COLUMNA DE OPINIÓN de Jorge Cremades: «Imprescindible pactar»

Sacar a España del agujero económico en que está metida ni es tarea fácil ni se puede conseguir a base de ocurrencias ideológicas de unos u otros o, mejor dicho, de unos contra otros, por lo que pactar es imprescindible ahora más que nunca y así parece ser que lo ha entendido el PP al dar tregua al Ejecutivo apoyando finalmente el decreto de la «nueva normalidad», que insólitamente ha sido aprobado en el Congreso por amplia mayoría, tras aceptar el Ejecutivo la petición de los populares de que se tramite como ley para permitir enmiendas, con lo que, al final, sólo Vox y el independentismo han votado en contra. Es obvio que la aguda crisis económica aminora el margen de oposición del PP, obligado por la presión interna y externa a votar con Sánchez, quien afianza la vía Cs-PNV y neutraliza el poder de ERC y Podemos, sus actuales valedores. Pero, a su vez, pactar no va a ser tarea fácil a causa del avispero en que está metido el Ejecutivo, apoyado hasta ahora por un variopinto grupo de opciones ideológicas, muchas de ellas contradictorias entre sí. Ya de entrada, la posibilidad de pactar los Presupuestos (verdadera prueba de fuego para el Gobierno de coalición) con Ciudadanos, aprovechando la debilidad de su socio Iglesias por el «caso Dina», divide al Ejecutivo, pero también genera dudas a los naranjas, quienes suavizan sus planes fiscales e incluso parecen estar dispuestos a aceptar la mesa con Cataluña. De un lado, la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, proclama que «los empresarios deben ser un pilar en la reconstrucción tras la crisis» (dando protagonismo empresarial, lo que pone de los nervios a los populistas); y de otro lado Edmundo Bal, portavoz adjunto de Ciudadanos, manifiesta que «si el Gobierno reúne la mesa de la vergüenza, será difícil seguir negociando», que «el PP se tiene que sentar para hablar de los Presupuestos; esa es la responsabilidad de un partido de estado que ha gobernado España» y que «la gestión del Ejecutivo ha sido muy mala, pero nosotros hicimos lo correcto al pactar». Imprescindible pactar, ya ven, pero no cualquier cosa, sino aquello que vaya realmente a favor de superar la crisis, como ha sucedido con el acuerdo para prorrogar los ERTEs hasta el 30 de septiembre, aceptando la patronal in extremis el decreto del Gobierno. No en vano José Vicente de los Mozos, Director Mundial de Fabricaciones y Presidente de Renault-España, advertía que «si los ERTEs acaban en junio habrá 8 millones de parados» y añadía que «no es hora de subir impuestos, hay que sacar al país adelante» y que «hay que elaborar un plan de optimización del gasto público». Tareas contrarias al ideario podemita y todas ellas imposibles de conseguir sin previos pactos entre los agentes sociales, económicos y políticos con el Gobierno. Y todo ello cuando la quiebra de empresas se triplica tras el fin del estado de alarma. Entretanto España da la espalda al carbón y cierra la mitad de sus térmicas, pues siete de las quince centrales que dependen del combustible fósil dejarán de funcionar al ser inviables por el mercado y por la normativa europea. Por otro lado, según el anteproyecto de ley para regular el empleo a distancia o teletrabajo, los empleados podrían pedir un «horario flexible», las empresas tendrán que pagar todos los gastos que cause la actividad desde casa, se contempla el derecho a la desconexión digital en tiempo de descanso y las condiciones laborales deberán constar en un acuerdo por escrito.

Iglesias trata de desmotar la tesis del juez, mientras su exasesora, colocada por él en un medio del partido, copia su línea de defensa para exculpar al hoy Vicepresidente del Gobierno, mientras la Policía refuta que el caso sea un montaje contra Podemos organizado por Villarejo y la Fiscalía investiga las supuestas filtraciones de Anticorrupción al partido a través de su abogada

Mientras tanto el «caso Dina» destapa seis años de cloacas internas en Podemos, el socio gubernamental de Sánchez, hoy bajo la lupa judicial, pues, al parecer, el partido de Iglesias supo en 2016 que dicho caso no era un montaje policial, como cínicamente se pretendió vender, pues, según mensajes secretos de la formación, su abogado jefe admitió en un chat interno que el contenido del móvil es «una filtración y no un robo» cuando Iglesias se presentó ante el juez tres años después como víctima de la «policía patriótica». Un Iglesias, hoy acorralado, que trata de desmotar la tesis del juez, mientras su exasesora, colocada por él en un medio del partido, copia su línea de defensa para exculpar al hoy Vicepresidente del Gobierno, mientras la Policía refuta que el caso sea un montaje contra Podemos organizado por Villarejo y la Fiscalía investiga las supuestas filtraciones de Anticorrupción al partido a través de su abogada. Entre los mensajes secretos de la abogada de Podemos consta «el fiscal dice que parece una estrategia política, que así no lo puede enganchar», revelando dichos mensajes la sintonía con el fiscal Stampa y probando además que el partido buscaba politizar la causa. Un asunto rocambolesco se mire como se mire, que, de probarse en sede judicial, pondría en evidencia el ya clásico cinismo de Iglesias con el único objetivo de sacar ventaja política a costa de lo que sea.

Y ya que estamos en asuntos poco edificantes, cuando no delictivos, el Congreso, como no podía ser diferente en estos casos, aprueba el suplicatorio solicitado por el Supremo para juzgar a Laura Borrás, la portavoz de JxCat, a la que se acusa de malversación, prevaricación, fraude y falsedad documental…..y se aprueba curiosamente con la abstención de los grupos secesionistas, ERC y la CUP, para quienes seguramente lo esencial no es esclarecer en sede judicial las supuestas fechorías de sus señorías, sino protegerlos y evitar que sean juzgados cuando dichas fechorías las cometen políticos secesionistas aunque sean contrarios, como es el caso, a su ideología de izquierdas. Fechorías como las supuestamente cometidas también por el famoso Tezanos, quien, según el expediente de los CIS del Covid, investigados por el Tribunal de Cuentas, mintió descaradamente, ya que sobre los barómetros de abril y mayo aseguró que hubo cuatro ofertas para adjudicar el contrato pero sólo consta una en la documentación, es decir, que se adjudicaron a «dedo» por lo que el Presidente del Centro se enfrenta ahora a un posible delito de malversación por la partida de 90.000 euros.

Entretanto, en plena campaña vasca, la diputada de Vox, Rocío de Meer, es agredida y resulta herida de una pedrada en la cabeza durante un mitin en Sestao mientras Abascal denuncia la permisividad policial con los agresores y mientras algunos dicen que se trató de un montaje y otros que la falsedad de la noticia es el verdadero bulo. Un feo asunto en todo caso ya que el uso de la violencia debiera ser totalmente repudiado por todos los demócratas. Lo triste y lamentable, sobre asuntos de violencia, es que se celebrara en el Congreso el homenaje anual a las víctimas del terrorismo con Bildu pero sin las víctimas ya que ha habido representación de todos los grupos políticos, excepto de Vox, y la mayoría de asociaciones y colectivos de víctimas han decidido no estar presentes, dando un plantón al Gobierno por sus pactos con los herederos de Batasuna. En efecto, las principales asociaciones no acuden por primera vez al homenaje y denuncian los acuerdos del PSOE con los de Otegi, que «han blanqueado a los terroristas», concentrándose frente a la Cámara como protesta y organizando una ofrenda floral. Los argumentos para adoptar esta actitud de rechazo son los siguientes: para Maite Arlauce de AVT «EH Bildu no puede ser tratado como un interlocutor político más hasta que no condene la violencia de ETA»; para Daniel Portero de Dignidad y Justicia «no vamos porque el máximo responsable de Interior ha atacado a la Guardia Civil, el colectivo con más víctimas»; para Paz Prieto de Anvite «no sabemos qué más hacer para impedir que en sede parlamentaria se llame presos políticos a asesinos confesos»; para José Vargas de Acvot «no queremos que se nos utilice para regocijo de los bilduetarras y para lavar la ignominia de este Gobierno»; y para Consuelo Ordóñez de Covite «homenajear a las víctimas en una institución que tiene partidos que justifican a ETA es un ejercicio de cinismo»…..

Los rebrotes doblan en una semana el número de contagios, mientras, al parecer, ya había rastros de Covid en aguas residuales de Barcelona en marzo de 2019

Por lo demás, los españoles vivimos nuestros primeros días de «nueva normalidad» con cierta despreocupación y a la vez con cierto temor a un rebrote que cercene de nuevo nuestras libertades. La realidad es que los rebrotes doblan en una semana el número de contagios, mientras, al parecer, ya había rastros de Covid en aguas residuales de Barcelona en marzo de 2019; España registra 89 casos de coronavirus en un centro de acogida de Málaga y los rebrotes y la apertura de fronteras ponen a prueba el plan de desescalada. Cabe citar además que, según Mar Faraco, Presidenta de Médicos de Sanidad Exterior, «el control visual en los aeropuertos no sirve para nada», justo cuando el control visual en Barajas no detecta ningún positivo entre los 50.000 viajeros que ha recibido desde mayo; que dimite el máximo responsable de las residencias de Madrid; y que, cuando los rebrotes se multiplican por toda España y reabren el debate sobre el confinamiento, Sanidad aún no ha hecho acopio de materiales y Epis frente a una segunda oleada de contagios en otoño, mientras Europa da luz verde al primer fármaco anticovid, el Remdesivir.

Por lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que el Gobierno busca poner orden en la política migratoria ante la reapertura de fronteras, por lo que Interior triplica las ayudas a los países africanos para frenar la salida de pateras y la Vicepresidenta Calvo reorganiza la coordinación entre Exteriores, Interior e Inclusión ante un probable rebrote; que Albert Batlle, teniente de alcalde de Barcelona, dice «en nuestra propuesta puede haber independentistas, pero no es una propuesta para la independencia»; que Margarita Robles nombra a dos mujeres para la cúpula de Defensa que por primera vez estará integrada sólo por mujeres; que Montero ofrece ahora a EEUU rebajar la «tasa Google» tras sus anteriores amenazas; que los Reyes dicen a los turistas «gracias y bienvenidos a España» en Palma en la segunda parada de su gira autonómica; y que Marlaska asciende al general de la Guardia Civil que anunció un plan antibulos, consistente en «minimizar» los bulos contra el Gobierno generando en su día una sonada polémica. Y entretanto las elecciones vascas y gallegas a la vista, mientras, según NCReport, el PNV volvería a ganar en Euskadi, pero necesitaría otra alianza con los socialistas, y el PP de Feijóo revalidaría su cuarta mayoría absoluta en Galicia y frenaría a Vox, con lo que el candidato popular gallego acreditaría que hay alternativa al gobierno de socialistas y populistas, aunque asegura que su «compromiso es con Galicia» y que intentará ser útil a su partido desde allí.

Y del exterior, destacar que Portugal ordena el confinamiento de tres millones de lisboetas; que Guaidó reclama a tres bancos españoles 25 millones que bloquea Maduro, en tanto que la carta a Zapatero une a la oposición venezolana; que la pandemia se desboca en EEUU y el mundo registra ya más de diez millones de contagios; que los narcos atentan contra el Jefe policial de Ciudad de México, quien sobrevive a un atentado cuando su coche fue tiroteado; que Nadia Calviño formaliza su candidatura y se enfrenta a Irlanda y Luxemburgo para presidir el Eurogrupo para lo que cuenta con el apoyo de PP y Ciudadanos; que en las municipales francesas hay un claro triunfo ecologista y un manifiesto fracaso de Macron, con una abstención de un 60%, la mayor en la historia de la democracia francesa; y que, según Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, «la relación entre EEUU, China y Rusia es más disfuncional que nunca», «la UE debe evitar un orden global con EEUU y China como únicos superpoderes», «la OMS pudo cometer errores pero no ayudó a China a ocultar la realidad» y «Europa ha fracasado en garantizar protección a los refugiados» (dicho queda).

                        Jorge Cremades Sena

Si deseas aportar tu opinión sobre esta noticia, por favor, deja aquí tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.