Imprescindible moderación

No estaría de más que Iglesias y compañía al ver que los demócratas denunciamos el acoso que él y su familia está sufriendo, dijera que en su día se equivocó alentando e incitando a semejantes acosos a sus contrincantes políticos.

Desde que, con cierto éxito electoral, irrumpiera Podemos en la escena política española y, posteriormente, Vox hiciera lo propio, rompiendo así el tradicional bipartidismo moderado e impulsando a PSOE y PP respectivamente hacia un radicalismo indeseado para no perder su respectivo espacio electoral hacia la izquierda o la derecha, los acontecimientos demuestran que el desencuentro impulsado por el radicalismo no es una opción de futuro por lo que hay que recuperar de nuevo la imprescindible moderación política, entre otras cosas, porque la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles es moderada y es consciente de que el insulto y el desencuentro sistemático sólo nos conduce a la nada y al caos. Si a lo anterior se añade el fracaso electoral de Ciudadanos en su intento de ocupar ese espacio político de centro y el éxito de la moción de censura contra Rajoy gracias al apoyo del radicalismo podemita y del secesionismo a un desconocido renovado PSOE cada vez más escorado hacia la izquierda por parte de Sánchez, el caos político está más que servido…..y la ingobernabilidad también, justo cuando España, espoleada por la crisis sanitaria y económica, más necesita de amplios consensos mayoritarios. En definitiva, o PSOE y PP recuperan su anterior moderación, relegando el radicalismo de Podemos y Vox, así como los nacionalismos radicales indeseables, o el proyecto de convivencia pacífica surgido de la Transición, que tantos años de paz en libertad y progreso nos ha dado, tiene los días contados, dando paso a un incierto futuro de desencuentros de todo tipo entre los españoles que sólo conduce a la violencia, al enfrentamiento y a la pobreza. En este sentido cabría enmarcar la decisión de Casado, apoyada por los barones populares, de destituir a Álvarez de Toledo y remodelar el PP con un giro hacia la moderación y con la economía, la sanidad y el empleo como ejes de su política de cara al futuro; y en este sentido, cabe enmarcar, la decisión de Sánchez de buscar un acuerdo con Ciudadanos de cara a la aprobación de los Presupuestos, aunque, todo hay que decirlo, obligado por las deslealtades de quienes facilitaron su débil gobierno de coalición y presionado por el sector moderado, socialdemócrata, de su propio partido frente al sector filocomunista más radicalizado. En efecto, al margen del resultado de las negociaciones entre Sánchez y Arrimadas, en el PP Casado destituye a su portavoz, Cayetana, por desafiar su autoridad, refuerza a Ana Pastor y elige a moderados en las portavocías (Cuca Gamarra en el Congreso y Almeida en el partido), mientras García Egea, que ha liderado el sector de Génova que acusaba a la portavoz de «deslealtad» con Casado, gana poder y pone ahora el objetivo en los barones comenzando a hacer nombramientos en los territorios para reforzar el control de la dirección. Y mientras dirigentes del PP jalean a Almeida, el nuevo portavoz del partido a nivel nacional, considerando que «no tiene techo en política», la dirección del partido esgrime que la radical Cayetana «sólo era portavoz de sí misma» y ella, tras su cese, sostiene que «la discrepancia no es deslealtad» y, sin desvelar si abandonará el escaño, aunque el PP da por hecho que se irá, reprocha a Casado que quiera dirigir el PP como a un ejército, le advierte de que no conseguirá agrandar la base del partido expulsando a los discrepantes y considera su cese como un castigo a su «libertad» denunciando que la dirección del partido ha elegido «el pasado»……  Bienvenido ese pasado si consiste en la recuperación de una moderación que permita el consenso, al menos en temas de Estado y en asuntos vitales para nuestra convivencia, con un PSOE que, como el PP, debiera hacer idéntico tránsito hacia su pasado moderado y glorioso, frente al peligroso radicalismo de sus actuales socios de gobierno, verdadera barrera para establecer acuerdos ampliamente mayoritarios. Las extremas radicales de izquierda o derecha, representadas en España por Podemos y Vox respectivamente, y sus mensajes demagógicos y propagandísticos, prácticamente irrealizables e inconvenientes, no son la mejor receta para buscar los encuentros políticos mayoritarios que España necesita y, de momento, sólo sirven para alimentar el ánimo de una minoría de ciudadanos, salvo que las torpezas de los partidos mayoritarios moderados les sigan dando alas con sus erradas políticas, pues, al final, si no son capaces de mostrar las abismales diferencias con ellos, con la democracia como eje, muchos votantes, ante la confusión ideológica preferirán el original a la copia, que es lo que sucede ahora….y así nos va.

No estaría de más que Iglesias y compañía al ver que los demócratas denunciamos el acoso que él y su familia está sufriendo, dijera que en su día se equivocó alentando e incitando a semejantes acosos a sus contrincantes políticos

Tan deseado es ese regreso a la moderación por parte de los partidos que han liderado estos años de democracia y libertad, que hasta setenta y cinco ex ministros y altos cargos del PSOE, PP y la extinta UCD, defienden públicamente y sin reparos el legado del reinado de Juan Carlos I, mientras  Margarita Robles censura los ataques de Podemos a la Monarquía y apela a que «hay que respetar la presunción de inocencia», también para el Rey Emérito, que, de momento, ni siquiera está imputado, y de quien, por fin, la Casa Real confirma que está en Emiratos Árabes, aunque sin desvelar si es un destino temporal o definitivo. Presunción de inocencia que muchos exigen cuando se ven inmersos en procesos judiciales, como sucede en estos momentos con Podemos y su líder Iglesias, pero que no reclaman, sino todo lo contrario, cuando idénticas razones afectan a los contrarios. Son las cínicas contradicciones de la ley del embudo que suelen utilizar los radicales sin apenas ruborizarse, como sucede ahora con Pablo Iglesias, obligado a abandonar sus vacaciones en Asturias por el permanente escrache que sufre en su residencia vacacional y que cualquier demócrata, a los que me sumo, debiera repudiar y condenar tajantemente. En efecto, ante el acoso sufrido, dice Iglesias y con razón que «lo que la extrema derecha hace a mi familia es grave»…..estamos de acuerdo, por supuesto, es muy grave y lo condenamos, pero cabe recordarle que quienes pusieron de moda los escraches, como las «okupaciones» ilegales de viviendas y otras nefastas ocurrencias, fueron ellos, que las alentaron y las consideraron como estrategia política, y ahora, una vez instalados en el sistema capitalista aunque sólo sea de boquilla y para aprovecharse de sus ventajas, sufren en sus propias carnes las consecuencias de sus propias consignas que otros ministros y altos cargos sufrieron en su día en sus propios domicilios, en la universidad y en la calle. No estaría de más que Iglesias y compañía al ver que los demócratas denunciamos el acoso que él y su familia está sufriendo, dijera que en su día se equivocó alentando e incitando a semejantes acosos a sus contrincantes políticos…..es lo que daría verdadera dimensión y credibilidad a su queja, que compartimos. Por cierto, Sánchez es abucheado en Matalascañas, lo que también denunciamos, mientras aumentan las protestas contra su desgastada coalición gubernamental social-comunista que, según encuestas, retrocede hasta 19 escaños en ocho meses….. ¡cómo para no agarrarnos a la esperanza de una imprescindible moderación política que finiquite este desmadre demagógico propagandístico!

Mientras tanto los contagios de coronavirus se desbocan en España y, se registren como se registren (16.269 sólo en tres días, 3.175 nuevos casos en un día, 131 muertos en los últimos siete días frente a los doce de la tercera semana de julio….), ponen en alerta a la ciudadanía en tanto que Simón por fin reconoce que las cifras son preocupantes y la OMS llama la atención por la gestión de dichos brotes y explica la restricción a viajes en la falta de información pues España, lamentablemente, ya es el país que registra más casos de Europa cuando, curiosamente, ha sido uno de los países que con el estado de alarma tomó las medidas más drásticas en plena pandemia. En efecto, España, con 2.128 nuevos contagios y 1.000 ingresos hospitalarios pasa en una semana del quinto al primer lugar de países con más contagios por cada 100.000 habitantes y se convierte en líder de la epidemia de Europa en rebrotes, multiplicándose por once las muertes por covid en un mes y agravándose la situación con los peores datos de la desescalada, en tanto que las residencias de mayores alertan de su precariedad ante una nueva ola más que previsible si es que ya no está aquí. Así las cosas, España, con Madrid y Aragón como las zonas con más afectados y hospitalizados, acelera sus dos vacunas para que estén listas en 2021 mientras que China patenta su fármaco, cuando una irresponsable manifestación, sin mascarillas ni distancia de seguridad se produce en Madrid con absoluta normalidad, en tanto que cada vez son más quienes se preguntan ¿por qué el Delegado del Gobierno en Madrid no prohibió dicha manifestación de los «negacionistas antimascarillas»? y los científicos proponen aislar en «arcas» a los positivos y más PCR, alertando de que la estrategia del Gobierno nos lleva a pérdidas económicas enormes. Y mientras las muertes registradas en las últimas 24 horas por coronavirus se duplican en España, Médicos sin Fronteras, sobre lo ocurrido en 486 residencias de mayores, sostienen que «golpeaban las puertas y suplicaban salir» sin que nadie les hiciera caso y Sanidad sostiene que «las medidas acordadas deben aplicarse con el máximo rigor». La realidad es que, al margen del acierto o no de las medidas adoptadas, su manifiesto incumplimiento empeora la situación de forma alarmante.

