Actualidad Alicante

Barcala considera “un atraco” la propuesta que el Gobierno ha dado a conocer para incautarse del remanente municipal

El alcalde tilda de “chapuza, tomadura de pelo y chantaje intolerable” el planteamiento que hace el Ministerio de Hacienda para quedarse con el dinero de los alicantinos sin que tengamos ninguna constancia oficial de la propuesta y sin que se haya discutido y consensuado nada en absoluto con los ayuntamientos”.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, se ha visto hoy negativamente sorprendido por una propuesta del Gobierno de la que se ha hecho eco un medio digital a nivel nacional y que en resumidas cuentas se incauta del dinero del remanente de tesorería de los ayuntamientos, comprometiéndose a devolverlo en distintas anualidades.

Barcala ha rechazado de plano este planteamiento por el fondo y la forma en que se ha puesto sobre la mesa. A este respecto, el alcalde de Alicante, que forma parte de la junta directiva de la Federación Española de Municipios, ha negado que el documento sobre el que se basa la propuesta del Ejecutivo central y del que no se tiene constancia oficial “haya sido analizado y debatido en algún momento en el seno de la FEMP, por lo que estaríamos ante una decisión unilateral del Gobierno de Sánchez, que una vez más desoye a los ayuntamientos, que estamos en la primera línea de batalla contra el Covid, y nos deja sin recursos para hacer frente al incremento de gastos que la pandemía ha supuestos para las arcas locales”.

El alcalde tilda de “chapuza, tomadura de pelo y chantaje intolerable” el planteamiento que hace el Ministerio de Hacienda para quedarse con el dinero de los alicantinos sin que tengamos ninguna constancia oficial de la propuesta y sin que se haya discutido y consensuado nada en absoluto con los ayuntamientos”

En cuanto al fondo, el alcalde de Alicante rechaza la incautación, que califica de “atraco por plantearla sin ningún tipo de consenso”, y sigue exigiendo al Ejecutivo central que “libere el remanente de tesorería, que en el caso de Alicante se acerca a los 40 millones de euros, para que lo podamos usar en políticas de reconstrucción y de ayuda social tras el impacto negativo que ha tenido en la ciudad tanto a nivel de personas y familias vulnerables como de negocios, en especial entre nuestros autónomos y pequeños y medianos empresarios”.

Barcala ha tildado también la propuesta de “tomadura de pelo porque ha hecho saltar por los aires el consenso que en la FEMP se había alcanzado para usar a nivel local estos fondos”. El primer edil de Alicante ha calificado asimismo de “chantaje el planteamiento del Gobierno porque quien no entre en ese mecanismo de prestar el dinero para que le sea devuelto después en anualidades no podrá disponer para nada de sus ahorros. En resumen, que si no le prestamos al Sánchez el dinero, él en represalía lo bloquea en las cuentas para que no lo podamos usar en nuestra ciudad”.

El alcalde ha expresado su voluntad de oponerse con todas sus fuerzas a esta propuesta, que también es rechazada por la totalidad de los alcaldes del PP, y emplaza al Gobierno central a “empezar, en base a las propuestas hechas y consensuadas en la FEMP, una negociación con planteamientos serios y no como los que acabamos de conocer, que no puedo siquiera tomar en serio”.

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: