COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Oscurantismo indeseable»

Un gobierno, cualquier gobierno, puede hacerlo bien, mal o regular pero lo que no puede ni debe hacer es ocultar su ausencia de proyectos tras una cortina de humo provocando un indeseable oscurantismo político a base de mentiras, demagogias, rectificaciones y contradicciones permanentes que sólo conducen al descrédito nacional e internacional más absoluto. Es lo que, lamentablemente, sucede frecuentemente con nuestro gobierno de coalición Sánchez-Iglesias incapaz de salir del embrollo permanente a causa de la inexistencia de un proyecto común de gobernabilidad, ya sea peor o mejor, que le condena a la indefinición permanente más absoluta y a pretender defender una cosa y la contraria como si fuese posible la cuadratura del círculo. Gobernar, para bien o para mal, es optar y, tras la opción, apechugar con las consecuencias derivadas ya que, normalmente, es sencillamente imposible contentar a todos a la vez, como pretende nuestro gobierno, por ejemplo, en plena crisis migratoria que obligadamente requiere la colaboración de Marruecos a quien obviamente, si buscamos su colaboración, no conviene enemistar demasiado en otros temas, como el asunto del Sahara, por ejemplo. El Gobierno, como hacen muchos otros, puede hacer la vista gorda o posicionarse a favor o en contra de que se celebre un referéndum en la antigua colonia española, en sintonía o no con las resoluciones al respecto de la ONU, pero no es de recibo que, mientras el gobierno español no manifiesta su posición oficial (es decir, intenta como otros, hacer la vista gorda por razones de conveniencia), su Vicepresidente Iglesias arremeta a nivel personal y de forma irresponsable contra la posición de Marruecos al respecto, provocando inmediatamente el aplazamiento por parte del Gobierno marroquí de la cumbre bilateral España-Marruecos a pocos días de su celebración y justo cuando la ausencia e indefinición de una política migratoria razonable desata un escándalo mayúsculo en España en pleno estado de alarma a causa de la pandemia. Al final el oscurantismo sobre un asunto crucial para nuestros intereses nos deja en el limbo más absurdo con todos los inconvenientes y sin ninguna de las ventajas de apostar decididamente por cualquiera de las posturas, a diferencia de lo que hacen otros, como EEUU, que, para bien o para mal, se posicionan al respecto de forma inequívoca. En efecto, Trump, cuando está ya a punto de marcharse, decide reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sahara, por lo que abrirá consulado en la ex colonia española, a cambio de que Mohamed VI normalice relaciones diplomáticas con Israel y lo hace ignorando sencillamente al indeciso y contradictorio Gobierno español, como si fuera un cero a la izquierda, en un pacto con Marruecos sobre el Sahara que deja debilitada la indefinida posición de España ante el país vecino que se posiciona aplazando la vital cumbre bilateral cuando la crisis migratoria requiere de una colaboración hispano marroquí. Una crisis migratoria que coincide con el dantesco suceso de un incendio en Badalona en una nave industrial abandonada y okupada desde hace doce años que deja varios muertos y una veintena de heridos ya que servía de infravivienda a centenares de inmigrantes, mientras la inacción de las instituciones (ayuntamiento, Generalitat y Gobierno Central) no se enteraban de nada….al parecer, el dueño del inmueble okupado jamás denunció la okupación (¡menuda excusa!) Y todo ello mientras los ministros Escrivá y Marlaska se lavan las manos por el aterrizaje semiclandestino de inmigrantes en la Península procedentes de Canarias, para que les suceda como a los de Badalona, a causa de la ausencia de una política migratoria clara y concreta que provoca un oscurantismo innecesario como sucede con otros tantos asuntos. En efecto, cuando Interior niega que traslade inmigrantes a la Península desde Canarias (convertida en un coladero inmigratorio desde Marruecos) mientras da luego un protocolo a los policías, documentos policiales confirman que se están produciendo vuelos de inmigrantes con pasaportes falsos y personas infectadas por covid, detectando la Policía Nacional, en Valencia por ejemplo, graves irregularidades en estos traslados desde las islas, algunos de ellos incluso por ferrys a Huelva. La cruda realidad es que la Policía desarticula una red que empadronaba en Granada a «sin papeles» llegados de las islas y que circulares internas de la Guardia Civil prueban cómo se han ido trasladando a los inmigrantes a la Península, además de los hacinados en campamentos improvisados en Canarias, mediante oscuros «vuelos-patera» evidenciando que los inmigrantes «están organizados» y tienen «tarjeta de embarque, lo que quiere decir que iban documentados». Y ante semejante evidencia, la indecencia a causa de semejante oscurantismo migratorio es que Marlaska pase en unos días de afirmar que el traslado de inmigrantes de Canarias a la Península es «ilegal» a decir luego que no se ha producido ninguno y reconocer al final, como acaba de hacer, que sí hay vuelos, aunque añada que son «muy esporádicos» y para personas de «grupos vulnerables». Y el problemón es que ya han llegado desde unas islas Canarias saturadas más de 2.000 inmigrantes, mientras Rabat admite menos «sin papeles» al mes que los que llegan en un día, en tanto que una nota operativa de la Policía avisa de que ahora «no se puede expulsar». Todo ello en medio de la tradicional enemistad de Mohamed VI con Pedro Sánchez, adobada encima por su Vicepresidente Iglesias, sin que se conozca de forma transparente cuál es la política oficial del Gobierno español en temas migratorios y respecto al Sahara, como sucede con otros tantos asuntos. ¿Es la política de Sánchez o es la de Iglesias? No se sabe…..es mejor moverse en un oscurantismo indeseable que les permita estar a la vez repicando y en misa o, como dicen en mi pueblo, en el plato y las tajadas, para finalmente no estar realmente de forma eficaz en ningún sitio.

Este gobierno de coalición pretende estar en el plato y las tajadas pues insólitamente su presidente Sánchez, para evitar romper con Iglesias y que se les acabe el chollo a los dos, zanja las irresponsables acometidas públicas de su Vicepresidente contra la Jefatura del Estado, algunas de ellas incluso insultantes

Oscurantismo y confusión indeseable como, entre otros, en el asunto peliagudo de las aventuras poco edificantes de nuestro anterior Jefe de Estado, sobre el que, mientras Sánchez pretende circunscribirlo en el ámbito personal, Iglesias lo intenta circunscribir en el ámbito institucional con la clara intención de imponer otra forma de modelo de Jefatura de Estado, el republicano, cuando apenas cuenta con una minoría muy minoritaria en el Congreso de los Diputados y cuando, como gobernante, está obligado a respetar y defender las instituciones del Estado, pues, si no estaba dispuesto a hacerlo, ¡qué pinta formando parte de un gobierno cuyo partido mayoritario no pone de momento en cuestión semejante asunto!. Sin embargo de nuevo, una vez más, este gobierno de coalición pretende estar en el plato y las tajadas pues insólitamente su presidente Sánchez, para evitar romper con Iglesias y que se les acabe el chollo a los dos, zanja las irresponsables acometidas públicas de su Vicepresidente contra la Jefatura del Estado, algunas de ellas incluso insultantes, con el estúpido argumento de que Podemos y PSOE son dos partidos distintos, lo cual es cierto, pero olvida que desde que ambos deciden aliarse para formar Gobierno han de tener claro que no puede haber dos gobiernos diferentes en uno. Oscurantismo preocupante si no tenemos claro qué modelo de Jefatura de Estado defiende el Ejecutivo, si la establecida en la Constitución u otra distinta. ¿Se imaginan este oscurantismo en Francia para cambiar desde el Gobierno francés la forma de Estado republicana porque el anterior Jefe de Estado, Sarkozy, está incurso en un proceso judicial tal como sucede en España con Juan Carlos? Pues bien en España sí es posible esto al defender uno de los partidos gobernantes, Podemos, que «frente a la corrupción, nosotros no decimos ¡viva el Rey!, nosotros decimos ¡Viva la República!»….. como si el modelo republicano estuviera exento de corrupción por arte de magia. En fin demagógicos argumentos para deteriorar instituciones básicas del Estado insólitamente desde otras instituciones del mismo Estado. Entretanto el Rey Emérito, que ha de ser investigado como cualquier otro hijo de vecino para apechugar con las responsabilidades personales que le correspondan, teme que se amplíe la investigación de su patrimonio mientras el fiscal investiga si la regularización que ha hecho en Hacienda es «espontánea, veraz y completa» y si hay delito fiscal pese a la regularización tributaria. Y mientras parte del Gobierno (y otra no, insólitamente) se moviliza para proteger al actual Jefe de Estado, Felipe VI, Zarzuela intenta compensar el desgaste por el caso Juan Carlos con más presencia del actual Rey y la princesa Leonor, en tanto que el PSOE se dispone a vetar la comisión parlamentaria promovida por sus socios contra la Corona, en plena polémica sobre el regreso a España de Juan Carlos quien, al parecer, dice a sus amigos «yo salí de la Zarzuela y quiero volver a la Zarzuela», su residencia habitual, aspirando a pasar las Navidades en España. Por otro lado el CIS baraja  preguntar por la presunta Ley de la Corona, cuando, en medio de las discrepancias al respecto entre Sánchez e Iglesias, se desata cierta alarma en el Gobierno sobre cómo proceder pues, no en vano, «el Rey Felipe VI no tiene mucho margen de maniobra», «él quería hacer más por minimizar el daño, pero es su padre, y la cuestión familiar es dramática», «en Moncloa subrayan la dificultad de encontrar un sitio de residencia, Zarzuela casi no se contempla».

Es tal el oscurantismo indeseable en que se mueve este indefinido gobierno de coalición que uno de cada tres muertos por covid en España no existe para el Ejecutivo, mientras Illa resta importancia a que el INE, otra institución oficial, confirme que entre marzo y mayo fallecieron 45.684 personas y no las 27.127 que reconoce oficialmente el Ministerio de Sanidad, desautorizando así la caótica y variable forma de hacer el recuento de víctimas en la primera ola de la pandemia, lo que para algunos, los más mal pensados, es un claro intento de maquillar la gestión de la misma. No en vano Transparencia planta cara al Gobierno por ocultar datos del covid pues, según se publica, Sánchez y el Ministro de Sanidad se saltan ya veinte resoluciones que les obligan a informar, entre otros, al Diario ABC de las medidas tomadas durante la pandemia, tal como hacen en otros países de la UE, mientras seguimos todos esperando a conocer quienes forman parte del misterioso Comité de Expertos que asesoró al Ejecutivo al respecto.

La Magistratura y la Abogacía hay cierto malestar por el «circo» de Meirás; que el Ejecutivo discrimina a las mujeres en los pagos de productividad a asesores y altos cargos ya que las diferencias en función del sexo pueden ser de unos 15.000 euros en el personal a dedo

Entretanto el BCE amplía los estímulos por la debilidad de la economía, garantizando Lagarde a los Gobiernos de la UE financiación barata hasta 2022, mientras la Unión desbloquea un plan de recuperación sin precedentes tras la retirada del veto por parte de Hungría y Polonia, lo que permite poner en marcha el ansiado fondo, esperado como agüita de mayo, que llegará a los países, entre ellos España, desde mediados de 2021. Y mientras el Banco de España deja en la mitad el tirón prometido por Sánchez con la ansiada ayuda europea, Podemos le presiona para subir el salario mínimo en 2021, pidiendo Trabajo que se revalorice cuando otros sectores del Gobierno se plantean congelarlo. Todo ello en plena ofensiva del Ejecutivo para reforzar su agenda social frente al PP con la aprobación final de leyes como la de eutanasia o la de educación, coincidiendo con la comisión del «caso Kitchen».

Por cierto, entrando con el «caso Kitchen» en el capítulo de corruptelas y golferías, se conoce que el espionaje de Villarejo a Del Rivero incluyó a tres ex ministros, pues el ex comisario registró los contactos del ex presidente de Sacyr con Elena Salgado, Josep Piqué y Álvarez Cascos, y además monitorizó a directivos y empresarios como Miguel Blesa, Tomás Fuertes, David Taguas o López del Hierro. Además se publica que el juez duda de los pagos a Neurona de Podemos ya que «no son propios de una actividad mercantil», tal como consta en el interrogatorio de la mano derecha de Iglesias, Juanma del Olmo, el pasado veinte de noviembre, en que el magistrado le recordó que la consultora no pudo trabajar en la campaña electoral porque «no tenía ningún trabajador»…… en fin, misterios sin resolver, pero no pasa nada, la corrupción queda descartada al ser radicales republicanos de izquierdas que como todo el mundo sabe están plenos de transparencia y honestidad.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que en la Magistratura y la Abogacía hay cierto malestar por el «circo» de Meirás; que el Ejecutivo discrimina a las mujeres en los pagos de productividad a asesores y altos cargos ya que las diferencias en función del sexo pueden ser de unos 15.000 euros en el personal a dedo; que Escrivá planea elevar de 25 a 35 los años para calcular la jubilación; que la ley de eutanasia logra un amplio apoyo pese al no de PP y Vox, una norma que obliga a confirmar hasta cuatro veces que una persona desea morir; que Sánchez compromete 2.000 millones para el desarrollo del 5G de cara a la España del futuro; que el Gobierno reconocerá en esta legislatura el tercer sexo en el Registro Civil y en el DNI, pues Igualdad promueve dentro de la «ley trans» una reforma para reflejar en el carnet todas las sensibilidades; que, según Arrimadas, «PP, PSOE y Ciudadanos juntos en Cataluña arrasaríamos al nacionalismo» y asegura que mantiene una relación cordial con Sánchez por «responsabilidad»; que Iglesias pacta con Sánchez mantener el peso de Podemos si cambia Ejecutivo; que la ley penal del Gobierno viola el secreto entre juez y Policía, pues el cambio permitirá a la cúpula política de Interior conocer las investigaciones ordenadas por un juzgado, cuando Marlaska ya ha protagonizado choques con la Guardia Civil por negarle información; que el CGPJ vuelve a desafiar al Gobierno y hará nuevos nombramientos; que Garamendi, Presidente de la CEOE, manifiesta que «el Presupuesto es para un año no para la legislatura»; y que Casado aplaza la pugna en el PP de Madrid ante el tirón de Ayuso, quien aspira a la dirección regional del partido pero el alcalde de la capital apuesta por una «tercera vía», con lo que Génova quiere evitar que la organización se divida como en tiempos de Aguirre y Gallardón, posponiendo el debate hasta 2022 aunque, salvo en Madrid, todos los presidentes autonómicos del PP dirigen la organización en sus respectivas comunidades.

Y del exterior, destacar que Alemania se blinda ante Navidad con el cierre de comercios y colegios tras pactar Merkel con los Estados alemanes restricciones más severas desde el miércoles hasta el diez de enero; que la UE eleva la reducción de emisiones al 55% para 2030, pues los Veintisiete, tras vencer los recelos de Polonia, logran aumentar quince puntos el objetivo de recorte de gases de efecto invernadero; que Italia se sitúa a la cabeza de fallecidos por covid en Europa tras superar a Reino Unido; que Argentina está a un paso del aborto legal al aprobar la Cámara de los Diputados la legalización del aborto durante las catorce primeras semanas de gestación, aunque la medida ha de ser ratificada por el Senado; que expertos alertan de los riesgos de una vacunación exprés; que muere a los 89 años de edad John le Carré, el gran maestro de las novelas de espías; y que Bruselas y Londres evitan la ruptura del diálogo del Brexit, pues, vencido el día límite, Von der Leyen y Johnson se dan margen para impedir una salida caótica del Reino Unido de la UE a final de año, para lo que negociarán fuera de plazo con el objetivo de evitar un colapso histórico, mientras el temor a una ruptura sin pacto comercial provoca una avalancha de camiones rumbo al Eurotúnel.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.