Actualidad Jorge Cremades Opinión

COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Y los delincuentes, en campaña electoral»

El malabarista Sánchez obtiene así un balón de oxígeno ya que en la víspera de la campaña electoral su socio ERC, poco de fiar, le retira su apoyo y Ciudadanos se inclina por el "no" a que el Ejecutivo se asegure el control de los fondos que es de lo que se trataba

Decidido definitivamente por la Justicia que las elecciones en Cataluña se celebren el 14-F, lo que desbarata los planes de retrasarlas de los soberanistas catalanes, se inicia formalmente la campaña electoral en la que Illa se estrena con un mitin virtual para dar el pistoletazo de salida junto a Pedro Sánchez, mientras la Generalitat, contra los criterios de la Justicia y desobedeciendo a la Fiscalía, decide sacar de la cárcel a los presos del «procés» para que se lancen a hacer campaña pidiendo amnistía y amenazando con volver a repetir los hechos por los que están condenados. En efecto, la Generalitat, en la víspera del inicio de la campaña electoral, concede el tercer grado a los delincuentes soberanistas, condenados por sedición, entre otros delitos, y les mete en campaña electoral con el objetivo de contrarrestar el controvertido «efecto Illa», que veremos a ver qué recorrido tiene, pues, en caso de fracaso, supondría un primer revés serio para Sánchez, quien se volcó con su candidato en el inicio de campaña al igual que Casado y Arrimadas hicieron con los suyos, en este caso, para presionar al PSOE. No en vano Sánchez se juega su blindaje en La Moncloa, pues el «efecto Illa» esconde la idea de forjar un tripartito nacional, catalán y vasco, con lo que los separatistas, en los que se apoya el Presidente del Gobierno, serían la muleta de Sánchez para esta legislatura y la próxima, dadas las tendencias electorales de los españoles casi inamovibles con la situación actual. Así las cosas, los delincuentes secesionistas se meten de pleno en la campaña electoral catalana y literalmente pasan de la cárcel al mitin por obra y gracia de la Generalitat y se apoderan del protagonismo de la misma a la espera de la Fiscalía, con lo que el independentismo exhibe a sus líderes excarcelados, quienes avisan al Estado, contra el que atentaron, de que lo «volverán a hacer» para presionar al PSC y neutralizar el «efecto Illa». Así, con toda desfachatez, los delincuentes excarcelados, convencidos de su impunidad, dejan bien claras sus intenciones: «lo volveremos a hacer, obedeciendo siempre a nuestra conciencia frente a las leyes injustas», dice Cuixart; «nos tienen miedo, no quieren que hablemos, aunque nos encierren en las cárceles, este país ganará», dice Junqueras; «hagan lo que hagan la Fiscalía o el TS, nosotros seguiremos luchando por el reconocimiento de la amnistía» dice Jordi Sánchez. Ya ven, se rigen por sus propias conciencias, no por la legalidad democrática vigente y, por tanto, lo que no se ajuste a sus conciencias son «leyes injustas», lo que a todas luces haría imposible cualquier tipo de convivencia pacífica; y mienten descaradamente al decir que no queremos que hablen y por ello los encerramos en las cárceles, pues lo que no queremos es que delincan y, al efecto, se les mete en la cárcel por los delitos cometidos, como a cualquier otro delincuente, y no por lo que piensen o digan….por tanto, nada que objetar a que sigan luchando por el reconocimiento de la amnistía o lo que consideren oportuno, pero, eso sí, dentro del marco legal vigente que, en estos momentos, les sitúa (o debiera situarles) en prisión por sus graves delitos cometidos. En definitiva, chulería, toda; arrepentimiento, ninguno…..eso sí, desde la absurda e indecente libertad graciosamente otorgada por la Generalitat, gobernada por ellos mismos, que actúa al margen de la Justicia en muchas ocasiones. Y, mientras los insumisos dicen «no iré a la mesa electoral, vulnera mi derecho a la salud» y Pere Aragonés inaugura la campaña de ERC con un mitin junto a los delincuentes Junqueras y Romeva, Junts per Catalunya asegura que declarará la independencia catalana si el secesionismo obtiene más del 50% de los votos. Ya ven, más de lo mismo, en tanto que la encuesta del «CIS catalán» contradice a la de Tezanos, que otorgaba un indiscutible triunfo de Illa, y prevé un empate técnico entre ERC y JxCat, con lo que la irrupción de los presos del procés en semilibertad podría poner en peligro el ansiado «efecto Illa» para el PSC que quedaría en tercer lugar. Al parecer, los catalanes no están dispuestos a restablecer en Cataluña de forma clara y contundente las bases sólidas para el restablecimiento de la democracia con todas las consecuencias, lo que debiera empezar con que las instituciones gubernamentales se plegaran no ya a la democracia sino al sentido común….y no parece que así sea al poner a los delincuentes en libertad para que hagan campaña en favor de seguir apostando por volver a cometer los mismos delitos que les llevaron a prisión tras un juicio justo y democrático con todas las garantías procesales. Por lo demás, Casado se juega blindar su liderazgo en el PP ya que necesita un buen resultado para afianzarse dentro del partido y de cara a próximas citas electorales, Arrimadas se juega el control de Ciudadanos y seguir siendo decisivo, y Vox necesita entrar en el Parlament. Hay demasiadas cosas en juego en estos comicios controvertidos que se celebran en plena pandemia.

Y en este juego de cálculos electorales en el que cualquier error de bulto pudiera poner en riesgo los intereses particulares de cada uno, por encima de los intereses generales para todos los españoles, incluidos los catalanes, una especie de «todos contra Illa» palía aparentemente el pulso entre ERC y Junts, enemigos íntimos donde los haya, mientras el PSC teme perder el «efecto Illa» y pide votar ya masivamente por correo, en tanto que la derecha y centro-derecha constitucionalista, más dividida que nunca, se enzarzan en una gresca por el voto con el único objetivo de no quedar como fuerzas casi testimoniales en Cataluña. Por su parte Sánchez, que se apoya en los independentista para gobernar España, baraja un «indulto parcial» para Oriol Junqueras y compañía, inclinándose por perdonarles los años de cárcel que tienen pendientes los condenados por el ilegal 1-O y, si llega el caso, perdonarles también la inhabilitación para ocupar cargos públicos, mientras, escandalosamente, prosigue en las aulas catalanas un intolerable adoctrinamiento, que no educación, con libros de texto a la carta para falsear la Historia de España, convertida para los secesionistas en un Estado «opresor y decadente» frente a una Cataluña «independiente y próspera» sin que desde el Gobierno español se haga nada para evitar esta majadería manipuladora, semillero de futuras generaciones de secesionistas totalitarios. La realidad es que, manipulados o no, los catalanes se inclinan por mantener esta especie de confusionismo calculado entre nacionalismo, secesionismo y constitucionalismo, tal como concluye NCReport, que, al margen de las conclusiones del CIS español o catalán, vaticina que Illa sube tres escaños en una semana y se acerca a la victoria mientras la pugna en el soberanismo se iguala en el arranque de campaña, Vox se aleja del PP y Ciudadanos, vencedor de los últimos comicios, sigue perdiendo fuerza, pues, según la encuesta, los resultados serían hoy: ERC 21´2% de votos y 32 escaños, JxCat 19´6% y 32, PSC 19´6% y 29, Ciudadanos 10´8% y 13, ECP 6´9% y 8, PP 6´7% y 8, CUP 5´8% y 7, y VOX 5´6% y 6.  El enroque está servido, hagan cálculos sobre el futuro Govern: ¿movimiento nacional secesionista totalitario cómo ahora? ¿tripartito de izquierdas?….. de momento, otras posibilidades quedan lejos; los catalanes tienen la última palabra.

El malabarista Sánchez obtiene así un balón de oxígeno ya que en la víspera de la campaña electoral su socio ERC, poco de fiar, le retira su apoyo y Ciudadanos se inclina por el «no» a que el Ejecutivo se asegure el control de los fondos que es de lo que se trataba

Aunque nunca se sabe; con este Gobierno de coalición en España y este conglomerado de partidos, cada uno en busca de su exclusivo interés coyuntural particular todo es posible. En efecto, el Ejecutivo de Sánchez consigue convalidar en el Congreso de los Diputados el decreto sobre los fondos europeos, salvando la negativa a apoyarlo de su socio ERC a quien en plena campaña electoral en Cataluña no le conviene evidenciar la sintonía con los socialistas, que consiguen sacarlo adelante curiosamente con el apoyo de VOX, que se abstiene, a pesar de que el Gobierno de Sánchez-Iglesias le tiene vetado como interlocutor por ser de ultraderecha. El malabarista Sánchez obtiene así un balón de oxígeno ya que en la víspera de la campaña electoral su socio ERC, poco de fiar, le retira su apoyo y Ciudadanos se inclina por el «no» a que el Ejecutivo se asegure el control de los fondos que es de lo que se trataba, pero inesperadamente Vox da la sorpresa y, absteniéndose, evita la primera derrota parlamentaria del Gobierno, curiosamente en el hemiciclo llamaba la atención que Ábalos conversara en su escaño con la portavoz de Vox Macarena Olona. ¿Negociación, apoyo gratuito….? El caso es que Vox entrega a Sánchez el control de los fondos europeos y, por tanto, todo el poder sobre las ayudas europeas, generando estupefacción en el hemiciclo. El partido de Abascal dice que decidió su voto antes de saber que evitaría la derrota del PSOE y el PP lo acusa de ser «un salvavidas para Sánchez» y de facilitar un «sistema clientelar» al Gobierno, mientras Ciudadanos lo acusa de «entregar la llave de la caja» y, al final, Vox admite que sus bases no entienden este auxilio a Sánchez, reconociendo que «es cierto que una parte no ha comprendido lo que ocurrió» y defendiendo que salvó el decreto, que entrega a Moncloa todo el control de las ayudas europeas, «por los españoles».

Así va saliendo a flote un Gobierno de coalición mal avenido internamente en el que, entre otros encontronazos, Podemos amenaza a Escrivá con una huelga general si sube el cómputo de las pensiones, con lo que, insólitamente, un gobierno sacaría a la calle a sus gobernados contra sí mismo. Un gobierno de coalición social-comunista-populista cuyos socios, PSOE y Podemos, han de reunirse para abordar las insostenibles tensiones internas de la coalición, al extremo de que los socialistas han de decir a los comunistas «no podéis ser oposición y gobierno; tenéis que elegir» mientras les piden lealtad en las decisiones duras y éstos responden con la exigencia permanente de negociación…..y, si no tragas, te amenazo incluso con movilizaciones callejeras como las sufridas por Escrivá. Por su parte Pedro Duque, Ministro de Ciencia e Innovación, defiende la gestión de la «tercera ola» y dice que en el Consejo de Ministros «no hay bronca» mientras añade «me choca que algunos en política sólo pongan palos en las ruedas»….. ¿se refiere a la oposición o a sus propios socios populistas de gobierno que prefieren ser a la vez gobierno y oposición?. La triste realidad es que así no podemos seguir, es un insólito espectáculo inasumible por mero sentido común.

Y todo ello cuando la economía española se hunde a niveles de la Guerra Civil pues en 2020 ha caído un 11%, el mayor desplome desde entonces, y entra de lleno en la UCI, lo que no debiera avalar esa especie de optimismo demagógico de que todo va razonablemente bien, pues en situaciones así a la gente hay que decirle la verdad, la cruda realidad, ya que vienen tiempos «de sangre, sudor y lágrimas». Hay que decir a la gente, entre otras cosas, que España destruyó 622.000 puestos de trabajo el año pasado por la crisis del coronavirus; que el Covid arrasa el empleo privado y dispara al 41% el paro juvenil; que en España hay 6´5 millones de hogares en los que nadie trabaja; que la tasa de desempleo sube al 16´1% tras siete años de caídas; que el coronavirus deja 528.000 trabajadores en la calle, según la EPA; que la temporalidad del empleo público bate record; que las colas del hambre proliferan por todas las ciudades ya que miles de trabajadores, especialmente de la hostelería, están forzados a pedir ayuda para subsistir, llegando incluso a ciudades como Mallorca; que el turismo, uno de los principales motores de nuestra economía, está en la ruina absoluta; que la deuda se dispara a extremos insostenibles…… Con semejantes datos no cabe el más mínimo atisbo demagógico para un discurso alentador, sino todo lo contrario. Por su parte Calviño ultima medidas para hacer frente a una oleada de insolvencias (Economía quiere aliviar el exceso de deuda en las empresas en crisis), Trabajo moviliza un ejército de inspectores para estrechar el control sobre despidos y salarios (el Gobierno se lanza sobre las empresas en busca de irregularidades laborales) y Calvo activa 50 millones para la semana laboral de cuatro días.

Ayuso lanza una plataforma educativa, «Madrid 5-e», junto a Aulaplaneta; que el butronero, apodado El Piojo, se fugó de la prisión de Valdemoro con ayuda

Entretanto sigue la pandemia y sus estragos, mientras Sanidad rehúye sancionar a los que se «cuelan» en la vacunación, que cada vez son más. Una campaña inmunizadora en la que España tardará cuatro años en inmunizarse al ritmo de vacunación actual ya que las CCAA tendrían que aplicar 66´2 millones de dosis hasta julio y sólo han puesto 1´3 en un mes, mientras españoles con elevados ingresos (además de los que se cuelan) peregrinan a Emiratos Árabes para garantizarse sus dosis, una especie de turismo de lujo para vacunarse por el que «pagaríamos lo que fuera necesario».  Por su parte la Consellería de la Comunidad Valenciana ordena el traslado inmediato desde los hospitales hacia los depósitos municipales o los tanatorios para que se incineren en un día y evitar el colapso en los mortuorios de los centros hospitalarios, cada vez más desbordados. Otros centros de preocupación son los geriátricos, entre los que, uno de ellos, situado en el pueblo madrileño de Becerril de la Sierra, se saltó el protocolo (el siete de enero dos trabajadores dieron positivo y la residencia continuó con su actividad ordinaria ignorando la prevención) y hoy registra once muertos. Y una noticia curiosa: el sueldo de Simón, que Moncloa se ha negado a ofrecer en el Portal de Transparencia, es de 5.452 euros, más tres pluses, con lo que con los complementos por su asesoramiento en la pandemia llegaría a sumar unos 7.000 euros, cobrando más del doble que un médico con plaza fija y más que la propia ministra Darias.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que Ayuso lanza una plataforma educativa, «Madrid 5-e», junto a Aulaplaneta; que el butronero, apodado El Piojo, se fugó de la prisión de Valdemoro con ayuda, por lo que Interior investiga a un funcionario y a dos agentes; que la Audiencia Nacional rechaza que los etarras logren beneficios con sus cartas de perdón «genéricas»; que Podemos recrudece con noticias falsas sus ataques a periodistas críticos; que Cultura y la baronesa Thyssen pactan que la colección de arte se quede en España hasta 2036, pagando el Ministerio 6´5 millones al año; que el Rey congela el sueldo a la Familia Real y reparte el del Emérito; que crece la tensión vecinal por la presencia de inmigrantes en Las Palmas; y que las órdenes religiosas asumen 126 casos de abusos sexuales, destapando las congregaciones agresiones desconocidas mientras los obispos evitan una investigación y el total de víctimas se eleva a 500.

Y del exterior, destacar que Portugal se enfrenta a lo peor de la pandemia y cierra la frontera con España ante el descontrol de la Covid, convirtiéndose en el sexto país de la UE que lo hace; que Zapatero y la izquierda bolivariana tantean a Biden para ayudar a Maduro, el chavismo presiona para que Washington alivie las sanciones a Venezuela y el socialista se vale de sus contactos con la nueva administración demócrata para hacer lobby, mientras Caracas pretende tomar el control de la Organización de Estados Americanos; que en Rusia se repiten masivas protestas por Navalni pese a la represión de Putin y exigen su liberación, pero las fuerzas de seguridad reprimen las manifestaciones y detienen a más de 5.100 manifestantes; y que la UE invoca poderes de excepción para asegurarse las vacunas, amenazando con intervenir la producción y prohibir las exportaciones, mientras Alemania desaconseja a los mayores de 65 años la vacuna de Astra-Zeneca, que acelera su plan para cumplir con Europa y acuerda permitir reclamar las dosis británicas, justo cuando la Comisión Europea aprueba el uso de la vacuna, garantizando 300 millones de unidades por 870 millones de euros, aunque los nueve millones de dosis adicionales siguen lejos de lo previsto en el contrato.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: