizan los autotest que serán nasales y de saliva, y se venderán en farmacias sin receta médica y costarán entre cinco y diez euros…..La buena noticia: la primera semana sin fallecidos en residencias de ancianos.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que la reforma de la Ley de Seguridad Nacional prevé su uso en pandemias y recorta derechos sin control parlamentario, siendo la «emergencia sanitaria» uno de los ámbitos en los que el presidente del Gobierno podría incrementar su poder de forma extraordinaria; que Podemos presiona para salvar el bloqueo judicial del PP, proponiendo Echenique cambios legales que fuercen la renovación; que el Consejo de Estado cuestiona la utilidad de la ley del «sólo sí es sí», indicando al Gobierno que los casos de agresión ya se centran en el consentimiento de la víctima; que la presidenta del mercado de la luz, Carmen Becerril, quiso subirse el sueldo en pleno «tarifazo» al proponer elevarlo un 3% para equipararlo con el de su homólogo portugués, pero el Consejo del Operador del Mercado Eléctrico vetó la iniciativa y mantiene el salario en 300.000 euros; que Casado rompe con FAES y refuerza su equipo económico, por lo que la fundación que lidera el ex ministro Juan Costa será su nuevo laboratorio ideológico, ampliando sus expertos con Pizarro, Caruana y gestores autonómicos para las elecciones de 2023; que Arrimadas redefine Ciudadanos como partido «liberal progresista» y rechaza unirse al PP, avisando de que «no nos rendiremos nunca»; que Feijóo es elegido por quinta vez líder del PP gallego con el 98% de los votos; que veinte presos de ETA piden sentarse cara a cara con sus víctimas y por primera vez en diez años los etarras participan en talleres de justicia restaurativa; que muere la actriz Pilar Bardem a los 82 años de edad; y que Holanda pide supeditar los fondos europeos a que España cumpla las reformas pues el gobierno de Países Bajos emite un informe sobre el plan de recuperación de Sánchez en el que avisa de que seguirá «de cerca» el plan español tras apoyarlo en la UE y dice en el Ecofin que «los siguientes pagos sólo deben ser abonados si hay avances» mientras pide a la Comisión que revise el coste de la reforma de pensiones, de la fiscal y de la laboral.

Y del exterior, destacar que Bruselas abre expediente a Polonia y Hungría por su deriva homófoba oprimiendo a las personas LGTBI al violar sus derechos; que Leopoldo López dice sobre Cuba que «lo que está pasando es una esperanza para Venezuela» ya que las protestas en la isla afectarán a su país; que Bruselas lanza la Autoridad Europea contra el blanqueo y en el proyecto para combatir la financiación de actividades ilícitas comprende crear en 2024 un organismo que podrá sancionar a compañías transnacionales, con multas que llegarán hasta los diez millones de euros o al 10% de la cifra de negocio, contando con un presupuesto de 45´6 millones y 250 empleados; que las protestas obligan al castrismo en Cuba a permitir la importación de medicinas y alimentos para calmar la situación, mientras excarcela a la corresponsal de ABC, Camila Acosta, tras permanecer cuatro días incomunicada, durante las 72 horas que hicieron temblar el régimen cubano, en el que los militares dejaron al Presidente Díaz-Canel fuera de las decisiones para afrontar la crisis, mientras el servicio de inteligencia cubano activó un plan de fuga para sacar a sus líderes hacia Sudáfrica; y que el agua desatada por lluvias intensas mata a más de 200 personas en el oeste de Alemania y zonas limítrofes de Bélgica y Países Bajos arrasando casas, coches y calles, y dejando decenas de desaparecidos, mientras la inundación sorprende a Merkel en EEUU y su candidato a canciller recorre la zona afectada….es la mayor catástrofe natural que se recuerda en Alemania desde 1962, de la que el Servicio Europeo de Alertas avisó sobre su riesgo «extremo» pero «todo ha sido un error monumental del sistema» mientras Merkel llama a luchar contra el cambio climático.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: