Actualidad Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN DE Jorge Cremades: «Situación inaguantable»

Gabriel Escarrer, Presidente de Exceltur y Meliá, manifiesta que "el sector turístico está agotado y no podrá aguantar esta maratón sin ayudas", mientras Botín exige al Gobierno "ayudas directas para pymes y autónomos", al igual que hace Podemos cínicamente instando a Calviño a dar esas ayudas directas a las empresas en crisis

Con estupor e impotencia los españoles soportamos una situación inaguantable desde el punto de vista sanitario, social, político y económico mientras nuestros gobernantes, incapaces de afrontar tan repudiable panorama, se enzarzan en estériles refriegas, internas o externas con la oposición, como si ello pudiera aportar algo positivo a la calamitosa situación que nuestra sociedad viene padeciendo en los últimos tiempos, sin visos de mejora a corto y medio plazo. El destino, o los votantes en las urnas, han querido que coincida esta insoportable crisis con el gobierno más débil y mal avenido de toda nuestra, ya no tan corta, historia democrática… y a sufrir las consecuencias toca. En cuanto a lo sanitario se refiere el desmadre de la «cogobernanza», invento acuñado para eludir o diluir las responsabilidades, agrava sin duda una gestión ya de por sí difícil y compleja incluso cuando las cosas se tienen claras y se hacen bien. Aquí, mientras Sánchez bloquea en el Congreso las leyes antiCovid (el Parlamento sólo ha tramitado eutanasia, educación y reforma del Poder Judicial, aparcando todos los decretos urgentes contra el coronavirus), la tercera ola se ceba en otros enfermos crónicos, como, por ejemplo, los oncológicos (uno de cada cinco casos de cáncer se queda sin diagnosticar precozmente por la pandemia), ya que la saturación del sistema sanitario, uno de los mejores del mundo, impide la detección precoz de los tumores, cuando los sanitarios están al límite en los hospitales (como, por ejemplo, los del Infanta Sofía de Madrid que manifiestan que «es cuestión de tiempo que no aguantemos más» y «necesitamos días de no ver sufrimiento») y ya hay colapso en las UCI de siete CCAA. Sanidad ya admite que el coronavirus ha provocado 10.000 muertes desde Navidad y los expertos avisan de que la Semana Santa coincidirá con otra «ventana de riesgo», mientras un estudio de EEUU prevé, hasta mayo, 50.000 muertes más en España, que acumula nuevos records de fallecidos en esta tercera ola, superando ya los 60.000 por coronavirus con la suma de los 565 de ayer mismo. Por otro lado, las residencias, semillero de muerte y sufrimiento en esta crisis, recuperan la interlocución con el Gobierno pero Iglesias las rehúye (tras un año de pandemia Illa abandona el cargo sin reunirse y el Vicepresidente delega en su «número dos»), mientras el BCE sitúa a España a la cola de la zona euro en gasto contra la crisis, pues el Gobierno, a pesar de la propaganda, sólo inyectó, según un informe, un 1´3% del PIB frente a una media del 4% en la eurozona, aunque el Ministerio de Economía rebate el cálculo por excluir partidas como los 40.000 millones gastados en ERTE y eleva la factura al 5´5%. En definitiva, discusiones estériles sobre datos y estrategias, en plena campaña de vacunación, lenta e irregular territorialmente, mientras Simón, ante la avalancha de jetas que se las ponen al margen de los protocolos establecidos, en vez de diseñar un listado de prioridades, manifiesta que, si sobran vacunas y no se pueden guardar, hay que ponérselas a «alguien que esté por ahí»…..y curiosamente siempre hay alguien que está «por ahí» (¿no sería más razonable un listado anexo por si los convocados no acuden todos?, en fin, sin más comentarios). Y por si no fuera suficiente con este desmadre de la cogobernanza, en el principal partido de la oposición surge tensión entre Feijóo y Ayuso por las medidas adoptadas contra la pandemia, con Casado intentando mediar pues el Presidente de la Xunta no ve «responsable» la actitud de Madrid de adoptar medidas menos restrictivas, mientras los líderes regionales trasladan a Génova que se les «está poniendo la zancadilla desde dentro del partido» en la lucha contra la pandemia. Entretanto, Sanidad descarta la vacuna de Oxford en mayores de 80 años y aplaza a hoy mismo la decisión de usarla o no entre los 65 y los 80 años, como ya han decidido otros países de nuestro entorno.

Gabriel Escarrer, Presidente de Exceltur y Meliá, manifiesta que «el sector turístico está agotado y no podrá aguantar esta maratón sin ayudas», mientras Botín exige al Gobierno «ayudas directas para pymes y autónomos», al igual que hace Podemos cínicamente instando a Calviño a dar esas ayudas directas a las empresas en crisis

En cuanto se refiere a lo económico-social y laboral el paro roza los cuatro millones y el Gobierno descarta ayudas directas, pues dice que ya se ha gastado 62.000 millones en sostener el tejido productivo durante la pandemia, mientras los afectados por ERTE (muchos de ellos susceptibles de pasar a ERE) ascienden ya a 780.000, con la triste realidad de que la venta de coches cae a la mitad en el peor mes de enero en 30 años, una caída histórica donde las haya, y el sector turístico está totalmente hundido, dos sectores de vital importancia para nuestra economía. No en vano, Gabriel Escarrer, Presidente de Exceltur y Meliá, manifiesta que «el sector turístico está agotado y no podrá aguantar esta maratón sin ayudas», mientras Botín exige al Gobierno «ayudas directas para pymes y autónomos», al igual que hace Podemos cínicamente instando a Calviño a dar esas ayudas directas a las empresas en crisis olvidando que son Gobierno y que en vez de pedirlo demagógicamente lo que debieran hacer es aplicarlo ya, pues de ellos depende, a diferencia de lo que exige Escarrer o Botín. En fin, un Gobierno, débil y mal avenido, cuyo presidente, Sánchez, oculta al Congreso el informe o dictamen del Consejo de Estado respecto a las ayudas europeas, con lo que el Parlamento, con la ayuda inesperada de Vox, convalidó el decreto-ley sin haber recibido el texto, de 96 páginas, del citado órgano consultivo, del que PP y CS aseguran que el escrito es demoledor, mientras el Gobierno, adalid de boca para afuera de la transparencia, alega que no está obligado a mostrarlo.

Y en política territorial, el colmo de los colmos, coincidiendo con la campaña de elecciones catalanas, sobre las que Santiago García, Presidente de la Junta Electoral de la Zona de Barcelona, sostiene que «hasta las 9 horas del 14-F no sabremos si la votación es viable» ya que ve riesgo de ausencias en las mesas y de que no se constituyan algunas de ellas. Una campaña en la que los vetos cruzados entre los partidos abocan a una inevitable mayor inestabilidad, mientras los presos del procés, insólitamente en libertad, piden unidos el voto para la república, mientras el sufragio por correo ya duplica el registrado en 2017 y mientras Junts promete un veto al Ibex.35 en contratos públicos que es ilegal. Por su parte Sánchez y ERC entierran el «tripartito» en Cataluña, pues Moncloa, al menos de momento, dejaría gobernar a los republicanos si Illa no logra ser primera fuerza, mientras los de Junqueras sienten la presión de JxCat pero no quieren otra coalición, como la actual, tipo movimiento nacional. Illa, posible vencedor de los comicios, sostiene «quiero en Cataluña la coalición de izquierdas que gobierna España» (es decir, el Gobierno Frankenstein) y defiende su gestión como ministro con el argumento de «que levante la mano quien no haya cometido errores», cuando el problema ya no es la comisión de errores, que afectan a cualquiera, sino no reconocerlos y, sobre todo, no rectificar cuando se han cometido; por tanto Illa, al menos en campaña (cuestión distinta es lo que hará luego), asegura que no pactará con los separatistas aunque llamará a todos los partidos, menos a Vox (a la CUP por lo visto, sí), si resulta el más votado reafirmando que quiere «una coalición de gobierno con los Comunes en Cataluña», pasando su plan por perdonar la deuda estatal a la Comunidad Catalana y una «Hacienda Federal». Mientras tanto el PSOE vota a favor de una moción de ERC que pide recuperar la «mesa de diálogo», la amnistía para los presos del 1-O y discutir el derecho a decidir (eufemismo del derecho de autodeterminación, pues el a decidir ya lo tienen los catalanes como el resto de españoles con la legalidad constitucional vigente). PSOE y Podemos aceptan esta propuesta de los republicanos catalanes y el PP denuncia que es el primer acuerdo del «futuro tripartito»….. el enredo, de nuevo está servido, mezclado de propuestas imposibles e ilegalidades manifiestas.

Entretanto la «ley trans» plantea el cambio de sexo con sólo declararlo, ya que la decisión se podrá tomar desde los 16 años sin que haga falta informe médico alguno; el sexo por el que se opte será el que rija en los deportes o las prisiones y, según el texto, el borrador admite las identidades no binarias, ni hombre ni mujer…..una ley que abre una nueva brecha, la enésima, entre PSOE y Podemos en el Gobierno. Por su parte Escrivá propone que las pensiones no ganen poder adquisitivo, pues la fórmula del Gobierno liga las subidas al IPC y cuando sea negativo se congelarán las nóminas y los jubilados tendrán que devolver, en los tres años siguientes, lo cobrado de más…..otro escollo entre comunistas y socialistas, el de las pensiones.

Y en medio de todo este caos Bárcenas confiesa sobre la CajaB del PP, manifestando que «desde 1982 existió institucionalizado un sistema de financiación del PP con percepciones en B», que «Rajoy era perfecto conocedor de estas actuaciones; le mostré los papeles y los destruyó, sin saber que yo guardaba copia» y que «recibieron complementos salariales Rajoy, Cospedal, Trillo, García-Escudero, Cascos, Acebes, Arenas….», admitiendo que creyó que el Gobierno del PP evitaría el ingreso en prisión de su esposa, lo que fue «una ingenuidad», con lo que el ex tesorero implica a Rajoy en semejantes asuntos; Rajoy teme que Bárcenas vaya ahora a por Cospedal y le deje sin escudo, señalando en el entorno del ex presidente que «si mete presión a Cospedal puede que no se sienta obligada a callar»….. Un asunto, probablemente ya prescrito, pero que aparece en plena campaña electoral catalana, por el que políticamente ya pagó el PP (al igual que el PSOE con los sucios manejos en Andalucía) y que a nivel penal habrá de dilucidarse en los tribunales. También se abre camino la declaración de la ex auditora de Podemos que acusa ante el juez a Montero de utilizar a una dirigente del partido, a la que luego colocó en el Ministerio, para cuidar a su hija recién nacida, pues un video demuestra que su actual asesora, Arévalo, seguiría ejerciendo de «niñera», denunciando la ex abogada del partido al juez que cobraba de Podemos antes de llegar a Igualdad (ahora cobra del Ministerio), donde Teresa Arévalo aparece en varias imágenes cuidando a la hija de la ministra. Entretanto, la actual Junta de Andalucía desmantela la red empresarial que alojó la corrupción de la era socialista. En definitiva, asuntos todos ello que, al margen del reproche penal que puedan tener, son merecedores de un reproche ético pues en Política, con mayúsculas, los gobernantes, como la mujer del César, no sólo han de ser honrados sino parecerlo…..y, lamentablemente, en demasiados casos nuestros políticos no lo parecen.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que Hacienda va a la caza de los youtubers en Andorra; que en el desorbitado contrato de Messi con el Barça se imponía que aprendiera el catalán e instaba a «realizar los máximos esfuerzos para integrarse en la sociedad catalana» (el jugador jamás se ha expresado en lengua catalana y pidió liberarse si Cataluña se independizaba); que los  profesores universitarios alertan en pleno choque de los rectores con el ministro Castells de que en los exámenes online hay «fraude incontrolable» pues «se pasan pantallazos de WhatsApp para copiarse párrafos»; y que el Poder Judicial dice a PSOE y Podemos «no interferimos en el Legislativo».

Y del exterior, destacar que, según Úrsula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, «el mundo va a necesitar más vacunas para las nuevas variantes»; que Europa cierra la puerta a la vacuna de AstraZeneca en mayores de 65 años y España ultima la decisión tras el veto de Alemania, Francia e Italia; que Navalni es condenado a tres años y medio de prisión, una mordaza al opositor ruso sin lugar a dudas; que la vacuna rusa Sputnik revela una eficacia del 92%; que el general del genocidio rohingya, el temible Min Aung Hlaing, da un golpe de Estado en Birmania, actual Myanmar, se hace con el control del país y ordena arrestar a la Nobel de la Paz Suu Kyi, apartándola del poder, junto a otros líderes, abortando así la transición democrática; y que el Presidente italiano, Mattarella, encarga un «Gobierno de emergencia» a Draghi para no ir a elecciones y éste acepta el encargo, con lo que el «salvador del euro» como Presidente del BCE, con un gran prestigio nacional e internacional, suma apoyos para liderar un Ejecutivo de unidad y relanzar Italia (¿debería tomar ejemplo España?, dicho queda).

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: