Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Los extremos se tocan»

La abstención puede ser clave, pues 260.433 no votantes pueden dar el vuelco el 4-M y la izquierda confía en movilizar a su electorado que hoy representa más del 60% de los que aseguran que no acudirán a votar

Vox y Podemos, la extrema derecha y la extrema izquierda de nuestro país, dan definitivamente la nota y se cargan la normalidad democrática de la campaña electoral en Madrid con el único objetivo de movilizar a sus respectivos electorados ya que, según los sondeos, ambas formaciones andan de capa caída y la única posibilidad que tienen de mejorar algo sus resultados es cambiar de estrategia radicalizando la campaña. En efecto, tras el debate televisivo, en que, según Metroscopia, Ayuso y García fueron los vencedores, Monasterio e Iglesias traspasan lo razonable y revientan el siguiente debate en la SER sin contemplaciones. La campaña de Madrid se rompe en mil pedazos, pues, tras el abandono de Iglesias en el debate, la izquierda al completo se planta contra las provocaciones de Vox y los debates quedan cancelados tras poner en duda Monasterio la veracidad de las amenazas de muerte a Iglesias, quien, tras la condena genérica de la violencia por parte de Monasterio pero poniendo en duda dichas amenazas, exigía que «si no se retracta, nos vamos» y ella, altanera, contestó tajante: «¡larguese!». E iglesias se largó. La virulencia de Podemos y Vox, sacudía así la estrategia del PP de una campaña moderada, que no les iba nada mal, y ahora los socialistas explotarán la radicalización de Monasterio para enfatizar su oposición a la «ultraderecha» en plena inquietud de los populares a quienes la tensión generada les obliga a «cambiar el paso», mientras, hasta las tripas del CIS revelan cierto desgaste de Sánchez entre los propios votantes socialistas. Bronca monumental a micrófono abierto apenas iniciado el debate en la SER cuando Iglesias da la espantada tras cuestionar la candidata de Vox la veracidad de las amenazas de muerte recibidas y fin de los debates cuando una hora después Gabilondo del PSOE y Mónica García de Más Madrid se lo piensan mejor y también se ausentan por la actitud de Monasterio, mientras, ante semejante espectáculo, TVE y la Sexta decidían suspender sus debates programados; el choque Vox-Podemos, los extremos que se tocan, dinamita la campaña electoral, mientras el PP teme que el discurso de la «radicalidad» acabe movilizando al electorado de la izquierda. No en vano, según SigmaDos, la izquierda hasta ahora avanzaba lentamente pero seguía aún lejos de amenazar a Ayuso, pues aunque PSOE y Más Madrid mejoraban, el retroceso de Iglesias mantenía al PP con bastante ventaja y sólo en el peor de los escenarios los «populares» y Vox se quedarían a un escaño de la mayoría absoluta. Así los sondeos, algo había que hacer para cambiar de estrategia y Monasterio, necesitada también de cambiar la tendencia decadente de Vox, se lo puso fácil a Iglesias con el asunto de las intolerables amenazas de muerte recibidas, condenadas por todos, pero cuya veracidad era cuestionada por Vox con el argumento de «no me creo nada de este Gobierno». Mientras tanto, Bal, el candidato naranja, sostenía que «si depende de mí, Vox no estará en el gobierno ni condicionará el futuro de los madrileños», en tanto que los socialistas Leguina y Redondo Terreros participaban en un acto con la candidata del PP: «merece la pena apoyar a Ayuso, lo ha hecho bien en la pandemia» decía Leguina; «el PSOE tiene dificultad para situarse en el centroizquierda» añadía Redondo. Ahora, el PP teme que la polémica altere el rumbo de una recta final de campaña que dominaba.

La abstención puede ser clave, pues 260.433 no votantes pueden dar el vuelco el 4-M y la izquierda confía en movilizar a su electorado que hoy representa más del 60% de los que aseguran que no acudirán a votar

Así las cosas, arranca de nuevo la campaña con la izquierda reinventando la estrategia electoral y actuando unida para frenar a Vox, pues, según Gabilondo, «estamos ante un desafío a nuestros valores», mientras Ayuso manifiesta «yo represento a la derecha de la cultura del esfuerzo». En efecto, mientras Ayuso se queda en el centro (huye del «circo» de Podemos) y Casado dice «nosotros, a lo nuestro», Gabilondo se lanza a la desesperada a la polarización, asumiendo un eslogan radical, «no es sólo Madrid, es la democracia», para movilizar a sus votantes y haciendo campaña con Marlaska, la Directora de la Guardia Civil y Jorge Javier Vázquez. No en vano, la abstención puede ser clave, pues 260.433 no votantes pueden dar el vuelco el 4-M y la izquierda confía en movilizar a su electorado que hoy representa más del 60% de los que aseguran que no acudirán a votar, en tanto que Monasterio, erre que erre, asegura, tras la  bronca con Iglesias, que «Iglesias baja la cabeza como un cobarde cuando le confrontan» y que condena las amenazas de muerte, aunque también la violencia durante el mitin de Vox en Vallecas, que Iglesias no condena, pero que no cree «nada del Gobierno». Por su parte Ayuso confía en poder gobernar sin Vox, pero teme la crispación, ya que la estrategia del PP le sitúa a cuatro puntos de la mayoría absoluta y suma tanto como los tres partidos de la izquierda, pese al «circo» y considera que la pugna de Abascal con Casado hará que Monasterio no pida consejerías, creyendo que la polarización dañará a Podemos y Vox ya que «a Madrid no les gustan los extremismos».

Y mientras la representante de Podemos en la Junta Electoral veta un acto de Leopoldo López en la UCM y mientras la Consejería de Sanidad investiga si Sánchez ha vulnerado la ley anticovid al ir a un mitin socialista en un área confinada de Getafe, el Polideportivo Juan de la Cierva, según NCReport, la izquierda se moviliza, aunque poco, pues, en el bloque de la derecha, Ayuso ganaría y sumaría mayoría absoluta con Vox, que rentabiliza su choque con Iglesias mientras el PP se para y Cs desaparece, en tanto que en el bloque de la izquierda Más Madrid lidera el crecimiento y el PSOE anotaría hoy el peor resultado desde las elecciones de 2019; los resultados serían: PP 41´6% y 60 escaños, PSOE 23´5% y 33, Más Madrid 14´4% y 20, Vox 8´8% y 12, y UPodemos 8´2% y 11. Así las cosas, el PP sitúa a Albert Rivera en el futuro equipo de Casado y ficha a Marcos de Quinto, ex dos de Ciudadanos, para su grupo de formación parlamentaria, con lo que la OPA de Génova a los naranjas sigue y se acelerará tras las elecciones de Madrid.

En lo que se refiere a la pandemia, se conoce que casi 100.000 españoles pasaron de baja doce semanas o más por el covid, que casi diez millones de mayores no han recibido la segunda vacuna, y que la media de edad de los ingresados en UCI baja de 63 a 60 años ante la vacunación. Por otro lado la Justicia estudia si la Generalitat delinquió al no vacunar a los policías y guardias civiles, mientras Sanidad autorizará a las empresas a vacunar a partir del mes de mayo, por lo que la Seguridad Social ultima un acuerdo con las mutuas para la administración de dosis.

El Gobierno se permite publicar en el BOE ataques directos al PP

Y en la banca, mientras el BBVA anuncia un recorte de 3.800 empleos pese a la presión sindical, Calviño estalla por los sueldos de los directivos bancarios tras los ERE y pide limitaciones tras anunciar BBVA y CaixaBank recortes de 12.000 empleos, pero se da la circunstancia de que el Banco de España no puede limitar dichos sueldo como exige la Vicepresidenta, de que el Gobierno sólo puede actuar sobre la retribución fija de los altos directivos y de que sólo el BCE tiene potestad para recortar los bonus si peligra el capital de las entidades.

Respecto a otros asuntos cabe citar que el Gobierno se permite publicar en el BOE ataques directos al PP (en el preámbulo de la ley que despenaliza los piquetes, se asegura que el Ejecutivo de Rajoy «inició un proceso constante y sistemático de desmantelamiento de las libertades»); que España suma a la deuda 452 millones al día; que la Princesa de Asturias protagoniza su primer acto con las Fuerzas Armadas amadrinando el submarino de la Armada Isaac Peral; que el PP sólo pactará el CGPJ si el PSOE acepta todas sus exigencias; que el CIS ha gastado 2´5 millones en lo que va de año para apuntalar el plan de Moncloa; que Sevilla reemplaza a Bilbao como sede española de la Eurocopa; que Nadal suma su primer gran título en 2021 al ganar su 12º Conde de Godó; que seis policías abrieron las puertas del Ibex al ex comisario Villarejo, quien tejió una red para sus turbios negocios con ex compañeros que dirigían la seguridad de grandes empresas y que han acabado imputados; que el crédito a las empresas acusa la incertidumbre, pues los préstamos sufren un parón en los últimos nueve meses y los bancos comunican que restringirán el acceso; que la Guardia Civil tendrá que abandonar Navarra a partir de julio pese a la promesa en contrario que hizo Marlaska hace dos años, lamentándose la Benemérita ya que «esperábamos de Marlaska un final más digno después de luchar contra ETA»; que el plan de recuperación carece del aval de los agentes sociales; que Moncloa oculta los nombres de sus 127 asesores en las Delegaciones del Gobierno, escudándose en que los datos de los contratados a dedo son de «carácter personal»; que Plus Ultra trabaja en vuelos de propaganda del régimen cubano, pues la aerolínea hispanovenezolana, rescatada por Sánchez, viajó de vacío desde Madrid a La Habana para recoger a sanitarios que trasladó a Gabón en una misión para financiar a la dictadura; que, según SigmaDos, el 58% rechaza la Superliga y el 71% ve dañado a Florentino Pérez; que el Tribunal de Cuentas reclama a Artur Mas, Puigdemont y Junqueras el dinero del procés; que Álvarez-Pallete logra el 84´6% de los votos en su reelección en Telefónica; que Gibraltar crece sobre aguas españolas, pues la colonia británica se expande con torres de edificios y rellenos de tierra que amenazan con provocar daños medioambientales; que el TC avala sin unanimidad las condenas por sedición en el juicio al procés, dejando claro que hubo sedición, aunque con los votos particulares de dos magistrados que dan argumentos al Gobierno para reformar dicho delito; y que Marruecos convoca al embajador español por acoger al líder saharaui, Brahim Gali, el líder del Frente Polisario, acusado de genocidio en la Audiencia, que viaja de los campos de refugiados de Tinduf a Logroño para ser tratado de covid.

Y del exterior, destacar que la Agencia Europea apoya inyectar la segunda dosis de AstraZeneca e insiste en que los beneficios superan a los riesgos; que Francia investiga como terrorismo el asesinato de una funcionaria de policía degollada al parecer en un nuevo ataque terrorista; que EEUU promete recortar a la mitad sus emisiones en diez años, rompiendo así Biden con la política de Trump al dar un espaldarazo a la lucha climática internacional y al multilateralismo; que Merkel rompe el bloque común de la UE y se asegura la vacuna rusa al reservar Alemania 30 millones de dosis de Sputnik V para inmunizar a toda la población adulta antes del verano; que la pobreza y la pandemia llevan al límite a miles de inmigrantes que huyeron del chavismo y malviven en la frontera de Colombia; que Nasser Zefzafi, líder del Rif encarcelado y principal preso político de Marruecos, dice «me pedían que gritara Viva al Rey para que cesaran las torturas»; y que López Obrador desafía la Constitución mexicana para mantener al Jefe del Supremo, pues su amplia mayoría parlamentaria aprueba una ampliación del mandato de Arturo Zaldívar cuando la medida está expresamente prohibida en la Constitución de Méjico.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: