Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Conductas incívicas»

La fundación de su primo Orleans, que según el fiscal le habría obsequiado con "numerosas dádivas", ingresó al menos diez millones desde 2008, mientras Zarzuela ahora no se plantea el regreso a España de Juan Carlos hasta que el horizonte judicial quede algo más despejad

«Siento rechazo por estas conductas incívicas» dice Sánchez, con razón, como reacción del Gobierno a la regularización fiscal de Juan Carlos I, mientras, a diferencia de su socio Iglesias, respalda a Felipe VI y defiende la ejemplaridad de su reinado. Es, a mi juicio, la reacción correcta frente a quienes, aprovechando el comportamiento personal poco ejemplarizante del Emérito, pretenden derribar la Monarquía Constitucional y, de paso, derribar todo el bagaje político que atesora Don Juan Carlos en su trayectoria como Jefe de Estado. En efecto, Don Juan Carlos, como hacen otros muchos, acaba de pagar a Hacienda para evitar la acusación de delito fiscal más de cuatro millones en otra regularización fiscal (ya en diciembre regularizó una, desembolsando 680.000 euros, por los supuestos regalos del empresario mejicano Sánginés-Krause) por los vuelos privados costeados por la Fundación Zagatka, dirigida por su pariente Álvaro de Orleans y radicada en Liechtenstein, ya que las rentas no declaradas ascienden a más de ocho millones en concepto de pagos en especie. Al parecer, una decena de amigos del Emérito le han prestado los 4´4 millones (para ayudar a pagar la deuda con Hacienda fueron contactados una treintena de personas) con lo que regulariza cinco de doce años de viajes en jet privado (en los anteriores era inviolable como Jefe de Estado) y salda sus cuentas con Hacienda, fiando su futuro a la prescripción de los delitos y esperando que la Justicia vaya cerrando sus causas, en plena investigación de su supuesta inmensa fortuna que «sólo el emérito sabe» ya que mantuvo siempre al margen de sus cuentas incluso a sus más allegados y estrechos colaboradores a pesar de que antes de la abdicación desde Zarzuela intentaron abordar hasta en dos ocasiones esa «zona de sombra» que acechaba al entonces Monarca.

La fundación de su primo Orleans, que según el fiscal le habría obsequiado con «numerosas dádivas», ingresó al menos diez millones desde 2008, mientras Zarzuela ahora no se plantea el regreso a España de Juan Carlos hasta que el horizonte judicial quede algo más despejad

Parece ser que la fundación de su primo Orleans, que según el fiscal le habría obsequiado con «numerosas dádivas», ingresó al menos diez millones desde 2008, mientras Zarzuela ahora no se plantea el regreso a España de Juan Carlos hasta que el horizonte judicial quede algo más despejado. «Rechazo» lógico de Sánchez ante estas «conductas incívicas» tan extendidas especialmente entre las gentes poderosas de nuestro país, cuando la solución definitiva debiera ser la erradicación o estricta vigilancia de fundaciones sospechosas, paraísos fiscales, empresas offshore y otras tantas triquiñuelas con las que los más poderosos y adinerados juegan con ventaja respecto al resto de mortales para poder evadir impuestos de forma descarada. Evidentes «conductas incívicas» que merecen el reproche social más contundente, pero, dicho esto, no merecen que, según convenga o no, el personaje en cuestión merezca o no una mayor carga reprobable cuando otros (léase futbolistas, como Messi o Cristiano Ronaldo; actores o cantantes, como Imanol Arias o Shakira; u otros profesionales….la lista sería interminable) tras haber practicado semejantes «conductas incívicas» legales siguen gozando a nivel profesional de toda nuestra admiración y reconocimiento sin ser lapidados ni expulsados de nuestro país. ¿Qué plus de ventaja han de tener éstos frente a Don Juan Carlos para que en ellos no afecte su conducta incívica en lo profesional y en el Emérito sí? ¿por qué en éste se ha de dilapidar su trabajo como Jefe de Estado y en ellos no el de deportistas, actores, cantantes o lo que sean? En fin, que haya reproche social a estas legalizadas prácticas incívicas, todo el reproche; pero reproche profesional, el mismo que a los demás, ni más ni menos, es decir, ninguno, no vaya a ser que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, caigamos nosotros en conductas tan incívicas o peores que las suyas y lo tomemos como pretexto cínico para minar nuestras instituciones democráticas de forma torticera, en este caso concreto, la Jefatura de Estado, lo que sería de un incivismo altamente peligroso.

