Mazón apuesta por desarrollar el proyecto del tren de la costa en la Vega Baja por su elevado beneficio económico

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, ha participado esta mañana en la presentación del estudio del tren de la costa de la Vega Baja que se ha celebrado en el Paseo de la Estación de Orihuela con la presencia del alcalde de la ciudad, Emilio Bascuñana, el diputado de Presidencia y alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, así como la vicepresidenta primera de la institución provincial, Julia Parra.

Durante el acto, el doctor de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Alicante y director del plan, Armando Ortuño, ha dado a conocer todos los detalles relativos al trazado, plataformas, estimación de pasajeros, presupuesto y servicios de esta infraestructura ferroviaria, Orihuela-Torrevieja-Orihuela Costa, que se presenta como un intercambiador de transporte de la comarca hacia su litoral.

El responsable alicantino apuesta por reinvertir en gasto social y creación de empleo los beneficios que generaría esta línea

Mazón ha sido contundente al afirmar que hoy ha querido «reivindicar, exigir y demandar inteligencia al tiempo que reconocer y aplaudir inteligencia». «Hablamos de una infraestructura importantísima y de un requerimiento que planteamos desde hace tiempo. No es ni un planteamiento, ni una demanda, es una inversión, porque ha quedado demostrado, como en otras infraestructuras en la provincia como el AVE o el aeropuerto, que trae impacto económico», ha puntualizado el presidente.

«El retorno que puede plantearse para las propias arcas del Estado y para reinvertir en gasto social y en creación de empleo nace de la actividad económica que con infraestructuras inteligentemente planteadas se pueden poner en marcha», ha concretado.

En esta línea, el presidente ha expuesto su planteamiento, afirmando que el impacto económico «para el turismo residencial y cultural, para el tráfico comercial y la actividad económica y para la competitividad territorial de esta comarca justifican más que de sobra el proyecto». «Esto es una apuesta segura», ha defendido Mazón, quien ha avanzado que después de la primera lectura del borrador de los Presupuestos Generales del Estado y a falta del trámite parlamentario, «con las enmiendas que plantearemos en el Congreso de los Diputados, ya que solo se pueden calificar de decepcionantes para la provincia, esta es una buena ocasión para eliminar esa decepción».

«Pero no lo planteamos desde el punto de vista de la protesta o la reivindicación, sino que lo presentamos desde el punto de vista de la inversión y del impacto económico en positivo que va a generar para el bienestar de los ciudadanos, esa es la inteligencia que planteamos», ha explicado el presidente, quien ha querido finalizar su intervención aludiendo a la simbiosis que desempeñan los alcaldes de Torrevieja y de Orihuela, «dos ayuntamientos de referencia en la Vega Baja que ejercen un liderazgo no invasivo, no competitivo entre ellos, sino colaborativo y que aprovecha a toda la Vega Baja».

Los alcaldes de Orihuela y Torrevieja defienden la necesidad de esta infraestructura, clave para conectar el interior de la comarca con su litoral

Por su parte, Emilio Bascuñana ha insistido en el hecho de que es un proyecto «en el que trabajamos conjuntamente con Torrevieja desde la unidad de las dos ciudades más grandes de la Vega Baja», al tiempo que ha concretado que unir la costa con el interior de la Vega Baja «permitirá vertebrar la comarca tal como se necesita, aprovechando también una reivindicación histórica como la CV-95». Según ha perfilado el alcalde, esto supone «una opción y una oportunidad no solo para el futuro desarrollo de nuestra comarca, sino para nuestro presente, respondiendo a la demanda de vecinos y residentes».

El responsable municipal ha incidido en la idea, que también defiende el alcalde de Torrevieja, de que es una estrategia «viable y necesaria» y que supone una oportunidad para comunicar la Estación Intermodal de Orihuela Miguel Hernández con el litoral sur de la Comunitat Valenciana, dando «servicio de nodo a los viajeros hacia la costa», comunicándolos con Torrevieja, Orihuela Costa, Pilar de la Horadada y Guardamar del Segura.

Ambos alcaldes han asegurado que el trayecto presenta diferentes opciones que deberán ser valoradas tanto por la Generalitat Valenciana como por el ministerio, como también presenta diferentes vías de financiación que pasan por la colaboración público-privada para financiar los 270 millones de euros en los que se estima el proyecto. Este presupuesto contaría con beneficios minorativos si se unificara y aprovechara parte del trazado de la CV-95, se ofertaran diferentes servicios desde la plataforma y se apostara por un carril ciclo peatonal complementario.

Por su parte, el alcalde de Torrevieja ha indicado que cree «en las sinergias y la economía y la clave está en unir la CV-95 con esta vía ferroviaria», al tiempo que ha añadido que este estudio elaborado por acreditados profesionales de la universidad refleja «la realidad que nos merecemos en el sur de la Costa Blanca para unir el interior y la costa».

Estudio elaborado por la UA

El proyecto del tren de la costa en su tramo Orihuela-Torrevieja-Orihuela Costa, cuyo estudio ha elaborado la Universidad de Alicante, aporta, según el responsable del mismo, Armando Ortuño, «nuevas posibilidades para que ese ramal ferroviario pueda partir de la Estación Intermodal de Orihuela y desde él demos continuidad a esos servicios de Alta Velocidad del AVE procedente de Madrid, pero también de Francia cuando se complete el Corredor Mediterráneo».

El profesor ha avanzado, asimismo, que la demanda diaria de pasajeros de corto recorrido hacia otros puntos de la comarca, o incluso hacia Murcia, es elevada y que esta estación sería el «gran centro intercambiador de transporte que vertebraría toda la comarca».

Por último, ha aportado datos del estudio como que el trazado propuesto contempla minimizar el riesgo de riadas o incendios, con una vía única y no doble, con una velocidad proyectada en torno a 200 kilómetros por hora, porque su exigencia no es tan elevada y ello reduciría los costes, así como la necesidad de que comparta plataforma con la CV-95 e incluya todo tipo de conexiones nacionales, internacionales, regionales, intercomarcales y locales.

Ortuño ha concluido su presentación argumentando que las ventajas en términos medioambientales son significativas, en cuanto que el trasporte ferrocarril es menos contaminante y ha estimado en 28 los servicios diarios de ida y otros tantos de vuelta desde esta estación, uno cada media hora, cifras que convertirían a Orihuela en lanzadera efectiva y rentable de servicios hacia la costa sur.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.