La playa del Postiguet recobra la normalidad este fin de semana tras la retirada de materiales de obra, alisado de arena y montaje de lavapiés y pasarelas

Operarios municipales de Mantenimiento montaban esta mañana en la playa del Postiguet los seis lavapiés que fueron retirados por las obras de descontaminación de una franja de arena afectada por hidrocarburos de una antigua canalización subterránea. Las máquinas hacían también acopio de los tableros para volver a colocar las pasarelas de madera que permitan a los bañistas conectar desde el paseo hasta cerca del agua.

La empresa FCC Ámbito S.A ha sacado hoy de la zona acotada por las obras, con ayuda de una grúa, los dos depósitos con equipos de descontaminación que ha utilizado para depurar unos 600 metros cúbicos de aguas hidrocarburadas como parte de las labores de la contrata, según la información de técnicos de la sociedad.

Las máquinas retiran depósitos y utillaje de obra y las excavadoras cubren los huecos de las extracciones de arena y alisan la zona central de la playa que ha albergado los trabajos.

Las excavadoras también procedían a aplanar toneladas de arena en la playa para cubrir los huecos dejados por las extracciones que han sido necesarias para la descontaminación del área central del Postiguet, la que ha concentrado las obras de saneamiento y limpieza. La previsión es  que este fin de semana la playa quedaría totalmente despejada y al servicio de los bañistas.

Actuación

Los técnicos municipales informaron con motivo de la visita del alcalde, la vicalcaldesa y el concejal de Limpieza y Medio Ambiente días atrás a la zona que los trabajos de descontaminación se han desarrollado sobre un espacio acotado de unos 6.500 metros cuadrados. La mitad aproximadamente, unos 3.000 metros cuadrados, correspondían a la zona perjudicada por el vertido, 2.000 al área complementaria de trabajo y acopio y 1.500 a la zona perimetral de seguridad, frente al edificio central de servicios de la playa.

La zona vallada junto al paseo ocupaba unos 180 metros lineales, aunque se dejó libre una banda de paso para los bañistas en primera línea. Estas vallas metálicas también estaba previsto que fueran retiradas a lo largo del día de hoy. La operación de limpieza ha movido unas 6.000 toneladas de arena manchada o sucia, que se han transportado al vertedero de residuos de Fontcalent. La cota de suelo en la que se ha trabajado para retirar las antiguas canalizaciones y las aguas hidrocarburadas que contenían oscila entre los 0,5 metros y los 2,5 metros de profundidad.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.