Que no vengan los británicos

Los vetos de Reino Unido, Francia y Bélgica, a los que de alguna manera se suma Alemania (ya son ocho países los que vetan el turismo a España) hunden definitivamente el sector turístico en nuestro país, cuando es uno de los principales pilares de nuestra Economía, y a Simón (la imagen por excelencia del Gobierno en asuntos sanitarios) sólo se le ocurre decir que «nos favorece que no vengan los británicos», aunque puntualiza que es desde un punto de vista sanitario, pues, según él, «que exijan una cuarentena….es un riesgo que nos quita»; en definitiva, una absurda obviedad ya que, obviamente, si todos nos quedamos encerrados en casa los contagios se reducirían a la mínima expresión, pero, obviamente esa no puede ser jamás la solución. Los turistas británicos, como el resto de ciudadanos de otros países, son vitales para el desarrollo económico de un país turístico por excelencia como es el nuestro y la principal obligación de sus gobernantes es buscar por todos los medio posibles hacerlo más atractivo todavía para que cada vez sean más numerosos los visitantes, tanto extranjeros como nacionales. Pero se ve que los actuales gobernantes no están muy por la labor, pues a la absurda obviedad de Simón, se suma la de la ministra de Asuntos Exteriores que, ante la grave situación económica, manifiesta que «España tiene la situación controlada», mientras cargos del ministerio lamentan que Laya se haya dedicado sólo a la agenda climática y muchos ya sostienen que «la ministra de Exteriores desprecia la diplomacia». La trágica realidad es que el alza de casos de rebrotes infecciosos en España es un hecho (la incidencia del virus es la quinta más elevada de los países europeos) y genera alarma en Europa, y que, mientras el Gobierno, tras el veto británico al turismo, negociaba con Londres excepciones para Baleares y Canarias (las demás CCAA que se busquen la vida como puedan), la respuesta de Reino Unido es contundente y en vez de suavizar las restricciones con las islas españolas endurece más su veto pidiendo taxativamente no viajar a las mismas, mientras Sánchez critica la decisión británica por «desajustada» y dice que seguirá negociando, en tanto que Sanidad baraja restringir vuelos con los países más afectados para evitar casos importados y el sector turístico, ante el varapalo a su tímida recuperación, teme la ya evidente sangría de viajeros y habla de «ruina», temiendo un efecto imitación del veto inglés por coronavirus tras la cancelación de los turoperadores británicos. En definitiva, Sánchez evita tomar el control pese a la alarma en Europa y deja en manos de las CCAA la gestión de los rebrotes, mientras Exteriores fracasa en las negociaciones con Reino Unido; el Gobierno descarta una «segunda oleada» y defiende que los contagios, cada vez más numerosos, están controlados y el PP le reclama un «mando único sanitario» ante esta tendencia de incremento de rebrotes que ya superan en nuestro país los mil casos diarios por primera vez desde mayo (el número de diagnosticados llega a 1.153, la mayoría en Aragón, Cataluña y Madrid), cuando los hospitales aragoneses ya comienzan a sufrir la presión de este incremento y Madrid se moviliza tras un alza en los casos del 413% en una semana, imponiendo Ayuso el uso de mascarillas, límites al ocio nocturno y una especie de pasaporte serológico que rechaza la OMS, reabriendo, por si acaso, dos pabellones de Ifema, ante el «cambio de tendencia en los contagios». Y ante este ninguneo a Sánchez por parte de Reino Unido mientras las empresas turísticas se desploman en Bolsa y el sector augura pérdidas de 8.700 millones, la respuesta jamás puede ser que no vengan los británicos o que todo está controlado cuando la trágica realidad es tan tozuda. Para colmo, el Gobierno admite ahora que no había comité de expertos para la desescalada (¿recuerdan que jamás se publicaron sus nombres?) y que, por tanto, fueron decisiones políticas las que se adoptaron (entre ellas impedir a Madrid avanzar en las fases), mientras ahora un error fuerza a Sanidad a aplazar la «megacompra» de material en pleno rebrote pues los contratos imponían requisitos imposibles para las empresas españolas y favorecían a los intermediarios…. La respuesta tampoco puede ser la mentira, ni el favoritismo a intermediaciones ventajosas, pues estamos hablando de salvar vidas humanas.

Y en plena preocupación por la ruina económica y la deriva alcista de contagios en España se da un nuevo bochornoso espectáculo propagandístico en el Congreso de los Diputados, en el que Sánchez apela a un consenso como en Europa, el  PP lo rechaza y Vox anuncia una inviable moción de censura para septiembre, mientras el Grupo Socialista incumple el acuerdo de limitar el aforo en el hemiciclo al 50%, volviendo casi al completo y renunciando a solicitar el voto telemático sin guardar la recomendada distancia de seguridad, para agasajar a Sánchez con un acalorado aplauso….¡cómo si con este panorama ruinoso que tenemos hubiera algo que celebrar!. En efecto, a la apelación genérica de Sánchez (aplaudido con fervor por socialistas y podemitas al entrar al hemiciclo) al consenso como en Europa, Casado le exige alejarse de las políticas de Unidas Podemos y los partidos secesionistas, mientras Abascal, el líder Vox, busca acaparar el protagonismo con el anuncio de una moción de censura para septiembre, que, Casado no apoyará, pues, según el PP, «es una maniobra de distracción que refuerza al PSOE», mientras Sánchez, augurando una «legislatura larga» con Presupuestos, se mofa de Abascal preguntándole sobre la anunciada moción de censura para septiembre «por qué no la hace ya? ¿se va de vacaciones?»…….ya ven, es lo más ingenioso que dan de sí nuestros representantes políticos; soluciones a los graves problemas, ningunas. Entretanto, cuando las condiciones de teletrabajo se negociarán dentro de cada empresa, el coronavirus se lleva por delante un millón de empleos, con lo que el mercado laboral español vive el peor trimestre de su historia, los hogares con todos sus miembros en paro suben al mayor ritmo desde 2012, y tres millones de trabajadores en ERTEs, sabiendo que muchos de ellos pasarán a EREs, sumándose al ya crónico índice de desempleo que hay en España. Desgraciadamente la EPA confirma los peores presagios y aunque los más de tres millones de ERTEs mitigan de momento las cifras de paro del segundo trimestre, no pueden ocultar que las horas trabajadas han caído un 22%, pues la crisis sanitaria ha arrasado el empleo y aleja la recuperación (al término del estado de alarma sólo había 13´9 millones de personas trabajando, un 45% de la población en edad laboral) y el desempleo escala al 15´3% entre abril y junio sin contar a los trabajadores en ERTE, mientras la Vicepresidenta Calviño afirma que los datos son «coherentes con la evolución económica prevista».

La «okupación» de viviendas en España, tan del agrado de Podemos y de Ada Colau, se dispara y ya supera las cuarenta diarias, mientras PP, Vox y Cs se movilizan con cuatro proposiciones de ley en el Congreso, intentando que el PSOE debata endurecer las penas

Entretanto la «okupación» de viviendas en España, tan del agrado de Podemos y de Ada Colau, se dispara y ya supera las cuarenta diarias (en los primeros seis meses de 2020 las denuncias sobrepasan las 7.700, tantas como las registradas en todo el año de 2013), mientras PP, Vox y Cs se movilizan con cuatro proposiciones de ley en el Congreso, intentando que el PSOE debata endurecer las penas, mientras apuntan a Podemos por «connivencia» y piden a Dolores Delgado que «siga el acierto del fiscal jefe de Baleares» para poder expulsar a okupas sin autorización judicial. La cruda y absurda realidad es que el problema de la vivienda no puede ser solucionado a costa de los propietarios privados, quienes, muchas veces incluso con gran esfuerzo, han destinado sus ahorros a adquirir las viviendas legalmente y ahora se encuentran con que, una vez «okupadas», no pueden disfrutar de ellas con total normalidad, cuando, en todo caso, el problema de la vivienda es pura responsabilidad del Estado y del conjunto de sus instituciones, aunque para Podemos sea más fácil endosar la responsabilidad al maldito capitalismo, incluso cuando ellos mismos forman parte de la gobernanza del mismo.

¡Y qué decir del secesionismo totalitarista! Ahora andan entre ellos a la gresca. Marta Pascal, tras ser purgada por el prófugo Puigdemont como coordinadora general del PDeCat, encabeza ahora el recién nacido Partido Nacionalista de Cataluña, el PNC, que se presentará a las elecciones sin pactar coaliciones, y dice «defendemos un referéndum pactado, como en Escocia o Canadá» ya que «no es aceptable la posición de Torra de exigir referéndum o negar el diálogo». Por su parte ERC exige al Gobierno de Sánchez que convoque ya la mesa de diálogo, prevista para julio, mientras Torra se enfrenta a sus socios y dilata la reunión. Entretanto cinco de los presos del procés vuelven a prisión con un régimen más estricto, tras suspender el juez su semilibertad concedida por la Generalitat, mientras el Vicepresidente Iglesias, indecentemente,  arremete contra la decisión judicial diciendo que «es una mala noticia» pues «muchos volverán a tener la sensación de que la Justicia no es igual para todos», y el Presidente Sánchez no dice ni mú, sabiendo que la mala noticia, en todo caso, era el trato privilegiado de estos presos secesionistas por parte de la Generalitat de Catalunya….¿avala Sánchez esta grave acusación a la Justicia que hace su Vicepresidente? Si no es así que le inste a rectificar o dimitir o, en todo caso, que le cese. Menos mal que gracias a la Justicia, se repara la injusticia cometida por la Generalitat, ya que la juez de Vigilancia Penitenciaria deja en suspenso el arbitrario régimen abierto del que disfrutaban estos presos y, atendiendo la petición hecha por Fiscalía y a la espera de alegaciones, obliga a que Junqueras, Forn, Cuixart, Sánchez y Romeva vuelvan a Lledoners para, como hace el resto de presos, seguir cumpliendo con su condena. Mientras tanto el Gobierno de Sánchez avisa a Torra y Urkullu de que la Conferencia de Presidentes es «obligatoria» y que el encuentro se celebrará una vez al mes, seguramente estos presidentes autónomos nacionalistas pensaban que era opcional y que cada quien puede hacer lo que le venga en gana.

En lo que se refiere al culebrón Corinna, con la reapertura por parte de la Audiencia del caso de los audios, la ex amiga de Don Juan Carlos es imputada por posibles encargos a Villarejo con lo que el juez García Castellón la cita a declarar junto a Villalonga para esclarecer la pieza que investiga la grabación de sus conversaciones con el comisario en las que hablaba de las cuentas del Rey Emérito en Suiza; Villarejo declaró al juez que se vio con Corinna para «arreglar las cosas» y ésta, que pedirá declarar por videoconferencia, detalla movimientos de 150.000 euros con el Emérito diciendo «yo compraba regalos con mi tarjeta y Don Juan Carlos me lo pagaba después», mientras el fiscal los ve como sospechosos de blanqueo. Y, mientras Juan Carlos I traslada a su entorno que está dispuesto a abandonar La Zarzuela, Moncloa exige apartarle antes de negociar los Presupuestos, alegando que mientras resida en Palacio será difícil pactar las cuentas con sus socios, quienes, como todo el mundo sabe, desean finiquitar la Monarquía Constitucional como la forma de Estado en España…..en tanto que amigos de Juan Carlos están dispuestos a aportar dinero para que resida en España, ofreciendo reunir hasta dos millones para alquilarle una vivienda en una zona residencial de Madrid…..¡esperemos que no sea en la zona en que vive Pablo Iglesias!

Por cierto, hablando de Iglesias, el ex abogado de Podemos, José Manuel Calvente, declara al juez que «no podía tolerar que se metiera la mano en la caja», dejando claro que el partido tenía una «caja B» y pagaba sobresueldos, ratificándose ante el juez en que «han metido la mano en la caja» y aportando un dosier de documentos, mientras enmarca la contratación de Neurona en un montaje para financiar la campaña de 2019. Cabe recordar los ríos de tinta que se vertieron con la famosa «caja B» del PP, los sobresueldos y la responsabilidad de Rajoy en el asunto, al extremo de que en buena medida propició su caída y fue la base del triunfo de la moción de censura…..unos presuntos hechos que, paradójicamente, hoy afectan a Podemos e Iglesias, máximos incitadores de no dar tregua entonces en su día ni al PP ni a Rajoy, mientras callan ahora cínicamente cuando en su día ni siquiera daban la oportunidad de la presunción de inocencia que desde aquí yo sí que les concedo hasta que se pronuncien los tribunales…..¡todos no vamos a ser como algunos aplicando la ley del embudo!.

En lo que respecta a otros asuntos cabe citar que ha muerto a los 80 años de edad el líder histórico del PCE, Francisco Frutos, un gran hombre siempre comprometido con la clase trabajadora; que Celáa rechaza que los niños de Baleares tengan al menos un 25% de castellano; que la Liga de futbol anula el Deportivo-Fuenlabrada y deja al Elche en el «playoff»; que Susana Díaz dejó en el cajón facturas por valor de 1.500 millones; que Gibraltar busca seguir ligado a la UE con una reunión aduanera y se distancia por primera vez de la senda de Reino Unido; y que la Justicia anula por defectos formales Madrid Central, con el que Carmena trató de salvar las elecciones…. las multas seguirán mientras el fallo del tribunal, recurrible, no sea firme.

Y del exterior, destacar que las protestas y choques con la policía se extienden en EEUU y los enfrentamientos en Seattle dejan 45 detenidos y 25 policías heridos; que una oleada de manifestaciones en Israel cerca a Netanyahu; que a los 104 años de edad muere Olivia de Havilland, último icono del viejo Hollyvood y ganadora de dos Oscars, recordada especialmente por su papel en «Lo que el viento se llevó»; que las protestas antirracistas en EEUU se sitúan en el centro del debate electoral; que el Tribunal francés concede al etarra Josu Ternera la libertad vigilada, quedando el terrorista libre con control telemático; que treinta mil voluntarios probarán la vacuna anticovid de Moderna en EEUU y el epidemiólogo Anthony Fauci cree que se podría distribuir desde noviembre; que Méjico investiga una operación opaca, valorada en 200 millones de euros, de la supuesta trama del crudo chavista a cambio de maíz mejicano; que los jefes de Google, Apple, Amazón y Facebook comparecen ante el Congreso de EEUU por videoconferencia, pues los congresistas investigan el alcance de poder de las cuatro tecnológicas más grandes del mundo y si afecta a los derechos de los consumidores; y que la UE se queda fuera de la compra masiva de futuras vacunas, mientras EEUU, Reino Unido, Brasil y China acaparan más de 2.000 millones de dosis que ya están previstas.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.