Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: “23-F, en la memoria“

El PP inicia la negociación con el veto a dos progresistas al rechazar de partida a los jueces Prada y Rosell, mientras el PSOE valora ceder a Podemos dos puestos en el CGPJ, buscando calmar a su socio de Gobierno por excluirle de la negociación incorporando a afines a Iglesias

Según encuesta de NCReport, más del 70% de los jóvenes españoles entre 18 y 34 años no sabe quién es Tejero y desconoce que hubo un golpe de Estado pero sí lo ve factible ahora y la mayoría de los encuestados destaca el papel de Don Juan Carlos y cree que debería estar en el acto conmemorativo del 40º aniversario del 23-F, mientras ocho de cada diez españoles defienden que hay democracia plena frente a lo que dice Iglesias. Que siete de cada diez jóvenes desconozca la existencia del fallido golpe de Estado del 23-F de 1981 pone de relieve las carencias de una educación cívico-histórica en nuestro país y la dejadez, por parte de las instituciones del Estado, a la hora de abandonar a su suerte nuestra democracia creyendo que «per se» es indestructible, cuando las democracias siempre son susceptibles de ser abortadas mediante la fuerza como se intentó entonces. Que la mayoría desconozca la existencia de un golpe de Estado intentando derribar la incipiente democracia de entonces es una irresponsabilidad manifiesta de quienes debieran haberse encargado en mantener viva la Memoria Histórica, tal como se hace con la Dictadura de Franco, para que jamás se repita, ya que el objetivo de los golpistas no era otro que el de instaurar de nuevo la dictadura. Que ocho de cada diez españoles defienda que hoy gozamos de democracia plena, homologada y homologable con el resto de democracias de la UE, es pura lógica al ser una obviedad, por más que algunos pretendan derribarla y poner patas arriba el sistema democrático, siempre perfectible como todos, que nos dimos en 1978 y que precisamente intentaron derribar algunos militares en 1981….el objetivo es ahora el mismo de entonces. Que la mayoría destaque el papel de Don Juan Carlos para abortar el intento golpista y que, por ello, debería haber estado en el acto conmemorativo del abortado golpe es de estricta justicia, pues, a nivel nacional e internacional, nadie pone en duda la decidida apuesta del entonces Rey Juan Carlos I por la democracia y el mantenimiento de nuestros derechos y libertades que, tras cuarenta años, nos han traído hasta aquí para disfrutar del mayor periodo de paz, progreso y libertad que han tenido los españoles. Y que muchos vean hoy factible un nuevo golpe de Estado, no es nada descabellado (de facto colea la intentona radical secesionista del 1-O), pues los radicalismos totalitarios se han instalado en instancias de gobierno, ya sean central o autonómicos, con el objetivo de hacer saltar por los aires nuestro proyecto constitucional y nuestra convivencia en paz y libertad. Por todo ello este 40º aniversario del 23-F, que siempre debiéramos tener en la memoria (quienes lo sufrimos en vivo sabemos de qué va la cosa) ha de servir para reivindicar la Democracia, con el Rey actual, Felipe, y el Gobierno, con permiso de Iglesias, ensalzando la «vigencia de los valores democráticos» en recuerdo de una efeméride cuyo protagonista principal, Juan Carlos I, ni siquiera está invitado. No en vano Felipe elogia el papel de su padre en aquellos difíciles momentos frente al 23-F manifestando que, ante los golpistas, «su firmeza y autoridad fueron decisivas para el triunfo de la democracia» y llama a proteger la «convivencia» y el «proyecto común» frente a los extremismos ya que «la erosión de la democracia pone en peligro las libertades». Por su parte Meritxell Batet, defiende el modelo constitucional «reconocido en el mundo», mientras los partidos nacionalistas boicotean el acto con su ausencia voluntaria e intencionada y el Vicepresidente Iglesias apela a la República protagonizando un show intolerable al pretender no pasar desapercibido y evitar aplaudir el discurso del Monarca celebrado por el resto de asistentes. Lamentablemente los socios del PSOE, el partido gobernante, se desligan del acto conmemorativo: Podemos, cogobernante con los socialistas, critica a Juan Carlos y aprovecha sus sombras personales para ensombrecer sus luces políticas, con el objetivo de derribar la Monarquía; y ERC y Bildu, ausentes en el acto, exigen una «ruptura con el 78», mientras Iglesias no aplaude el discurso real, como siempre impecable, y permanece en un rincón con las manos en los bolsillos en pleno aplauso de todos los presentes. Entretanto Moncloa y la Casa Real trabajan ya en la «operación retorno» del Rey Emérito que jamás debiera de haber salido del país como cualquier otro ciudadano, incluido Iglesias, mientras es investigado judicialmente para afrontar sus presuntas responsabilidades personales.

El PP inicia la negociación con el veto a dos progresistas al rechazar de partida a los jueces Prada y Rosell, mientras el PSOE valora ceder a Podemos dos puestos en el CGPJ, buscando calmar a su socio de Gobierno por excluirle de la negociación incorporando a afines a Iglesias

Por otro lado prosigue la negociación para renovar el Poder Judicial y otras instituciones del Estado. El PP inicia la negociación con el veto a dos progresistas al rechazar de partida a los jueces Prada y Rosell, mientras el PSOE valora ceder a Podemos dos puestos en el CGPJ, buscando calmar a su socio de Gobierno por excluirle de la negociación incorporando a afines a Iglesias, que Casado promete vetar, advirtiendo al Gobierno que hará valer sus exigencias para despolitizar la Justicia y Moncloa responde que Podemos propondrá consejeros «como todos». El partido de Iglesias por su parte amenaza la renovación del CGPJ pese a que el acuerdo ya está casi cerrado entre PSOE y PP, con lo que la inclusión de afines a los morados vuelve a ser un escollo para el desbloqueo. En todo caso, Sánchez y Casado se dan tregua para pactar las instituciones y ultiman un acuerdo para renovar el Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Consejo de RTVE y el Defensor del Pueblo…..¡ya era hora!. PSOE y PP pactan ocho vocales para el nuevo Poder Judicial y la izquierda presiona para vetar a un candidato conservador para el Tribunal Constitucional, intentando Podemos hasta el último momento boicotear el acuerdo de su socio con el líder de la oposición. Entretanto ocho vocales se enfrentan a Lesmes por paralizar los nombramientos ante el inminente acuerdo político, mientras el PSOE asegura que Vox le pidió negociar su cuota en el Poder Judicial y Abascal lo niega rotundamente.

