Este sábado, cinco caravanas de coches han recorrido las calles de Castellón, Valencia, Alicante y desde Requena hasta Utiel. Nos dijeron que era arriesgado convocar simultáneamente en cuatro localidades, pero nosotros sabemos que nuestros colaboradores son numerosos y estábamos convencidos de que las protestas serían un éxito. Nuestras manifestaciones motorizadas han marcado el momento de inicio de la recogida de firmas a favor de nuestra ILP de Libertad de Elección de Lengua, que llevaremos a votación en las Cortes Valencianas.

«Además de familias preocupadas por la progresiva exclusión del español de la enseñanza de sus hijos, hemos recibido muchas llamadas de profesores y de jóvenes que estudian en ciclos de formación»

Hemos llenado los primeros pliegos de firmas y cada vez estamos más seguros de que conseguiremos sustituir la inaceptable ley de plurilingüismo y demás normativas contrarias a los derechos lingüísticos de los hispanohablantes, por una ley homologable a las que rigen en todos los países con cooficialidad lingüística, gobierne quien gobierne; es decir, una ley respetuosa con lo que significa que una lengua sea oficial. Nos aplaudían por las calles y desde las ventanas y, durante toda la mañana, hemos estado recibiendo llamadas de personas que veían nuestro número de teléfono en los carteles que llevábamos en los coches y querían sumarse a nosotros. Hemos de destacar que hoy, además de familias preocupadas por la progresiva exclusión del español de la enseñanza de sus hijos, hemos recibido muchas llamadas de profesores y de jóvenes que estudian en ciclos de formación.

Apoyo de partidos políticos a nuestras reclamaciones.

Los días previos a la manifestación nos hemos dirigido a los partidos políticos y les hemos presentado nuestra propuesta, sintetizada en el manifiesto que hemos leído hoy. Vox ha mostrado su conformidad con la totalidad de lo que reclamamos. También Ciudadanos se ha declarado a favor de nuestras propuestas, lo que supone un cambio sustancial respecto a la anterior etapa de este partido en la Comunidad Valenciana y lo celebramos mucho. Hasta ahora, solo Marta Martín se había mostrado a favor. En el acto previo al inicio de la manifestación han acudido a saludarnos dirigentes destacados de ambos partidos, como José María Llanos o Fernando Giner en Valencia, y Ana Vega y Juan Ignacio López Bas en Alicante.

En cuanto al Partido Popular, nos ha sido imposible lograr su apoyo. Una vez más no se han mostrado favorables a la libertad de elección de lengua. Sabemos que en Valencia se ha presentado ante la prensa alguna persona del partido. En las localidades castellanohablantes de Requena y Utiel han mostrado su apoyo sincero representantes del Partido Popular, pero desde más altas instancias del PP se han desmarcado de nuestra manifestación, como siempre. Lamentamos tener que decir que su actitud hacia nosotros ha sido especialmente desconsiderada a lo largo de la semana.

Tal vez sea debido a la política lingüística de corte nacionalista que el partido aplica en Galicia, o que dirigentes del PP de Valencia como M. José Catalá, contrarios a la libertad de elección de lengua, estén postulándose para ocupar puestos de relevancia en el partido. No nos gusta tener que emitir un comunicado en estos términos, pero creemos que debemos hacerlo. Si no decimos la verdad, si consentimos esta confusa ambigüedad, nunca conseguiremos que cambien su postura. Seguiremos intentándolo y también seguiremos haciéndolo con el PSOE, ya que nuestra propuesta se aplica en todas las democracias europeas gobernando partidos de su mismo color político. La enseñanza en lengua materna no es de derechas ni de izquierdas, sencillamente, es buena.