Actualidad

La Diócesis Orihuela-Alicante aclara que el obispo D. Jesús Murgui “ha cumplido con el protocolo prescrito»

el obispo "ha estado vinculado sanitariamente a esta casa sacerdotal" por la proximidad entre ambos edificios

El Obispado de Orihuela-Alicante ha remitido un comunicado para aclarar que Monseñor D. Jesús Murgui «no ha buscado trato de favor sanitario alguno», y sí que ha cumplido escrupulosamente con «el protocolo prescrito».

El obispo «ha estado vinculado sanitariamente a esta casa sacerdotal» por la proximidad entre ambos edificios

El escrito, firmado por el vicario general del Obispado, Vicente Martínez, señala que «el obispo recibió la inyección junto a los sacerdotes vinculados con la casa sacerdotal de Alicante» y ha indicado que desde 2007, cuando se inauguró el nuevo obispado, donde se encuentra también la residencia episcopal, el obispo «ha estado vinculado sanitariamente a esta casa sacerdotal» por la proximidad entre ambos edificios.

COMUNICADO DEL OBISPADO DE ORIHUELA-ALICANTE
Alicante, 3 de febrero de 2020
El Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, D. Jesús Murgui, que cumplirá 75 años en abril, recibió la primera dosis de la vacuna el pasado 8 de enero, junto a los sacerdotes vinculados con la Casa Sacerdotal de Alicante. Desde el año 2007, en que se inauguró el nuevo obispado, donde se encuentra también la residencia episcopal, el obispo diocesano ha estado vinculado sanitariamente a la Casa Sacerdotal por la proximidad entre ambos edificios. En aquel momento el obispo titular era D. Rafael Palmero.

Desde que tomó posesión de la Diócesis, en septiembre de 2012, D. Jesús ha heredado esta situación, de tal modo que su servicio médico es el común a todos los sacerdotes de la Casa Sacerdotal. Siempre que ha tenido lugar alguna campaña de vacunación en la que se ha convocado a los miembros de este centro, por ejemplo la vacunación anual de la gripe, el Sr. Obispo también ha sido convocado.

Tras la vacunación, ante la sospecha de algún caso de coronavirus en dichas instalaciones, el Sr. Obispo fue convocado con todos los demás a hacerse una prueba PCR y ha estado confinado el tiempo que se ha señalado, como el resto de sacerdotes, siguiendo los protocolos sanitarios. El Sr. Obispo no ha buscado ningún trato de favor sanitario, sino que ha cumplido el protocolo prescrito, como en las demás situaciones sanitarias que ha vivido.

  • Vicente Martínez Martínez
  • Vicario General

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: