COLUMNA DE OPINIÓN de Manuel Avilés: «Alcalde Barcala: ¡La División Azul!»

Me dice  mi psiquiatra que deje de ver telediarios y de leer periódicos y que frecuente más los mercadillos. Eso – dice el galeno-  te hará  olvidar los antidepresivos porque llevas tiempo que hay que dártelos en tortilla y eso no puede ser, que es una adicción de libro. Lo tuyo – continúa con su diagnóstico- es depresión exógena, o sea, que viene de fuera, del ambiente exterior, de tantas noticias que te hunden la moral – robos, defraudaciones, blanqueos de pasta gansa, analfabetos en puestos directivos, comités de sabios inexistentes, familias que son organizaciones criminales y no pisan la cárcel, tipos que van de salvadores de la patria y son vulgares trileros…y eso tira por el suelo a la mente más firme. En cambio, ante esta realidad horrible, cuando aterrizas en el mercadillo, la de los tomates te llama cariño, el melonero te dice capitán y, a poco que te descuides, te asciende a coronel. La de los melocotones te llama mi amor, como jamás te lo han dicho, y el calorro que vende zapatos de marca más falsos que las promesas que le hacía al soldadito marinero – el de Fito y los Fitipaldis- aquella rubia de bote, la que tenía un negocio entre las piernas, te dice que te quedan en el pie mejor que las sandalias de Moisés a Charlton Heston en Los diez mandamientos. Eso es un subidón y lo demás son tonterías.  A ti, en el mercadillo de Benalúa, te dan tratamiento gratis sin que tengas tocar el anafranil ni la sertralina, de modo que menos periódicos y más verdulería, ese va a ser el lema de nuestra terapia.

Tiene usted razón, doctor Ziprexo, no se puede uno asomar a la prensa salvo que quiera pillar un rebote que ríase usted  de  Jack Nicholson y Alguien voló sobre el nido del cuco.

Hoy he leído algo relativo a las reuniones del gobierno para hablar de la reconstrucción después de la ruina ocasionada por la pandemia. ¿Usted cree que alguien piensa en los realmente necesitados? ¿Alguien piensa en los varios millones de parados que son los que precisan reconstruirse? ¿Piensan en el interés general porque, o sale a flote el país entero o nos vamos todos a la mierda? Noooo. Van -unos y otros- a esas reuniones, barriendo todos para su interés mezquino. Unos para el catalanismo, otros para el vasquismo, otros para los paniaguados de izquierdas o de derechas, otros para los chiringuitos que han montado en los que …mucha verborrea pero de trabajar cero, que aún estoy esperando que alguien me diga que hacen en la dirección general de diversidad sexual o en la de diversidad étnica y racial, porque yo soy piel roja y estoy empezando a perder neuronas por un tubo y nadie se ha interesado por mí? ¿Qué hacen todos estos, de provecho para el país, mientras cobran sueldazos todos los meses?

Tiene razón usted, doctor Ziprexo, lo mismo que su adjunto el profesor Modecate, he leído en todos lados y oído en todas las emisoras que el emérito ha abandonado el país. Se ha ido por Sanxexo y por Portugal, casi como Roldán, que era otro caballero preocupadísimo por la patria.  Usted, señor emérito, donde tiene que ir es ante el juez para que se aclare si se lo ha llevado crudo, porqué, cuánto, quién se lo ha dado y para qué. Esas son las preguntas de Cicerón cuando parece que hay un cohecho de por medio porque nadie regala nada solo por la cara bonita. No vale liarla y luego irse al Caribe a vivir como siempre, como Dios…y aquí no ha pasado nada – he dicho parece, presuntamente-. Todos los regalos, comisiones, homenajes, presentes, ofrendas y donativos son por algo y para algo y si no que se lo pregunten a Jordi Pujol y a su señora que ahora tiene tiempo para la reflexión en el hospital. Otros que tal bailan, toda la familia en sus casas tan ricamente y como si no hubieran roto nunca un plato. Lo mismo que los Franco, que el abuelo era otro patriota generoso y ahora andan de juicios – civiles- defendiendo el patrimonio que el general amasó por amor a España. Solo van al talego los desharrapados, que le das a una abuela un tirón, te llevas cien euros y das con tus huesos en Fontcalent. Fijo, como que ahora mismo es de día. Cuando explicaban en Derecho eso de la igualdad ante la ley yo tenía que estar durmiendo y hay algo de lo que no me enteré. Esta igualdad desigual no la entiendo.

¿En los aparatos de la ORA o en los cajeros automáticos no se contagia o para eso hay vista gorda?

Otra cosa, doctor Ziprexo y me dirijo también a la médico jovencita – se ve que está haciendo el MIR y hace más horas que el palo de la bandera- la doctora Mirtazapina, ¿Ha oído usted que Pepiño Blanco, uno que era ministro de fomento y secretario de organización socialista, ha montado una consultora? Dicen que en menos de un año ha conseguido el tío una importante cartera de clientes. Además, ha fichado como presidente de esa empresa a otro que también fue ministro, pero del partido contrario – Alfonso Alonso, defenestrado por Casado-. Es acojonante. Puro teatro. Los ves en el parlamento, en  discusiones de cara a la galería…y se tiran a muerte. Luego se compinchan de inmediato. ¿Qué es eso de consultora, doctor? ¿Una oficina en donde se negocia con los conocimientos y los contactos que hicieron en sus épocas de ministros y mandamases? Las ideas siempre ceden ante el negocio.  Una pregunta desde mi ignorancia enciclopédica: ¿Eso no es lo que llaman tráfico de influencias, que tú quieres tal cosa y yo tengo conocimientos en ese terreno y te voy a facilitar y a propiciar que te salga bien el chollo? Me da a mi ese tufillo, aunque no se ajuste totalmente al tipo que dirían los juristas.

Vamos a dejarnos de alta política y bajemos al Alicante de cada día –me exige mi editor artículos alicantinizados-. Alcalde Barcala, yo voy, como los jubilados humildes, al Postiguet a remojar mi gaznate que, por ahora, el agua del mar es gratis. Pregunto a un guardia por el agua de los pediluvios. Me dice serio: la cortan porque al darle todos al mismo botón se puede contagiar el coronavirus. Cojonudo. ¿En los aparatos de la ORA o en los cajeros automáticos no se contagia o para eso hay vista gorda?

Otra pregunta: ¿Cuándo van a prohibir en la playa esas señoras que se bañan vestidas hasta la coronilla mientras el mustafá disfruta del mar en bañador? Es su cultura, afirman. Pues eso ni es cultura ni es nada porque la cultura es enriquecedora, creativa, abre mentes cerradas y libera a sus poseedores. La cultura deshace cadenas. Una ideología – supuestamente basada en mandatos divinos- que oprime, que aplasta y que esclaviza – a la mujer en este caso- es una mierda pinchada en un palo por más que se empeñen en fundamentarla en la revelación divina. Inexistente.

Y la última Alcalde, hablando de dignidad, de libertad y de estética. ¿Usted quiere pasar a la posteridad como el mejor alcalde de Alicante? Regenere, adecente, limpie, ordene y llene de dignidad a la plaza de la División Azul. No es de recibo ese barrio cutre a la entrada de una ciudad que se quiere moderna y urbanamente aceptable. Junto a la sede de la Justicia tenemos un gueto intragable. ¿No erradicaron las mil viviendas? Pues eso es un calco y no hablo de los habitantes sino del hábitat, indigno hasta dejarlo de sobra. No he visto mover un dedo por ese desastre habitacional en los más de cuarenta años que llevo en Alicante. Pasa un alcalde y otro y ahí sigue como monumento a lo irracional. Pase usted a la historia lavando esas plaza a la que le cuesta cambiar el nombre fascista por el del poeta que murió preso y tuberculoso a pocos metros.

One thought on “COLUMNA DE OPINIÓN de Manuel Avilés: «Alcalde Barcala: ¡La División Azul!»

  1. Don Manuel , como siempre,,repartiendo flores y bombones; haciendo amigos. En horabuena Me gusta tanto el fondo como la forma.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.