Y con casi 10.000 contagios menos por covid que el pasado fin de semana prosigue el proceso de vacunación en medio de un verdadero descontrol de las vacunas, pues el baile de cifras del Ministerio de Sanidad complica la inmunización con 26.500 dosis fuera de control en los informes en nuestro país, que, por cierto, tiene escasa capacidad de detectar las variantes de Covid, mientras los contagios de los brotes en los colegios se duplican en la tercera ola. En todo caso la desescalada parece un hecho esperanzador, cuando se conoce que los diagnósticos de cáncer cayeron un 21% durante la primera ola de la pandemia al estar los centros saturados por el coronavirus. Así las cosas, Galicia abre el debate sobre la vacunación obligatoria en España con una reforma legal que prevé multas de 1.000 a 600.000 euros a quienes se nieguen, mientras Sanidad recomienda que no se celebren manifestaciones por el 8 de marzo, día de la mujer, ya que los expertos alertan de que será «otro coctel explosivo» de contagios, creyendo que no hay criterio científico para autorizar marchas de 500 personas como se pretende.

Ábalos ahonda la brecha con Podemos al descartar la intervención del alquiler, apostando por incentivos fiscales en lugar de «imponer» límites al precio, y Belarra le advierte contundentemente de que «lo pactado obliga»

Entretanto, cuando el mercado laboral apunta ya a un millón de trabajadores en ERTE, Abengoa, que confía su salvación al fondo de rescate del Gobierno,  deja un agujero de 144.000 euros de media a 1.700 proveedores en España, cuando el Gobierno anuncia 11.000 millones en ayudas sin explicarlas. En efecto, el Presidente sólo dice que favorecerán al turismo y la hostelería y pone en apuros a Calviño al improvisar dichas ayudas, pues anuncia un nuevo plan para la hostelería y el comercio pero evitando hablar de «ayudas directas», mientras la Vicepresidente Económica no puede dar detalles después del anuncio a los agentes sociales. ¿Globo sonda? ¿Improvisación?….. Por su parte Ábalos ahonda la brecha con Podemos al descartar la intervención del alquiler, apostando por incentivos fiscales en lugar de «imponer» límites al precio, y Belarra le advierte contundentemente de que «lo pactado obliga», elevando el tono de su bronca en el Ejecutivo por el asunto de los alquileres, cuyos precios quieren limitar los aliados de Sánchez.

Y en el capítulo de las corruptelas, golferías e irregularidades la Audiencia impulsa la investigación de la Caja B de Podemos y corrige al juez al observar «indicios de delito» en las transferencias de su Caja de Solidaridad, creyendo que se usó para beneficio de «algunos» y, mientras Fiscalía se pone a favor de investigar también si Montero usó a una asesora de Igualdad como «niñera», la ex senadora Celia Cánovas manifiesta: «creí que mi donación iba a fines sociales, pequé de ingenua» y «tengo todo el derecho a saber dónde está mi dinero» (¿Caja de Solidaridad? ¿Caja B?…..ya ven, aunque la mona se vista de seda….). Por su parte, sobre la Caja B del PP, Bárcenas declara al juez que entregó 60.000 euros en efectivo a Esperanza Aguirre aunque no tiene pruebas, mientras tanto Génova tantea al núcleo de Aznar y Rajoy para valorar el daño causado por el ex tesorero y pretende saber si el caso afecta a cargos en activo, cuando el primer permiso carcelario de Bárcenas levanta sospechas en el PP ya que Prisiones le permitirá salir doce días tres semanas después de su confesión voluntaria. ¡Ay de las Cajas B, Solidarias o como se quiera de los partidos! ¡Ay de la financiación irregular de los mismos! ¡Y ay de utilizar esto cuando conviene a unos u otros con fines electorales, pues lo que hay que hacer es erradicarlo de una vez por todas!.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que ERC defiende su diálogo con Sánchez frente a las exigencias de Junts, mientras la Eurocámara da el primer paso para levantar la inmunidad a Puigdemont; que los antidisturbios de los Mossos relatan su indignación con el Govern pues «no es miedo, estamos desamparados» y «los violentos se sienten impunes»; y que Díaz Ayuso pide unidad contra la izquierda por subir impuestos, atacar la propiedad privada y el castellano y alentar la violencia callejera, y dice que «Sánchez sabe cómo mover los hilos para que el centro-derecha nos llevemos cada vez peor».

Y del exterior, destacar que Boris Johnson anuncia una larga y lenta desescalada en el Reino Unido; que Rusia logra que Amnistía quite a Navalny el estatus de preso de conciencia; y que Maduro ordena expulsar a la embajadora de la UE tras las nuevas sanciones impuestas y amenaza a otros cuatro diplomáticos, tratando así de humillar a la Unión, mientras redobla su pulso a la oposición inhabilitando quince años a Guaidó…..¿dónde quedó el presidente encargado de Venezuela?, ya lo ven.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: