VOX insta al Consell a contener el gasto de À Punt “porque cuesta 65 millones al año a los valencianos y no la ve nadie”

El diputado del Grupo Parlamentario VOX Comunidad Valenciana, Miguel Pascual, ha instado hoy al Consell, a través de una Proposición No de Ley (PNL), a que no aumente el presupuesto de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, más allá de lo que dicta la ley, en lo que resta de legislatura. Pascual ha recordado que “À Punt cuesta 65 millones de euros al año a todos los valencianos y no la ve nadie”.

Pascual también ha pedido no aumentar, con la excusa del Covid-19, el gasto publicitario en el 2020; así como instar al Consejo Rector de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación a ponerse en la piel de los ciudadanos y que realice ajustes para que solo consuma el 80% de la compensación por prestación de servicio público, devolviéndolo a las arcas públicas una vez finalizado el ejercicio para que el Consell pueda destinar ese dinero a medidas sanitarias, económicas y sociales que palíen la crisis del Covid-19.

El diputado alicantino ha recordado que À Punt cuesta a los valencianos la friolera de 65 millones de euros al año con una audiencia de apenas 30.000 personas, cuando la Comunidad Valenciana tiene cerca de cinco millones de habitantes

Pascual ha afirmado que “en esta situación crítica en la que nos encontramos es cuando el Gobierno más debe velar por los ciudadanos, apoyando a los trabajadores, a las Pymes, a los autónomos y a los comerciantes. Los recursos públicos deben destinarse para proteger a los españoles, y no para proteger a los políticos”.

El diputado alicantino ha recordado que À Punt cuesta a los valencianos la friolera de 65 millones de euros al año con una audiencia de apenas 30.000 personas, cuando la Comunidad Valenciana tiene cerca de cinco millones de habitantes. “Ustedes tergiversan lo que es la función pública; función pública es un hospital, no la televisión. Un hospital sí que es necesario, pero no una televisión”.

Lo que pretende el Consell no es mantener una televisión pública que no ve nadie y que cuesta 65 millones de euros al año, sino que lo que quieren mantener todo un sector audiovisual en la Comunidad Valenciana. “Un sector que se ha demostrado que dependía de la televisión pública y no era autosuficiente. Buscan mantener todo un sector, no solo una empresa pública, de manera artificial, y por eso solicitan cada vez más y más presupuesto. ¿Saben cuánto cuesta À Punt por espectador? Pues sale a 180 euros al mes por espectador. Una barbaridad”.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.