Instituciones que, algunas de ellas por cierto, ya andan demasiado deterioradas por la actitud incívica de nuestros políticos, como es el caso del CGPJ sobre cuya renovación PSOE y PP rompen las negociaciones porque Podemos quiere imponer a un juez, exigiendo a su socio de Gobierno que entre en el Consejo el magistrado De Prada, curiosamente quien propició la moción de censura contra Rajoy, y Casado, obviamente, dice que por ahí no traga y rompe con Sánchez para evitar las imposiciones de Iglesias, tras trasladarle Moncloa la negativa de Podemos a renunciar a dicho magistrado, mientras parte del Gobierno considera que el líder de Podemos lo que trata es de sabotear el acercamiento al PP. En definitiva, el PSOE asume las exigencias de Podemos y dinamita la renovación del Poder Judicial, mientras el PNV critica ya el «desgobierno» y el PP está decidido a mantener el bloqueo insistiendo en que Podemos no participe en el pacto, pues para alcanzar la mayoría parlamentaria requerida sólo son imprescindibles populares y socialistas. Así las cosas, Iglesias frena el pacto en el CGPJ al exigir capacidad de veto, pretendiendo que el PSOE le permita censurar uno de los nombres propuestos por el PP, y Génova avisa al PSOE de que no dará luz verde a la renovación si les perjudica. Entretanto algunos vocales del CGPJ creen que éste nacerá deslegitimado y lamentan el bloqueo político, mientras se emplazan al jueves para hacer los nombramientos ante las dificultades. Un Poder Judicial que, por cierto, critica por unanimidad la Ley de Libertad Sexual, un verdadero varapalo a la ley del «sólo sí es sí» de la Ministra de Igualdad Irene Montero, quien asegura que ignorará el dictamen y aprobará la ley. Menos problema ha habido sobre RTVE ya que PSOE y PP han cerrado su primer pacto de la legislatura al respecto, consistente en repartirse el Consejo y restar poder a Podemos, mientras Vox y Ciudadanos critican la politización y los trabajadores del ENTE lamentan que sólo tres de los veinte mejores candidatos al concurso público hayan sido seleccionados…… entre PSOE, Podemos y PP entierran en RTVE su promesa de regeneración y pervierten el sistema de elección de consejeros, dando entrada a los candidatos más sectarios, mientras PSOE y PP acuerdan el control político televisivo y deciden que el catedrático José Manuel Pérez Tornero sustituya a Rosa María Mateo en la Corporación.

Barcelona se convierte en epicentro europeo de la violencia antisistema, con secesionistas y anarquistas, alentados por los políticos, cronificando los disturbios, mientras el independentismo radical renueva en el último año su estrategia de lucha

Y cuando la economía se la juega en julio, ya que llegar al inicio del verano con la mayoría de la población vacunada es clave para que el turismo pueda subirse al carro de la recuperación, el Gobierno necesita el triple de dosis para cumplir su compromiso de vacunación, pues al ritmo actual en verano sólo se habrían inmunizado trece millones de personas y no se alcanzarían los treinta y tres previstos hasta diciembre de 2022. Entretanto Sanidad define nuevos grupos de vacunación a partir de los 45 años (los menores de 55 que hayan pasado el virus sólo recibirán una dosis), mientras Simón, partidario de celebrar el 8-M pese a que la ministra Darias reitera que la situación epidemiológica no lo permite y que «no ha lugar», nos sorprende manifestando que «hay más riesgo en ir bajo un paso de Semana Santa que en el 8-M», con lo que, al igual que en las Navidades, el dilema salud-economía sigue pivotando un debate de difícil solución, mientras las CCAA van suavizando ya las medidas restrictivas ante la bajada de intensidad de la pandemia. Una economía que pone en apuros a la Ministra Calviño, quien, ante las preguntas de los parlamentarios, es incapaz de dar alguna luz sobre en qué consistirán los 11.000 millones de euros en ayudas anunciados por el Presidente del Gobierno, alimentando así la idea de que, una vez más, se trata de una improvisación, cuando, en todo caso, se requiere un plan bien pensado y calculado si realmente se quiere ayudar a las empresas, cuyo exceso de deuda suma ya hasta 20.000 millones, mientras casi 700.000 personas ya han perdido cualquier esperanza de encontrar trabajo en un mercado laboral roto en mil pedazos.

Y por si todo esto fuera poco, Barcelona se convierte en epicentro europeo de la violencia antisistema, con secesionistas y anarquistas, alentados por los políticos, cronificando los disturbios, mientras el independentismo radical renueva en el último año su estrategia de lucha con nuevos manuales de actuación y, dando un salto cualitativo, buscan personas dispuestas a «arriesgarse físicamente para liberar el país». Una situación insostenible, al extremo de que llegan a incendiar un furgón policial con agentes dentro, mientras los Mossos culpan a los soberanistas de los actos violentos en la Ciudad Condal y el PP exige a Marlaska convocar la Junta de Seguridad. Unos policías que no pueden más y piden amparo ante esta violencia desatada, reclamando los sindicatos policiales apoyo político y más medios ante lo que la Generalitat reconoce ya que es «violencia pura, desbocada e inaudita». Es el lógico resultado de políticas que ponen en idéntico nivel la violencia callejera con la fuerza legal que han de utilizar las Fuerzas de Seguridad del Estado, quienes han de actuar con pies de plomo para no aparecer al final como las culpables de la película de terror. Mientras tanto, con la formación del nuevo Govern como objetivo, ERC tomará Interior para purgar a los Mossos con la bendición de la CUP, que así lo exige a cambio de su necesaria abstención….. Por su parte Iceta, ministro de Política Territorial, se pregunta «¿coste político del indulto? ¿no lo tuvo para Suárez legalizar al PCE?»; en fin, sin comentario…..y a indultar a todo quisqui.

Entretanto reaparece Aznar con motivo del 25º aniversario del primer triunfo del PP en las elecciones generales y, entre otras cosas, manifiesta lo siguiente: «no he recibido jamás un sobresueldo pero sólo pongo la mano en el fuego por mí», «la hecatombe de Cs y la catástrofe del PP complican el constitucionalismo» y «ya quisieran hoy ganar con 156 escaños»….. Y no anda desencaminado el ex presidente del Gobierno, pues, si nos atenemos a la encuesta de NCReport, Vox se dispara y suma diez escaños por la caída de PP y Ciudadanos, ya que los resultados serían los siguientes: PSOE 27´4% de votos y entre 115-117 escaños, PP 23´7% y 97-99, Vox 18% y 60-62, UPodemos 10´9% y 27-29, ERC 3´3% y 13, JxCat 2´2% y 8-9, PNV 1´5% y 6, EHBildu 1´3% y 5, Ciudadanos 4´3% y 3-4, y Otros 8´2% y 10-11…..; en definitiva un panorama de compleja gobernabilidad sin lugar a dudas, bien parecido al actual.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que España es el peor país para ser joven, pues, pese al muro laboral del coronavirus, se carece de ayudas; que el Corte Inglés ultima la salida de 3.000 empleados, el mayor ajuste de su historia; que Susana Díaz, lideresa del PSOE andaluz, dice «la ministra Montero tendrá todo mi respeto en unas primarias»; que Telefónica dispara beneficios y reduce deuda y dividendo; que veinte escuelas concertadas de Cataluña piden ser públicas por la crisis; que las expulsiones de irregulares se desploman al suponer sólo el 8´5% de las llegadas, pues de las 41.861 personas que entraron el año pasado se deportó a 3.500, la tercera parte que en 2019; que Laya reclama «respeto» a Maduro tras el ataque de éste a España calificando de «agresión» la visita de la ministra a la ciudad fronteriza de Cúcuta en Colombia, mientras el venezolano pone en marcha una ofensiva contra nuestro país en toda regla; y que, sobre el polémico fin de semana del ministro Ábalos, dan mucho que hablar los tres sobres de Koldo para pagar el polémico viaje, pues el asesor adelantó con su tarjeta personal los gastos de avión y hotel del ministro y su familia, y además abonó los extras con dinero en metálico.

Y del exterior, destacar que la represión golpista mata a 18 personas en Myanmar; que Trump reaparece para reivindicar el trono del Partido Republicano y dice «tenemos un sistema electoral muy corrupto»; que el Papa Francisco emprende esta semana su viaje más peligroso en plena escalada de violencia con una misión en Irak para frenar la persecución cristiana; y que, según EEUU, el asesinato del periodista Khashoggi fue aprobado por el príncipe saudí, a quien la Inteligencia estadounidense culpa del asesinato y Biden desclasifica documentos secretos el mismo día que ordena bombardear posiciones iraníes en el norte de Siria.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: