Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «El paro se dispara»

El PSOE intenta zanjar el caso Koldo con evasivas y la oposición presenta otra batería de preguntas sobre el viaje, en tanto que Moncloa enfría la cita Sánchez-Iglesias con el argumento de "ya se ven mucho" y en Podemos dicen que se verán pero será de forma discreta

El número de parados en España supera de nuevo los cuatro millones de personas tras cinco años, alcanzando la cifra de 4.008.789 desempleados, sin contar los 900.000 trabajadores acogidos a ERTE, entre los que, dada la pésima evolución de nuestra economía, una buena parte pasará al paro definitivo sin lugar a dudas. El desempleo vuelve así a niveles de hace cinco años, con un millón setecientos mil más de españoles sin trabajo que hace un año. Es obvio que así no podemos aguantar mucho tiempo más y cada vez vale menos achacarlo todo a la crisis a causa de la pandemia. Y cuando el 16% de contratos de empleadas del hogar actualizados al SMI sufre recortes, la UE insta a España a atajar el empleo público temporal, vinculando Bruselas la reforma al fondo europeo de recuperación (el maná del desierto) por lo que el Gobierno prepara cambios para limitar el uso de los interinos en la Administración. Escaso empleo, temporal y de mala calidad, incluido el de las Administraciones Públicas, es el bagaje laboral de este Gobierno que se dice de izquierdas y progresista y que sólo confía en las ayudas europeas para revertir la situación ya que las medidas propias para darle la vuelta al asunto brillan por su ausencia, fiándolo todo a ayudas y subvenciones sin entender que los recursos para ello no son ilimitados y no pueden alargarse hasta el infinito. Unos fondos europeos, que aún no han llegado, y que el Gobierno pretende gestionar a su antojo y capricho ocultando el «descontrol» de los mismos, mientras el dictamen al respecto del Consejo de Estado, que el Ejecutivo mantenía en secreto, le da un varapalo mostrando su «preocupación» por las «graves insuficiencias» del decreto para gestionarlos y alertando de la «falta de controles». Y es que la pura realidad es que la Ley de Sánchez atenta contra la norma europea para dichos fondos, pues el Reglamento de Bruselas exige un «control sólido» que el Consejo de Estado ve rebajado, por lo que Garicano ya urge a Calviño a hacer los cambios pertinentes porque «nos pueden denegar el dinero»……y entonces ¿qué? Y eso a pesar de que ahora, a diferencia de la anterior crisis, la de Rajoy, en que todo era rigurosidad y ajustes presupuestarios, la Comisión Europea alivia al Ejecutivo al plantear que las reglas fiscales se suspendan hasta 2023, proponiendo que los países no se sometan a la disciplina del Pacto de Estabilidad y Crecimiento hasta que recuperen los niveles de actividad anteriores a la crisis, lo que, sin duda, supone un balón de oxígeno para que los gobiernos nacionales tengan cierta manga ancha a la hora de cuadrar las cifras contables, siempre que, obviamente, no se vayan por las nubes. Pero, ya ven, aquí ya estamos vendiendo la pieza antes de cazarla y estamos pensando en repartir el «maná europeo» a nuestro antojo, sin control alguno, lo que supone, en caso de que la UE lo permita (cosa que dudo), la posibilidad de un indeseable comportamiento de favoritismos a discreción sin garantías de que los fondos vayan a aquellos proyectos y sectores que más lo necesitan sino a aquellos que electoralmente puedan ser más favorables a clientelismos indeseables, eludiendo al efecto las reformas imprescindibles que supongan recortes necesarios pero poco atractivos para la ciudadanía. El paro se dispara y la economía se hunde, cuando la rentabilidad de los hoteles que siguen abiertos (imaginen los que ya han cerrado) se desploma un 73%, siendo el turismo una de las actividades motoras de nuestra Economía. Es obvio que sólo con la ayuda y la subvención, sin más, como pretende este Gobierno social-comunista, no vamos a ninguna parte……; sí, vamos directamente a la ruina.

El PSOE intenta zanjar el caso Koldo con evasivas y la oposición presenta otra batería de preguntas sobre el viaje, en tanto que Moncloa enfría la cita Sánchez-Iglesias con el argumento de «ya se ven mucho» y en Podemos dicen que se verán pero será de forma discreta

Y mientras el paro se dispara y la economía se hunde prosigue el capítulo de conductas reprobables, cuando no delictivas. De un lado el propio PSOE desmonta la coartada de Ábalos respecto a su polémico viaje a Canarias, diciendo que no da dinero en metálico, mientras la oposición exige su comparecencia urgente y varios ex ministros subrayan que «llevar sobres con billetes es absolutamente anormal» y los interventores afirman que los gastos se pagan por transferencia; el PSOE intenta zanjar el caso Koldo con evasivas y la oposición presenta otra batería de preguntas sobre el viaje, en tanto que Moncloa enfría la cita Sánchez-Iglesias con el argumento de «ya se ven mucho» y en Podemos dicen que se verán pero será de forma discreta. Por otro lado Bartomeu y tres de sus directivos son detenidos por el «Barçagate» a seis días de las elecciones para nombrar al nuevo presidente del club, donde irrumpen los Mossos para investigar delitos de corrupción, entre ellos si Bartomeu desvió dinero de contratos del Barça, por lo que rastrean los fondos que se utilizaron para campañas de difamación del Barçagate, afeando la jueza al club que no colaborase en el caso. Y, para finalizar el capítulo de las corruptelas, Villarejo es puesto en libertad tras tres años y cuatro meses de prisión preventiva, al ser incapaz la Justicia de juzgarle durante todo este tiempo, con lo que el ex comisario sale de la cárcel entre amenazas, diciendo, «¿Han decidido hacer catarsis en España? Yo encantado» y, siguiendo con su juego, arremete contra todos, afirmando que «las cloacas no generan mierda; la limpian». En fin, sin más comentarios.

La conducta de las infantas, que no pertenecen protocolariamente a la Familia Real sino que simplemente son Familia del Rey, cuyo trato con sus hermanas es inexistente desde la marcha de su padre, vienen a acentuar más las críticas contra Felipe

Y en medio de todo este ruido van las infantas Elena y Cristina y se vacunan en Emirato Árabes durante la visita a su padre, generando más ruido mediático todavía, mientras la Casa Real no se pronuncia al respecto y dice que Felipe VI y su familia esperarán a «cuando les toque», en tanto que las infantas explican que se vacunaron porque «se nos dio la oportunidad y accedimos». Entretanto la vuelta del Rey Emérito se frena por tercera vez, pues Zarzuela no trabaja con la perspectiva de un regreso inminente pese a las especulaciones, en tanto que la fiscal Dolores Delgado asegura que se abrirán nuevas investigaciones, mientras Hacienda pide a Don Juan Carlos las facturas de su última regularización. En fin, la conducta de las infantas, que no pertenecen protocolariamente a la Familia Real sino que simplemente son Familia del Rey, cuyo trato con sus hermanas es inexistente desde la marcha de su padre, vienen a acentuar más las críticas contra Felipe, quien nada tiene que ver en una vacunación hecha fuera de nuestro país, como es el caso, pero, ya se sabe, cuanto más ruido y confusión mejor para quienes pretenden cargarse el modelo de Jefatura de Estado.

Más preocupante es sin duda que el Govern de Cataluña admita ahora la dificultad de hacer frente a la violencia desatada en Barcelona, aunque la Generalitat no prevé pedir ayuda a la Policía Nacional, mientras Moncloa se guarda la baza de los indultos para la próxima mesa de diálogo y avisa a ERC de que primero tiene que formar gobierno en Cataluña antes de la medida de gracia, y el fiscal pide que vuelvan ya a prisión los líderes del procés, pues el recurso al Supremo cree «improcedente» el régimen de semilibertad que tienen. Pero no escarmentamos y el Gobierno, por si no fuera suficiente con lo de Cataluña, cederá el control de las cárceles vascas en abril, según acuerdo cerrado con el nacionalismo vasco, con lo que Vitoria podrá dar beneficios y permisos a los terroristas como la Generalitat a los presos del 1-O. Y mientras Moncloa le organiza a Sánchez un acto-show propagandístico de destrucción de armas de ETA, almacenadas desde 2005, el 80% de presos etarras ha sido acercado ya al País Vasco, pues Interior ya ha trasladado a 151 etarras de los 180 encarcelados, mientras José María Múgica, hijo del socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA, reclama que «hay que romper con los herederos de los que mataban».

Y por si no fueran pocos las preocupaciones de los españoles, el Gobierno socialista de Baleares inicia la expropiación de pisos vacíos para dedicarlos a alquiler social, activando así el PSOE la petición de expropiaciones de viviendas que le exige Podemos, con lo que la socialista Armengol se queda con 56 inmuebles de grandes propietarios por los que pagará a los dueños el 40% menos de su valor de mercado ya que así lo exige Iglesias en la Ley de Vivienda….. obviamente, los propietarios alertan de la falta de seguridad jurídica y están preocupados porque el modelo balear se expanda a otras regiones ya que «replicar las expropiaciones de Baleares espantará la inversión y subirá precios». Dicho queda.

Entretanto, mientras once grupos ya reciben la vacuna en medio de un avance dispar de la inmunización en las autonomías, una mayoría de ellas apoya el cierre en Semana Santa y Sanidad busca una medida consensuada para evitar los viajes por toda España, cuando los contagios en residencias caen un 95% a raíz de la vacunación. En efecto, Sanidad plantea cerrar todas las CCAA en Semana Santa y Madrid se queda sola en defensa de permitir los viajes, pidiendo que se pueda viajar entre ellas, con lo que todo apunta a un cierre perimetral y toque de queda a las diez de la noche.

En el PP andan las aguas revueltas ya que Génova estalla contra Aznar y lo vincula a la Caja B, reprochándole sus declaraciones televisivas

Por otro lado en el PP andan las aguas revueltas ya que Génova estalla contra Aznar y lo vincula a la Caja B, reprochándole sus declaraciones televisivas. En efecto, Casado pide tiempo y Aznar, liderazgo, aconsejándole que «marque el camino, defina la estrategia y tome decisiones», apremiándole a que dé ya «la batalla de las ideas» y recomendándole reforzar su perfil económico para que «los extremos no crezcan», mientras el líder del PP reclama paciencia con su proyecto y se escuda en que no tiene siete años como tuvo él al frente del partido. Y cuando Casado intenta rebajar la tensión en su partido y se muestra conciliador con Aznar, aunque los gestos evidencian el distanciamiento entre ambos, siendo el líder mejor valorado que sus antecesores, Génova activa un plan para relegar a Mañueco en Castilla y León, propiciando la dirección cambios para «reactivar el PP» tras apreciar críticas internas al barón regional, y el partido en la región se defiende con un rotundo «nadie va a mover la silla a Mañueco»; sin duda, la disputa está más que activada.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que un decreto acabará con las carreras de tres años, previendo el Ministerio de Universidades fijar un modelo de al menos cuatro cursos de grado y uno de postgrado; que fallece, arruinado y solo, a los 65 años de edad el actor Quique San Francisco; que Mercadona reparte entre sus empleados 409 millones de euros en primas; que el PSOE avisa de que no renunciará a De Prada en la renovación del CGPJ y vocales del Consejo presionan para nombrar ante la falta de pacto político; y que El Prado reúne cuatro siglos después las seis obras mitológicas de Tiziano, conocidas en su conjunto como «poesías» dentro de la producción del pintor italiano.

Y del exterior, destacar que Biden se alinea con la UE para sancionar a Rusia por Navalni, al aprobar Washington y Bruselas de forma coordinada las represalias contra Moscú; que han sido liberadas de su secuestro 279 niñas nigerianas; que el servicio secreto alemán vigilará a todo el partido Alternativa para Alemania por sospechoso de extremismo y de atentar contra los valores constitucionales; que los populares europeos fuerzan la salida del PPE de la formación del húngaro Viktor Orban, quien abandona el Grupo antes de que lo expulsen; y que la Justicia francesa condena a Sarkozy por corrupción a tres años de prisión por lo que, aunque no tendrá que ir a la cárcel, habrá de decir adiós a su sueño de volver a presidir la República Francesa poniendo fin a su carrera política (menos mal que en Francia, a diferencia de España, a nadie se le ocurre pedir por ello que se finiquite la forma de Jefatura de Estado, sino simplemente que el titular del mismo que sea corrupto pague por ello tras una condena en firme).

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: