Otitis y problemas gastrointestinales, las patologías más frecuentes de las vacaciones

Las patologías más frecuentes por las que acuden los pacientes a urgencias durante las vacaciones suelen ser otitis externas de inicio agudo y problemas gastrointestinales como causa principal de ingreso, tal y como afirma el doctor Juan Costell, jefe del servicio de urgencias del hospital Quirónsalud Torrevieja.

En cuanto a la otitis el doctor Costell explica que “la otalgia con antecedentes de baño reciente suele ser la causa que mayor consulta asistencial provoca. Normalmente suelen tratarse de otitis externas secundarias por inmersión en piscinas o en el mar, como es habitual en esta época del año”. Este tipo de infección del oído, provocada por la acción de la humedad, produce una alteración en el epitelio del conducto auditivo externo, lo que origina a su vez que los gérmenes que habitualmente están en el conducto penetren, ocasionando la infección.

En cuanto a sus síntomas el doctor informa que “se manifiesta como un dolor fuerte en la zona y, si la enfermedad progresa, se produce supuración y estrechez del conducto auditivo junto con una pérdida de audición temporal ya que la inflamación no deja pasar el aire”, El doctor Costell recomienda que, pasados tres o cuatro días, tras la visita a urgencias y tratamiento con antibioterapia tópica, el paciente deberá visitar al otorrino ya que esta patología puede dar muchos problemas a posteriori y conviene ser controlada.

Aunque la demanda asistencial de gastroenteritis es menor que en los casos de otitis, la gravedad de la patología puede incluso requerir el ingreso del paciente

En relación a los problemas gastrointestinales, el doctor Costell apunta que, aunque la demanda asistencial es menor que en los casos de otitis, la gravedad de la patología puede incluso requerir el ingreso del paciente. “Las gastroenteritis agudas suelen ir acompañadas de vómitos, aumento en el número de deposiciones, diarreas, fiebre elevada e intolerancia oral. La mayor parte de estos problemas en verano tienen como origen una intoxicación alimenticia siendo el principal peligro una deshidratación severa, sobre todo en niños y personas mayores”.

Para prevenir un cuadro de problemas gastrointestinales en verano es básica la higiene de las manos antes de preparar los alimentos y consumir, preferentemente, comida recién elaborada o bien refrigerada, ya que el calor puede alterar su estado.

Patologías veraniegas, cuáles son y cómo evitarlas

Si bien estas patologías están presentes todo el año, como afirma el doctor José Luis Lasaga, jefe de urgencias de Quirónsalud Alicante, “es en verano y durante las vacaciones cuando se manifiestan de manera más recurrente”. Para saber cuáles son y cómo podemos evitar las enfermedades estivales más habituales el doctor Lasaga indica prestar atención a los siguientes puntos:

  • Infecciones dermatológicas y de dentro de éstas las más frecuentes son las infecciones fúngicas y sobre todo el llamado pie de atleta, que se produce tras pisar suelo mojado e infectado previamente por otras personas. “Para prevenirlo”, señala el doctor Lasaga, “es importante el uso de chanclas tanto en las piscinas como en las duchas y secarnos muy bien los pies. En caso de contagiarnos será necesario el uso de un tratamiento tópico antifúngico”
  • Enfermedades relacionas con el calor y la exposición prolongada a altas temperaturas sin la adecuada ventilación ni hidratación. “Sus síntomas pueden ir desde calambres musculares, mareo, pérdida de conocimiento, hasta hipertermia, hipotensión, deshidratación y muerte”, explica el especialista de Quirónsalud Torrevieja. El doctor aconseja evitar las horas punta de sol, una correcta hidratación y mantener el cuerpo fresco.
  • Enfermedades de transmisión sexual al aumentar la posibilidad de contacto sexual aislado sin el empleo de las medidas de protección adecuadas. Para evitarlas aconseja el doctor Lasaga, el uso del preservativo para minimizar el riesgo de contraer estas enfermedades. “Si esto ocurre acudir a su médico para realizar las pruebas complementarias adecuadas e instaurar el tratamiento oportuno”, indica el especialista.
  • Las picaduras de insectos y otros animales como erizos de mar, medusas, etc. En la mayoría de las ocasiones provocan síntomas leves que se suelen controlar con medidas físicas y antiinflamatorios, “aunque no debemos de olvidar que hay que consultar con su médico o acudir a los servicios de urgencias sin tenemos síntomas como mareo, pérdida de conocimiento, fiebre no controlada, disnea o dolor torácico”, apunta Lasaga.

Por último, para pasar un buen verano sin sustos los especialistas de Quirónsalud Torrevieja y Alicante recomiendan beber abundantes líquidos, evitar las horas de mayor exposición solar, uso de protectores solares adecuados, una alimentación equilibrada, lavarse frecuentemente las manos, y si viajamos no olvidarnos de la medicación en caso de necesitarlo y los informes sanitarios, y en caso de duda consultar con nuestros médicos habituales o acudir a los servicios de urgencias.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.