Actualidad Alicante

Aprobado sin ningún voto en contra el presupuesto de la Diputación de Alicante para 2021

Por primera vez desde 2014 toda la oposición se abstiene en la votación de las cuentas públicas, que el próximo año ascenderán a 238 millones de euros

El pleno de la Diputación de Alicante, en sesión extraordinaria, ha aprobado sin ningún voto en contra, por primera vez desde 2014, el presupuesto de la institución provincial, que en 2021 crece un 8,8% hasta los 238 millones de euros y que, tal y como han destacado todos los grupos políticos, es resultado de «la voluntad de diálogo y consenso» ante la crisis generada por el Covid-19.

En este sentido, las cuentas impulsadas por el equipo de Gobierno, integrado por PP y Cs, han incorporado la práctica totalidad de las propuestas presentadas por la oposición y ponen el foco en la atención a los municipios para que puedan atender las necesidades sociales y económicas que la situación sanitaria ha provocado.

Mazón valora el «consenso» alcanzado y pide «compromiso y responsabilidad» a los 31 diputados para la ejecución de las cuentas

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, ha destacado que se trata «de un pacto muy importante que asumimos con una enorme responsabilidad», al tiempo que ha valorado positivamente las propuestas del Grupo Socialista y de Compromís. «Yo estaba muy contento con el proyecto inicial de presupuestos del equipo de Gobierno, pero después de asumir todas las aportaciones de todos los grupos políticos, éste ha pasado de ser un buen proyecto a ser el proyecto que necesita la provincia de Alicante», ha manifestado.

Por primera vez desde 2014 toda la oposición se abstiene en la votación de las cuentas públicas, que el próximo año ascenderán a 238 millones de euros

El dirigente alicantino ha añadido que «en un momento en el que el ruido político habla de polarización y confrontación, en esta Diputación nos abstraemos de este tipo de ruido y nos centramos en el ruido social, que es el que pide que las políticas y los políticos seamos parte de la solución y no parte del problema», por lo que ha pedido a los 31 diputados «compromiso y responsabilidad para ejecutar lo recogido en este presupuesto», al que se sumarán, tal y como ha recordado, los fondos extraordinarios procedentes del remanente.

Asimismo, ha insistido en la importancia de incidir «en lo que nos une y no en lo que nos separa» y, en este sentido, ha citado también como ejemplo de voluntad de consenso la de la Diputación de Valencia, donde el Grupo Popular se ha abstenido en la votación de las cuentas de esta institución provincial que lidera el socialista Toni Gaspar.

Gutiérrez señala el papel desarrollado por Cs «como centro de entendimiento y conciliación en este proceso de acercamiento político»

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Javier Gutiérrez, ha remarcado el esfuerzo realizado por todos los grupos para sacar adelante un documento consensuado que «prioriza el interés general por encima de los colores políticos».  «Algo está cambiando y estamos muy satisfechos de nuestra contribución fundamental como grupo político de ser centro de entendimiento y conciliación en este proceso de acercamiento para sacar adelante el presupuesto que necesita la provincia de Alicante para dejar atrás esta pesadilla que todos estamos sufriendo», ha explicado.

Tanto el portavoz del Grupo Socialista, Toni Francés, como el de Compromís, Gerard Fullana, han resaltado que su abstención en la votación se basa en los «acuerdos de inversiones concretas» alcanzados con el equipo de Gobierno y han añadido que «cuando hay voluntad de consenso es posible aparcar a un lado las diferencias».

Presupuesto: refuerzo del apoyo a los municipios

Las cuentas provinciales para 2021, año en el que se pondrán en marcha inversiones tan importantes como Planifica o el Plan +Cerca, refuerzan el apoyo y asistencia a los municipios para que puedan atender las necesidades sociales y económicas derivadas del coronavirus, por lo que se incrementan un 15% las subvenciones a ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro -lo que representa el 30% del presupuesto total de la institución-.

El documento incorpora la práctica totalidad de las propuestas presentadas por la oposición

El diputado de Economía, Eduardo Dolón, ha resaltado que se trata de unos presupuestos «equilibrados, solidarios y reales» y que se constituyen «en el motor más importante de apoyo, asistencia y asesoramiento de las inversiones que necesitan los municipios con cerca de 112 millones de euros, que se verán completados con una inversión directa de más de 36 millones de euros procedentes de los remanentes».

Asimismo, ha destacado el incremento que experimentan todas las áreas, tanto las dirigidas a garantizar la prestación de servicios básicos y de calidad, con 102 millones de euros, como las políticas sociales con 90 millones. En este punto, ha recordado que en esta última cifra están presupuestados los más de 24 millones de euros de competencias impropias, por lo que ha hecho un llamamiento al Consell a que convoque la Comisión bilateral que permita abordar esta cuestión «para que la Generalitat asuma sus competencias y desde la Diputación podamos destinar entonces ese importe a seguir mejorando la atención a nuestros municipios».

         Por su parte, el diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, ha incidido, sobre los objetivos generales del presupuesto, que «están centrados en lo que es realmente importante en estos momentos: generar inversión y empleo y priorizar políticas sociales y actuaciones que eviten que se frene la economía, siendo motor impulsor del desarrollo de los pueblos y ciudades».

En el área de Infraestructuras, con una dotación de 37 millones de euros, ha asegurado que «lo más destacado es el arranque de PLANIFICA, el mayor plan inversor de la Diputación de Alicante que moverá en los próximos años 100 millones de euros, ejemplar en transparencia y en la aplicación de criterios objetivos en el modelo de reparto de las subvenciones y un estímulo para el empleo». También en esta área se dedicarán alrededor de 19 millones de euros a acabar con convocatorias de ejercicios anteriores, labor que Gutiérrez ha calificado como «prioritaria».

Otras de las dos áreas que se verán reforzadas son Cultura y Deportes, que contarán con 20,6 y 6,1 millones de euros, respectivamente, para reforzar las convocatorias y crear otras nuevas destinadas a ayudar a sectores que se han visto especialmente afectados por la crisis del coronavirus. Desde el departamento de Transparencia, destaca una partida de 100.000 euros para apoyar a los municipios en esta materia.

         La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, ha manifestado que «se ha trabajado para intentar compensar lo que la pandemia nos está arrebatando, siguiendo criterios de transparencia». Entre las principales directrices aplicadas ha mencionado la reducción a la mitad las subvenciones nominativas «para llegar a más entidades y municipios». También se prioriza las ayudas a los sectores profesionales relacionados con el ámbito de la cultura que están atravesando una severa crisis y la apuesta por los museos de la provincia y otros bienes de interés histórico y cultural. Entre los proyectos para 2021, Julia Parra ha destacado tres. «Se ha duplicado la aportación de la Diputación al Misteri d´Elx, se crean los Premios a la Cultura alicantina Miguel Hernández y se va a potenciar el apoyo a las 147 bandas de música de la provincia con el desarrollo de distintas campañas de promoción», ha adelantado.

Respecto al área de Transparencia y BOP, con un presupuesto de más de un millón de euros «se pondrá en marcha en 2021 nueva campaña dirigida a los ayuntamientos que, gracias al convenio firmado con la Generalitat Valenciana, nos permitirá conceder más de medio millón de euros en ayudas».

Por otra parte, contarán en su conjunto con 14,5 millones de euros los departamentos de Promoción Económica y Apoyo a sectores productivos y el área de Proyectos Europeos, Agenda Digital e Innovación, en la que destaca una partida de 500.000 euros para seguir impulsando el proyecto de inteligencia artificial CENID y otra de 374.000 para el fomento de programas europeos.

2021 será también el año en el que la Diputación reducirá en más de un 50% el recargo provincial del IAE, que pasará del 20,5%, ya de por si el más bajo de la Comunitat, al 10%. De esta manera, la Diputación dejará de ingresar dos millones de euros que se traducirán en un ahorro para más de 9.000 empresas de la provincia.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: