La Diputación y el Ayuntamiento invierten 350.000 euros en la mejora de las calles del casco urbano y la urbanización Pisnella de Busot

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha inaugurado esta mañana, acompañado por el alcalde de Busot y diputado de Carreteras, Alejandro Morant, las obras de mejora de diferentes calles de la localidad, un proyecto que ha contado con una inversión de 350.000 euros. El presidente ha destacado que las actuaciones acometidas en la localidad “son el mejor ejemplo de la importancia y utilidad de la Diputación y de lo que significan sus Planes de Obras y Servicios”

Los trabajos, sufragados en un 75% por la institución alicantina con 297.500 euros, aportando el resto el consistorio, han incluido, por un lado, la renovación y ampliación del nivel de servicio y funcionalidad de las calles Sant Josep, Colladet y Raval, en el casco urbano, y, por otro, la instalación de la red de saneamiento en las vías Riu Xúquer y Collao de la Urbanización Pisnella de la localidad. “Cuando estamos mejorando los accesos a las viviendas, las conducciones y canalización de las redes de agua potable y saneamiento y el embellecimiento de las calles, estamos mejorando la calidad de vida de los ciudadanos a través de inversiones muy importantes” ha manifestado Mazón. En este sentido, ha añadido que “la Diputación es la principal aliada de los pequeños municipios” frente a otras administraciones.

El proyecto ha incluido la pavimentación y renovación de las vías Sant Josep, del Colladet y del Raval, en el caso urbano, y la instalación de la red de saneamiento en las calles Riu Xúquer y Collao de la urbanización Pisnella

Por su parte, Alejandro Morant ha insistido en la importancia de estas actuaciones, pues “con la recuperación del casco histórico se mejoran la imagen y los servicios del corazón del municipio, un proyecto impensable sin el apoyo de la Diputación y fundamental para el desarrollo de Busot”. El también alcalde ha destacado el papel de la institución “pues sin su respaldo las localidades de interior con menor población estaríamos abocadas al abandono poblacional”.

En el casco urbano las obras han consistido en la renovación de las viejas redes de agua potable, cambiándolas por otras de mayor diámetro y mejor calidad e instalando hidrantes y bocas de riego “mejorando así las condiciones de servicio y seguridad”, ha explicado el alcalde, quien ha precisado que, además, se ha renovado el firme y pavimento de las calles con un adoquín de hormigón “lo que mejora su funcionalidad y estética”. En el caso de la urbanización Pisnella, se ha procedido a dotar a las calles Riu Xúquer y Collao de redes de saneamiento, de las que carecían, lo que permitirá a los vecinos conectarse a las mismas y eliminar así el vertido incontrolado de aguas residuales al subsuelo que se producía a través de fosas sépticas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.