La Policía Local mantiene máxima vigilancia y control por el Día de Todos los Santos y Halloween este fin de semana en Alicante

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante despliega este fin de semana, con motivo del Día de Todos los Santos y la noche de Halloween, uno de los operativo más importante en los que se ha reforzado el número de agentes y establecido controles por toda la ciudad para velar por el cumplimiento del estado de alarma, vigilar que no se celebran fiestas y evitar los botellones con el objetivo de frenar la pandemia y nuevos contagios de Covid.

El dispositivo organizado ayer se adelantó a la tarde y también se controló la Estación de Autobuses, manteniéndose máxima presión durante toda la noche en la ciudad, y se cerró imponiendo un total de 54 denuncias en una noche por saltase el toque de queda y no llevar mascarillas, se disolvieron cinco fiestas en viviendas y un botellón en Alicante, y se sancionaron a tres establecimientos de hostelería .

El edil de Seguridad, José Ramón González, ha destacado que «el balance de la noche ha sido positivo se ha notado un importante descenso en las quejas de ruidos y sólo se intervino en un botellón», por ello ha agradecido a los ciudadanos su comportamiento y pedido  «máximo cumplimiento y responsabilidad para evitar cualquier situación que pueda poner en riesgo la salud y seguridad de todos, y el seguimiento riguroso de las limitaciones de aforo en las reuniones evitándolas, así como no celebrar fiestas de Halloween esta noche».

El operativo para hacer cumplir el toque de queda con la restricción de la movilidad desde las doce de la noche, con las excepciones de motivos justificados como desplazarse por motivos laborales,  se saldó con veintiocho denuncias por incumplirlo y estar en la vía pública, de las cuales trece se impusieron en el control de tráfico organizado en el túnel de la avenida de Denia.

La Policía Local impone 54 denuncia en una noche por saltase el toque de queda y no llevar mascarillas, disuelve cinco fiestas y un botellón en Alicante

La Policía ha denunciado y disuelto esta noche cuatro fiestas organizadas en viviendas, entre la una y las cinco de la madrugada, situadas en las calles Jaime Niñoles, Plata, Oviedo, Llíber y Escenógrafo Bernardo Carratalá, con música y varias personas en el interior.

Además, la Policía Local localizó y disolvió un botellón, el único de toda la noche, que se estaba celebrando en la calle Orcheta con un grupo de jóvenes que fueron sancionados, entre los que se identificó a una mujer, menor de edad, que se había fugado de un centro de menores en Alicante, y que fue traslada de nuevo por los agentes quedando ingresada en el mismo.

En el dispositivo de vigilancia del cierre de los locales de hostelería y restauración y el cumplimiento de aforos y medidas, se sancionaron a tres locales, uno en la calle Ramón y Cajal, por estar sirviendo en la barra, otro por exceso de veladores y un tercero por incumplir el horario de cierre.

En el operativo policial las unidades Goir, Canina, Fox y del Servicio Nocturno también impusieron dieciséis denuncias por no llevar mascarillas, cinco de ellas por compartir coche personas no residentes en mismo domicilio. Así como los agentes levantaron dos actas por consumo de sustancias estupefacientes, dos por estas fumando sin respetar las distancias, una por conducir bajo la influencia del alcohol, se desalojó el parque Hermanos Server, y se intervino en un incendio de una palmera donde se desplazaron los bomberos del SPEIS para su extinción en la avenida de Federico Mayo.

Por último durante la noche, pasadas la una y media de la madrugada, se comunicó a la Policía la llegada de una patera que había desembarcado en Altea, y a las personas las trasladaban al Puerto de Alicante.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.