Y todo ello de cara al comienzo del próximo curso escolar sin que la ministra Celáa, si es que puede, haya diseñado un protocolo, cuando los  profesores avisan de que las dispersas medidas adoptadas para volver al colegio «no son realistas». En efecto, Educación, sin que se haya decidido todavía, plantea que el curso sea semipresencial a partir de los 14 años, mientras la ministra ultima con Sanidad el protocolo que supondría acudir a clase en días alternativos a partir de 3º de la ESO y en el Bachillerato, y en Infantil y Primaria acudirían todos los días en «grupos burbuja» de 25 alumnos guardando la distancia de seguridad. Y es que el Ministerio de Educación, vaciado de competencias, es incapaz de unificar los protocolos autonómicos ante la pandemia, mientras los sindicatos anuncian huelgas para el arranque del curso en Madrid, concentrando sospechosamente sus ataques en dicha Comunidad cuando las demás, cada una a su aire, están en semejante situación de incertidumbre, lo que demuestra que el asunto está cargado de connotaciones políticas ignorando que lo que está en juego en todas las CCAA, al margen de por quién y cómo estén gobernadas, es la salud de nuestros niños y jóvenes. Y mientras Ayuso pide «responsabilidad» ante las anunciadas huelgas en su Comunidad, que no en otras, Feijóo decide hacer test a todos los docentes y propone mascarilla desde los seis años….Los padres, ante semejante desmadre, empiezan a buscar alternativas a las clases y los profesores alertan de la falta de planes claros ante la pandemia. Es nuestra triste realidad en este entramado de diecisiete sistemas educativos distintos autonómicos en que ha derivado la Educación, al igual que la Sanidad, en España, desde que se despojara a los respectivos ministerios de casi todas las competencias.

Entretanto España se queda sin escudo contra la gigantesca deuda pública, que crece en 32.000 millones en sólo un mes por la avalancha de medidas sociales aprobadas por el Estado, las CCAA y los Ayuntamientos, hipotecando así la ansiada recuperación económica. El Banco de España calcula que la deuda pública equivaldrá al 119´3% del PIB a finales de 2020, un verdadero estado de ruina, pues el pinchazo económico del verano enfría la reincorporación de los ERTEs con el pertinente incremento del ya exagerado desempleo registrado en nuestro país. No en vano, un documento firmado por médicos, virólogos y economistas avisan de que «la estrategia actual conduce a pérdidas económicas enormes»….. y es que si la única medida para afrontar la crisis sanitaria consiste en cerrar los centros productivos, la ruina está más que garantizada, pues sólo el sector turístico prevé unas pérdidas de 100.000 millones por el fiasco del verano, cuando el otoño será mucho peor.

Por lo que respecta a otros asuntos cabe citar que España está a la cola de la UE en el rescate a las empresas; que la moción de censura contra Ayuso cobra fuerza en el PSOE; y que Ciudadanos releva a su candidato en Cataluña, con lo que Carlos Carrizosa será el cabeza de lista en las elecciones catalanas en vez de Lorena Roldán.

Y del exterior, destacar que China patenta una vacuna anti-covid19 y prevé su uso masivo en breve; que un golpe de estado militar derriba al presidente de Mali; que Biden muestra su fuerza en la Convención Nacional Demócrata en EEUU y arranca con un llamamiento a la unidad frente a Trump; y que Lukashenko trata de ganar tiempo ante el clamor para que dimita y manifiesta que en Bielorrusia «sólo habrá elecciones si me matáis» mientras ordena sofocar las protestas masivas y detener a sus líderes, en tanto que la UE rechaza su victoria electoral fraudulenta y llama al diálogo para resolver la crisis.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: