JUPOL solicita medidas urgentes a la Subdelegación del Gobierno en Alicante y al Ministerio del Interior ante la llegada constante de pateras a Alicante

El sindicato JUPOL ha reclamado hoy en Alicante que se dote de manera urgente de medios materiales y humanos, así como de la puesta en marcha de un protocolo de actuación ante la llegada masiva de inmigración irregular que se está produciendo en los últimos meses a las costas del mediterráneo.

Desde la organización sindical mayoritaria en el Consejo de la Policía, el secretario provincial de JUPOL en Alicante, David García ha resaltado que “la llegada de inmigrantes en patera a la provincia de Alicante lleva años sufriendo un incremento descontrolado, llegando este año a las 66 pateras y más de 800 inmigrantes irregulares”. Una situación que según Gómez “está provocando que la plantilla de Policía Nacional en Alicante haya tenido que ser reforzada en numerosas ocasiones por otras unidades y plantillas de Policía Nacional de la provincia para los dispositivos originados por las embarcaciones clandestinas, originando una merma de policías en otros destinos y por ende una menor atención a los ciudadanos, circunstancia que además ha dejado de ser algo puntual o sobrevenido convirtiéndose en algo habitual y previsto”.

Situación precaria

JUPOL quiere denunciar la precaria situación en la que trabajan los Policías que atienden a estos inmigrantes a su llegada, “policías que no disponen de Equipos de Protección Individual suficientes, ni de un protocolo de actuación específico para estos casos y a los que no se les realiza test PCR a pesar de estar en contacto estrecho con algunos positivos confirmados y que no solo puede afectarles a ellos sino también a sus familias”

Por otro lado, desde el sindicato se denuncia que “en muchas ocasiones deben custodiar a decenas de inmigrantes en una inferioridad numérica evidente, algo que pone en riesgo a los agentes dada la poca seguridad que existe en las instalaciones en las que realizan la custodia”.

“Estas llegadas irregulares que se producen un año más, este año con la terrible novedad del COVID-19, muestran las carencias estructurales que van perpetuándose con el paso del tiempo y que deberían ser corregidas.”, con estas palabras, el Defensor del Pueblo admitió a trámite una queja presentada por JUPOL, dejando patente una “ausencia de coordinación eficaz y efectiva, que no solo no ofrece respuesta a los problemas de fondo, sino que tampoco logra cohonestar adecuadamente la protección de los derechos de las personas extranjeras”.

En el puerto de Alicante se instalaron unas carpas para la recepción de estos inmigrantes que llegan en patera que, aunque cumplen con su función, no son definitivas y están avocadas a desaparecer, en primer lugar porque no cumple con la norma establecida, y en segundo lugar porque están situadas en la zona del Ferry y en el momento en que se reactive el funcionamiento del mismo, habrá que desinstalarlas, dejando a toda la Comunidad Valenciana sin un lugar adecuado para la recepción, estancia y custodia de los inmigrantes durante el tiempo que sea necesario, hecho que unido a la precariedad en la que trabajan n los Policías en estos dispositivos,  hacen de urgente necesidad la instalación de un Centro de Atención Temporal de Extranjeros (C.A.T.E) tal y como JUPOL solicita a la Subdelegación de Gobierno en Alicante.

Ultimátum al Ministerio

Ante esta situación de abandono que se vive en las plantillas de la Policía Nacional encargadas de la recepción y custodia de los inmigrantes irregulares, “el sindicato mayoritario en la Policía Nacional da un plazo de una semana para que el ministerio del Interior y la Dirección General de la Policía,  distribuyan equipos EPI´s en las zonas calientes de llegada de inmigración irregular y si no se encargarán de dotar del equipamiento a sus compañeros , como ya hicieran al inicio de la pandemia”, ha aseverado Pablo Pérez.

Esta situación “no se puede prolongar más en el tiempo, es necesario que la DGP y el Ministerio afronten sus responsabilidades y las obligaciones y pongan en marcha un protocolo de actuación eficaz para la recepción y custodia de inmigrantes irregulares y dotar de los medios materiales y humanos suficientes a los agentes de la Policía Nacional que afrontan en este tipo de actuaciones, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias”

Para el portavoz de JUPOL, esta situación “no se puede prolongar más en el tiempo, es necesario que la DGP y el Ministerio afronten sus responsabilidades y las obligaciones y pongan en marcha un protocolo de actuación eficaz para la recepción y custodia de inmigrantes irregulares y dotar de los medios materiales y humanos suficientes a los agentes de la Policía Nacional que afrontan en este tipo de actuaciones, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias.”

Si bien es cierto, desde JUPOL Alicante se ha indicado que “actualmente los funcionarios policiales tienen una correcta dotación de equipos de protección, aunque seguiremos vigilantes para evitar que se produzcan deficiencias en este sentido, como ya ocurriera al principio de la pandemia sanitaria del COVID-19”.

Ausencia de Protocolo

JUPOL ha solicitado en reiteradas ocasiones y en todos los ámbitos (local, regional y nacional) la publicación de un protocolo de actuación ante la llegada de pateras, que resuelva el vacío operativo muy importante en zonas como la provincia de Alicante. “Esta ausencia de protocolo nacional, no justifica que los responsables policiales y políticos de nuestra provincia no hayan encontrado una solución definitiva” ha añadido David García.

Depurar responsabilidades

La ciudadanía de la Comunidad Valenciana, y en concreto la población alicantina, asegura García, “cuenta con la colaboración de todos los agentes de la Policía Nacional, agentes que no hacen otra cosa que dejarse la piel en cada servicio, poniendo en peligro para ello su salud, su seguridad y su integridad física en numerosas ocasiones con la improvisación que sufren en los dispositivos originados por la llegada de pateras, algo que desde esta organización sindical no se va a permitir”.

Desde JUPOL “se solicitará que se depuren todas las responsabilidades de cualquier índole, denunciando si es necesario toda infracción de las normas de prevención de riesgos laborales de aquellos que, estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los policías desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas”.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.